Último adiós a De la Sota en el Centro Cívico

Con profundo dolor, amigos, familiares, militantes y dirigentes políticos despiden al exgobernador José Manuel de la Sota. Los restos comenzaron a ser velados desde las 10 de este domingo en el Centro Cívico del Bicentenario (Rosario de Santa Fe 650). El velatorio se extenderá hasta las 11 del lunes.

 

El féretro llegó minutos antes de las 10 de la mañana y detrás ingresó el gobernador Juan Schiaretti junto con su esposa Alejandra Vigo y los familiares de De la Sota, entre ellos su última pareja Adriana Nazario, sus hijas Natalia y Candelaria y sus nietos.

Luego de un momento para que sus seres queridos, compañeros de la política y familiares le den el último adiós, se habilitó el ingreso al público en general.

 

Visiblemente conmocionado y en medio de un profundo llanto, Schiaretti coloco la banda y bastón de Gobernador sobre el féretro de De la Sota. Un respetuoso aplauso acompañó el momento.

 

Además de funcionarios de la Provincia también se acercó el intendente Ramón Mestre y el Secretario de Modernización, Comunicación y Desarrollo Estratégico de la Municipalidad de Córdoba, Marcelo Cossar.

Aparte de los cinco días de duelo decretados por la Provincia, la Municipalidad de la Capital cordobesa también se sumó a la conmoción y estableció tres días de duelo por el fallecimiento de José Manuel de la Sota.

“Quiero manifestarle a todos los cordobeses y a todos los argentinos el profundo dolor que sentimos quienes compartimos la vida con José Manuel De la Sota (…) Él es mi compañero de toda la vida y mi amigo. Él dio todo por nuestra provincia y nuestra Patria”, dijo Schiaretti al acercarse a los periodistas presentes en el lugar.

 

“Aun en los momentos más difíciles que le tocó vivir a nuestra generación del ’70, mantuvo siempre su convicción democrática (…) Es para nosotros una gran pérdida”, agregó el mandatario provincial.

 

“Seguía trabajando, ahora por unir a los argentinos, que es la manera que tenemos de superar las dificúltales que estamos padeciendo”, sostuvo.

 

“Para el peronismo de Córdoba, para la sociedad cordobesa es una gran pérdida. Por eso también quise colocar sobre el féretro la banda de Gobernador que él me colocara a mí, para que lo acompañara en su viaje final hacia el cielo donde seguramente estará velando por los cordobeses”, cerró.