La Justicia le ordenó al Gobierno que le renueve la licencia a OCA

El titular del Juzgado Civil y Comercial Número 10 de Lomas de Zamora, Pablo Tejada, le ordenó al Gobierno que renueve la licencia como operador postal de OCA “provisoriamente” hasta que venza el período de exclusividad del concurso preventivo de la compañía, es decir, marzo del año próximo. La compañía, cuya deuda es de $ 5000 millones, está intervenida a pedido de la AFIP.

 

“Considero justo (…) disponer que el Ente Nacional de Comunicaciones prorrogue provisionalmente la licencia postal de la empresa OCA, hasta el período de exclusividad concursal”, decidió el magistrado, en un fallo firmado el viernes 5 de octubre.

OCA está concursada en su juzgado por un pasivo que ronda los $ 5000 millones. El 24 de septiembre, horas antes del paro general motorizado por Hugo Moyano, Tejada había decidido intervenir la compañía por pedido de su principal acreedor, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y apartar de su conducción a Patricio Farcuh, su titular.

 

El domingo 30 venció la cuarta prórroga de la licencia que el Enacom le había otorgado a la empresa para seguir funcionando como operador postal. Sin embargo, el ente –alegando no haber recibido solicitación formal alguna por parte de la compañía- no volvió a renovarla, con lo cual toda la semana siguiente OCA estuvo en un limbo regulatorio.

Sin embargo, a través de sus abogados, la empresa le había solicitado a Tejada que notificara acerca de la intervención al Enacom y, además, le pidiera que extendiera la licencia durante todo lo que durara el período de exclusividad. Es decir, el plazo que legalmente tiene para, en el marco del concurso preventivo, hacerle una propuesta a sus acreedores. En este caso, marzo.

 

En su fallo del viernes, Tejada advirtió que, si bien no le compete legalmente, ni está dentro de sus atribuciones como juez del concurso, lo hace porque el Enacom presentó una medida cautelar para obligarlo a tomar una decisión al respecto. Más allá de que, para Tejada, esa solicitud resultó una “desatención” que “evidencia un marcado desconocimiento del estado de las actuaciones” o de la ley concursal, alegó “razones de urgencia de público conocimiento” y consideró que “el mantenimiento de la licencia postal es justo y esencial” para “la continuación de la empresa y el resguardo de los derechos de los acreedores y de los miles de trabajadores involucrados”. La compañía tiene 7000 empleados, de los cuales 6300 están afiliados a la Federación de Camioneros.

 

El Enacom, también, le había pedido que se expidiera en relación a Seprit, empresa vinculada a OCA. Sin embargo, Tejada advirtió al organismo que ese pedido “desconoce” que esa compañía no forma parte del proceso judicial, “que nada ha denunciado en tiempo oportuno la concursada o la sindicatura, desde los albores del concurso, respecto de un eventual agrupamiento o vinculación empresaria” y “lo que es muy importante resaltar, erogaciones de dinero en principio efectuadas” a favor de Seprit, que configuren “la médula de un incidente de ineficacia de actos jurídicos”, es decir, fondos desviados injustificadamente hacia ella.