Publicado el 23/6/2018 a las 19:50

Habilitaciones…fiscalizaciones… mancha indeleble de la Gestión Varisco

Habilitaciones…fiscalizaciones… mancha indeleble de la Gestión Varisco

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- En casi dos años y medio de gestión, Sergio Varisco no logró cambiar una tendencia nefasta del mandato de su antecesora, Blanca Osuna: la nula responsabilidad de fiscalizar y habilitar obras o emprendimientos de distinta índole. El azar, el destino ha jugado a favor de quienes no hicieron correctamente los deberes en la Comuna capitalina, como de los propios inversores que gozaron de la franquicia o privilegio en no ser controlados. Las fotos que ilustran esta breve columna lo dicen todo.

 

La puesta en valor del histórico edificio de la Escuela 25 de Mayo incluyó reparación de veredas circundantes, y en Redes Sociales produjo revuelo la recomposición de la acera que da a calle Gualeguaychú, primariamente por la refacción de la vía peatonal, incluyendo rectificación de rampas para discapacitados; pero además, la reubicación transitoria del kiosco de revistas provocó incontables mensajes mordaces, cáusticos e inclusive de pleno fastidio, repartiéndose el histrionismo entre la Municipalidad y el mismo Gobierno de Entre Ríos, a cargo de esa refuncionalización y restauración del precitado Establecimiento Educativo.

 

Basta dar un paseo por la zona para comprobar que hubo, mínimamente, medidas polémicas adoptadas. Y cuando nos referimos a “medidas” no aludimos a toma de decisiones sino a proporciones de las tareas acometidas. Insistimos, las palabras o conceptos sobran. Recomendamos pegarse una vueltita por el sector y verificar cómo quedó todo.

No vamos a opinar sobre ello. Los invitamos a que pasen por allí y comprueben el grado de pericia con el que se trabajó.

 

Ahora, es inevitable reflexionar acerca de quién avaló que el kiosco de revistas, ubicado tradicionalmente en el vértice exacto de la Escuela, sea derivado provisoriamente unos metros sobre calle Monte Caseros, entorpeciendo el 75 % del tránsito de peatones, e imposibilitando casi en extremo la accesibilidad.

Una falta de respeto total, sobre todo a ancianos, discapacitados, y un peligro para niños.

 

Insistimos, lógicamente que se trata de una innovación espontánea y temporal, pero… ¿quién resolvió priorizar el derecho de la fuente laboral del emprendedor de ese rubro, por sobre los derechos de los transeúntes?

¿Quién asumió la responsabilidad de esa traslación parcial sin siquiera predeterminar una pasarela de seguridad?

 

No estamos en contra del pequeño empresario “Canillita”. Para nada… Lo que es más, interpretamos su inquietud. Ahora bien, ¿quién comprende y resguarda los derechos del ciudadano común que desea transitar por las sendas sin obstáculos perniciosos?

Todo esto pudo estudiarse, analizarse, y no recurrirse a parches grotescos. No obstante, así es la Gestión Varisco hasta el día de hoy.

 

En especial, con un espectro comunicacional vergonzoso que ni siquiera logar alertar a la comunidad acerca de estas problemáticas agudas y sensiblemente nocivas para los intereses de los vecinos y por qué no, hasta de los turistas que nos visitan.

Si Varisco quiere reivindicarse en lo que le resta de su mandato, si es que no se registrara en los próximos días algún tipo de “noticia fuerte” sobre su avatar judicial/penal, tendrá que encarar una acérrima transformación de las áreas de Fiscalización y Habilitación, como a su vez, de la manera de divulgar las noticias inherentes a ejecuciones o concreciones respecto a obras.

 

No nos cansamos de asegurarlo: Varisco no está bien asesorado en distintos segmentos de su ejercicio. Y un Talón de Aquiles de ostensible sensibilidad es la esfera de Prensa, con una web de peculiar manejo en cuanto al contenido, y con una radio que ha perdido por completo el crédito de su audiencia.

Etiquetas: , , ,