Tranquilidad: el Gualeguaychú baja

El río Gualeguaychú comenzó a bajar ayer por la tarde, después de varias horas de constante crecida en la zona.

Ante una fuerte sudestada la crecida tuvo su pico ayer sobre el mediodía, cuando Prefectura confirmó una altura de 3,30m. frente al puerto local. Aunque el viento parecía el único elemento que sostuvo por esas horas la crecida, la apertura de las compuertas de la represa de Salto Grande y las fuertes lluvias de los últimos días en Brasil también contribuyeron a la escalada del río.

Precisamente desde Prefectura se informó que “hubo tres factores que alentaron la crecida”, al destacar la acción del viento, la represa y la lluvia en Brasil. “El río se mantendrá en baja y en la semana regresará al cause normal” explicaron.

En tanto, el director de Defensa Civil, Cristian Magne, le dijo a El Argentino que este organismo trabajó en coordinación con Prefectura y Policía (en la noche del domingo) a fin de “evitar sorpresas o situaciones más complicadas”. “Veníamos siguiendo el fenómeno y esperábamos el repunte” dijo el funcionario.
Para Magne “este tipo decrecida podrían convertirse en frecuentes durante el verano, a partir de la acción de El Niño en la región”. El funcionario confirmó que solo se registró una evacuación preventiva de una familia asentada en el Camino de la Costa.