Varisco deberá intervenir urgente: ¿Alguien de la Municipalidad saldrá a aclarar este fraude?

Inadmisible. Cometer un error involuntario, incurrir en una falla indeliberada, puede ser tolerado. El punto álgido es cuando se pone, quizás, a funcionar una maquinaria de fraude, de estafa. Avenida Ejercito, justo por delante del ex Complejo de Hindú (hoy Comunitario), NO ES DOBLE MANO. Su sentido es de SUR A NORTE. Sin embargo, el cartel que observan los conductores que van (de oeste a este) por Boulevard Perette (Sur) y trasponen calle San Martín, indica que es una arteria de DOS MANOS. Ahora bien… ¿Por qué en horas claves, lectores de este Diario, han visto a inspectores labrando multas o peor aún, sugiriendo otra clase de acuerdos, con quienes en definitiva NO SON INFRACTORES? Galería de fotos inobjetable.

 

Inaceptable. Es inaudito. Cometer un desliz involuntario puede ser tolerado, infringir una norma sin ánimo tramposo, puede ser disimulado. El punto culminante es cuando se activan resortes de dolo.

Las fotos lo dicen todo. Son incuestionables. El cartel en cuestión, al parecer nuevo, genera confusión, en especial para el turista.

 

Y eso le ocurrió en las últimas horas a un distribuidor santafesino que recorría ese sector de la Capital entrerriana en su utilitario.

No tuvo mejor idea que, dirigiéndose por Boulevard Perette (Sur), al no haber doblado en San Martín, procuró retomar CON LA VENIA, CON EL INDULTO de la cartelería en cuestión, por Avenida Ejercito. Y zas… allí estaba un inspector que lo detuvo rápidamente y tras pedirle todos los papeles le explicó que esa arteria corría con MANO ÚNICA de Sur a Norte. Acto seguido… vino la deshonesta proposición: 2500 razones, contó nuestro lector fiel, fuente constante de información útil a este humilde Diario Digital.

 

Para un paranaense sería obvio no doblar a la derecha; o por qué no, viendo el cartel, cualquiera que no circula por esa zona y ya no le parece extraño una modificación más con tantos cambios implementados con la asunción de Varisco, quizás, tal vez se anime a doblar para la derecha.

El punto en cuestión es que NO HAY CONTRAVENCIÓN. El cartel que fotografiamos es MUY CONTUNDENTE. No está mal ubicado siquiera. No está girado con intención espuria. No hubo un desperfecto creado por manos extrañas para promover desaciertos.

 

O es una falla del segmento municipal a cargo sin ningún propósito oscuro, o todo está perfectamente pergeñado. Así de simple.

Por eso el intendente deberá tomar cartas en el asunto URGENTE y adoptar las medidas del caso, incluyendo investigar actuaciones o procedimientos de sus inspectores.

 

Salvo que cambió el sentido y hay bribones, aprovechadores, que sacan tajada de sus uniformes.