Voley: Boca (E.R.) 3° en la Copa Banco Provincia

En Tortuguitas, el campeón argentino -Drean Bolivar- se quedó con un nuevo torneo para su extensa colección, luego de vencer a la final al Montes Claros de Brasil por 3 a 1. A su vez, Boca Juniors, que representará a Entre Ríos en la Liga A1, venció a Villa María por 3 a 2.

Después de un inicio adverso, Bolívar encontró el cauce del partido y se llevó la Copa Banco Provincia en Tortuguitas, tras derrotar al Montes Claros en la final por 3-1 (22-25, 25-19, 25-23 y 25-19). El opuesto brasileño Dias fue el goleador de la noche, con 18 puntos.

Con un bloqueo y un ace del central Deivid (otro de los destacados brasileños), el equipo conducido por Marcelo Méndez se adelantó rápidamente a 1-4 y desde ahí se mantuvo con una gran eficacia en la pelota de rotación. El zurdo Dias comenzó a erigirse como un problema para Bolívar, que dependió de los aciertos y errores de Wallace (los dos opuestos, con 6 puntos en el set). Los técnicos llegaron en 5-8 y 12-16, siempre con mejor desempeño del Montes Claros: como prueba, el primer error en ataque lo cometió en 19-21. Un saque fallido de Bolívar marcó el 22-25.

En el segundo, el panorama iba a cambiar, porque Bolívar pasó a ser el de mejores niveles en ataque y Montes Claros, el errático (9 fallas en el set). Dias fue el único que mantuvo su rendimiento en la visita, ante un Bolívar que apeló a su zona central (Gabriel Arroyo fue el goleador local del set, con 4 puntos) y al ingreso de Federico Pereyra, que se quedaría en cancha. Con el saque de William como arma adicional en la recta final, pronto llegó la contra de Guillermo García (artillero de Bolívar con 14) que marcó el 25-19.

El tercer chico fue a pura rotación: los dos obtuvieron cerca de la mitad de sus puntos en la primera pelota. García y Deivid fueron protagonistas en un arranque punto a punto (7-8 el técnico) y los artilleros del set, junto con el ingresado brasileño Piá, que lastimó por las puntas. En ese panorama de paridad, Bolívar se lo llevó con errar menos que su rival y, en el cierre, Arroyo y García se unieron para bloquear y apurar el desenlace. Javier Filardi anotó el 25-23.
La intensidad del Montes Claros no fue la misma en el que sería el último parcial, y por eso Bolívar pudo defender y lograr su mejor marca en la vía del contraataque: 5 puntos en el rubro. Marcadores de 12-9 y 16-12 marcaron el ritmo que llevaron los de celeste, basándose en un buen set de los sanjuaninos Pereyra (6 puntos) y Alejandro Spajic (4). Del lado brasileño no hubo más respuesta que aguantar hasta el toque de Arroyo que decretó el 25-19 final.

De la mano de Bruno

En el partido por el tercer puesto, Boca venció a Villa María por 3 a 2, con parciales de 25-15, 23-25, 25-22, 15-25 y 15-11, con Nicolás Bruno como el máximo anotador del partido con 22 puntos.

En el inicio, Boca se despegó en el marcador por 8-4 aprovechando las falencias en ataque de los de Córdoba . Más tarde, el equipo dirigido por Marcelo Gigante fue mejorando la diferencia ante un Villa María que encontró respuestas para rotar fundamentalmente con sus centrales. Con Gauna desde el saque, los Xeneizes pasaron a ganar por 12-7 y luego sería su bloqueo el que le daría aún más ventajas. Giustiniano se destacó en este fundamento para el 19-9 de Boca en el momento más complicado de Villa María. En el cierre, los de Córdoba descontaron con un par de apariciones del ingresado Ribone, pero no alcanzó. Un bloqueo de Nazareno selló el 25-15 para los de Buenos Aires.

Muy diferente fue el comienzo del segundo capítulo. Un Villa María más regular, sobre todo en el trabajo en el bloqueo y contraataque, empezó arriba por 8 a 4 y a pesar de que Boca logró arrimarse rápidamente con Nicolás Bruno a la cabeza, enseguida los dirigidos por Cichello retomaron el control por 12-9 en un pasaje del partido en el que Cristian Poglajen se transformó en figura de Villa María. Luego, los de Córdoba mantuvieron una alta efectividad para resolver las jugadas en la contra y con Poglajen como el mejor, estableció el 17-13 en una etapa en la que pareció un duelo particular entre el punta de Villa María y Bruno, ambos con ocho puntos en este parcial. Hacia la definición, los Xeneizes se acercaron hasta el 23-24 tras una contra de Bruno y un bloqueo de Gauna, pero en su tercer intento en la misma jugada, finalmente Poglajen selló el 25-23 e igualdad en sets.

Con un buen comienzo de Bruno y Nazareno , Boca llegó arriba al primer tiempo técnico del tercer capítulo por 8 a 5. El equipo de la Capital manejó el desarrollo de este set hasta contar con una diferencia a favor de 11-7 con un mejor desempeño en el contraataque , pero hacia el segundo descanso no pudo mantener esa regularidad y Villa María creció en su juego con Poglajen y Cristian Imhoff como principales salidas. Algunos errores de Boca en ataque permitieron que su rival llegase arriba al segundo tiempo técnico por 16-15 y, a su vez, un bloqueo del opuesto Imhoff dejó a Villa María con una diferencia de 19-16. No obstante, cuando parecían los de Córdoba mejor encaminados para el cierre de set, Boca reaccionó y se puso nuevamente en partido a partir del juego de sus puntas Bruno y Giustiniano y ante un conjunto cordobés que no pudo resolver ese mal momento (22-23). Un bloqueo de Gauna le dio el set ball a los de Capital, quienes lo terminaron definiendo por 25-22.

El cuarto capítulo posiblemente haya sido el mejor de Villa María en esta Copa Banco Provincia. Mejor en la rotación y con un buen arranque de Cristian Imhoff en la contra, llegó en ventaja al primer descanso por 8 a 5. Después de ir arriba por 10 a 9, Poglajen rotó en ese momento complicado y a partir de allí prácticamente todo fue del conjunto de Córdoba. Regular en su nivel, bien en defensa y contraataque y frente a un Boca decaído en su volumen de juego, Villa María se despegó por 17-11 con Imhoff y Cabrera como los que más sumaron. Sin perder el ritmo, finalmente llevó el partido a tie break por un claro 25-15.

Allí, Boca logró en el inicio un parcial de 4-0 con dos aces de Gauna para quedar en ventaja por 4-2 y, más tarde, tras errar un par de servicios, estiró la ventaja a 10-6 con un contraataque de Bruno . Pero en ese momento aparecería la figura de Cabrera en Villa María, quien anotó cuanto puntos consecutivos (tres de contra y uno de bloqueo) para estampar la igualdad en 10. No duró demasiado esa buena racha ya que enseguida Boca volvió a despegarse a partir de su juego en bloqueo y contra y con un buen cierre de Nazareno, resolvió la victoria por 15-11.

Fuentes: Somos Voley y ACLAV.-