Sionista cambia… Un Campus espectacular

Mejor de lo esperado. Un nivel de capacitación y perfeccionamiento sobresaliente. Pero además, una sensibilidad humana loable de quienes coordinan, patrocinan y dirigen un Campus distinto a otros. En Sionista no hubo un manejo “marketinero” de excepción. Más bien, todo lo contrario. Mesura, humildad, pero inmensa dedicación puestas de manifiesto para brindar un servicio excelso a un montón de basquetbolistas de 14 a 19 años. Hoy concluye con la 4ª sesión desde las 19. Algunos de estos pibes serán parte de los planteles del Centro Juventud a partir del 2018.

 

Maxi Seigorman, Alejandro Trevesse, Flavio Sosa, Nicolás Álvarez, Dani García, José María Guide, y  el nutricionista Gonzalo Díaz encabezaron distintos módulos este martes, en tanto que hoy serán parte del staff el traumatólogo Gustavo Gumpel, Néstor “Pechu” Bogado, Luis “Chuzo” González, programa coordinado por Jagay Levy, Daniel Rewes, y Ricardo Levín entre algunos de los dirigentes que se observaron en el “Moisés Flesler” y cancha auxiliar.

 

Intervienen chicos de Echagüe, Estudiantes, Rowing, Viale, San Martín, Quique, Recreativo, Ciclista, Talleres, Olimpia, y de la “Cantera” local.

Los participantes son:

CAMPUS

U15: Joaquín Fernández, Bruno Caminos, Valentín Maradey, Agustín Ramírez, Santiago González, Santino Bach, Dante Rewes, Tobías Lejtman, Bruno Grandoli, Emiliano Audiza, Fabio Degano, Ignacio Grinovero, Matías Jacob, Tomás Pirola, Bellummia, Santino Sabena, Agustín Gazzaniga, Bruno Gallardo, Román Aranda, Santiago Aranda, Fausto Moussa, Mateo Visnevesky, Joaquín Zapata, Valentín Saavedra, Bautista Brandolín, Lucas Tolaza.

 

U17: Arik Levín, Gonzalo Gumpel, Carmelo Calderón Bourband, Franco Bahl, Bautista Fernández, Elías Centurión, Nicolás Gieco, Marcos Gaut, Marcos Rosello, Augusto Solari, Agustín Caminos, Matías Benedetich, Franco Bach, Jerónimo Grinovero, Emanuel Berta, Tomás Maidana.

 

U19: Uri Lejtman, Emiliano Jatib, Casiano Calderón Bourband, Tomi Ramella, e Isaac Blinder.

 

Metas específicas

 

-Iniciar o mejorar el nivel de los participantes atendiendo, fundamentalmente, a los contenidos tácticos y técnicos del juego.

-Transmitir los valores positivos del deporte.

-Conseguir un marco de convivencia positivo en el que se favorezcan las relaciones personales entre los participantes.

-Realizar las actividades en un entorno lúdico que promueva el aprendizaje divertido de los jugadores.

CAMPUS-3

Metodología primaria

 

La metodología es participativa, activa, lúdica y basada en los procesos de grupo. En líneas generales, los principales puntos de la metodología aplicados son los siguientes:

-Practicar una pedagogía del placer. No se trata de afrontar el trabajo como si fuera una cuestión de éxito o fracaso sino de trasladar la idea de que no hay ninguna propuesta difícil sino apasionante.

-Se mantiene un clima de buen humor que es contagioso y relaja.

-Se analiza cada uno de los ejercicios prácticos propuestos y realizados por los jóvenes jugadores recalcando los logros alcanzados, los mejores momentos o los avances individuales y grupales en el proceso de aprendizaje.

-Se utiliza el juego como elemento que aglutina varias claves que se encuentran en el mundo del deporte: diversión, imaginación, descubrimiento y entrega.

-Se trabaja en la preparación física, prevención y atención de lesiones, alimentación-nutrición.

 

Proyecto

 

La flamante directiva del básquet de Sionista fomenta la disciplina, el esfuerzo y el sacrificio como claves del éxito personal y deportivo, desarrollando óptimas relaciones de convivencia y compañerismo entre los jugadores participantes, asimilando los hábitos, tanto deportivos como higiénicos, indispensables en la formación integral de los jóvenes basquetbolistas.

 

Se procura a la vez incentivar la superación personal para alcanzar metas, inculcar el concepto de equipo, haciendo entender a los jóvenes que es necesario trabajar en común para alcanzar un objetivo, propendiendo a que los protagonistas sean capaces de tomar decisiones por sí mismos y no depender siempre de lo que les digan los demás.