Tarde, pero seguro… Llegó Kyle Sovine

Finalmente, llegó el día. Kyle Sovine se puso bajo las órdenes de Daniel Beltramo. Este ala-pivote de 2m05 despierta positivas expectativas estrictamente por lo que logramos observar de distintas high-lights, situaciones de juego más destacadas de su trayectoria reciente. Ahora solo resta saber si el arribar a días del debut por Liga Argentina de Basquetbol fue conveniente, habida cuenta del proceso innegable de adaptación que todo profesional debe tener, más aún cuando llega por primera vez a otro país o plaza competitiva.

 

Como es habitual, Echagüe no brilla por su contenido comunicacional. Hay buenas intenciones, hay coberturas elementales durante la temporada, pero todo es muy básico. Por eso quizás los medios de Paraná le otorgan tan exiguo espacio, pese a tantos años en el baloncesto rentado, o sin ir más lejos pese a ser uno de los fundadores de la Liga.

Así entonces no se producen promociones movilizantes integrales, no se anuncian lesiones apropiadamente, no se realiza un seguimiento de las mismas, no se concretan “previas” y solo se procede a primarias crónicas destacándose los reportes gráficos, con fotos de notable valía y significativa calidad.

 

Pero la culpa no es de los responsables de ese cometido sino de una dirigencia que reafirma año tras año un criterio particular para con el trato al periodismo y que por lo tanto no invierte lo imprescindible para que el cubrir Liga Nacional implique un compromiso de alto relieve, facilitando, simplificando la gestión difusora y entendiendo que en Paraná no solo que NO SOBRAN periodistas especializados, sino que también hay un equipo de fútbol en Primera A, y una agenda múltiple de disciplinas que despiertan atracción desde distintas aristas.

 

Quizás, algún día, en Echagüe lean con sabiduría que Sionista brilló toda una década -SIN DESCENSOS NI COMPRAS- en la LNB, y pese a un perfil directriz paradigmático en cuanto a lo administrativo, de un día para el otro dijo “no va más” y la Prensa ni se inmutó.

Por lo cual, si un día Echagüe decide bajarle la cortina a su presencia en el Circuito Profesional, el periodismo va a continuar imperturbable ya que no se creó lo que en otras plazas sí se funda.

 

Lo que es más, SOMOS MUCHOS los que creemos con firmeza que eso de “participar” sin aspiraciones, sin pretensiones, con sucesivas decepciones, frustraciones, desilusiones, NO ESTÁ BUENO, pero aún más, ES PATÉTICO si se observa que el “Seguí Participando” NO LE DEJA NADA AL CLUB, o en concreto a su “Semillero”.

SOMOS MUCHOS los que concebimos que hay DEMASIADOS equipos entrerrianos en el mapa de Liga (3 Divisiones), dependiéndose PELIGROSAMENTE del aporte del Gobierno de Entre Ríos, para que se sigan contratando jugadores de otras plazas y no se consiga una representación GENUINA o no se logre una proyección fuerte de nuevas camadas. Es “Vox Populi” el rechazo, la reprobación a esa Política Deportiva estatal subsidiaria SIN NADA A CAMBIO.

 

Por allí, cuando se consiga discernir que el periodismo es CLAVE, es NEURÁLGICO a la hora de CONVOCAR, y obviamente se visualice con sabiduría que las campañas positivas son las que movilizan -valga la redundancia- en POSITIVO, empiece a cambiar el panorama poco satisfactorio.

Mientras tanto, seguirá todo tal cual se viene consolidando desde hace varios años. Un Kyle Sovine que llega días antes del debut, sin saberse el por qué, los pormenores de tan ajustado arribo, sin conocerse cómo viene físicamente, y siendo -repetimos- su primera experiencia en el país.

 

De Sovine ya hemos dicho lo justo y necesario en http://cuestionentrerriana.com.ar/draft-de-la-liga-argentina-echague-selecciono-a-kyle-sovine/

Insistimos con que él como Shepard no son extranjeros de alta tasación por lo cual resultan nuevos experimentos de un Echagüe que viene caracterizándose por contrataciones controvertidas, y un manejo económico de las mismas muy peculiar.

 

De allí que luego, con el correr de las temporadas, llegan a pelear el título los que seleccionaron foráneos con mayores garantías, o hasta quienes apostaron fuerte a mantener estructuras nacionales de proyectos a mediano o largo plazo.

Mientras, Echagüe acumula desencantos y en ciertos casos, hasta fiascos por campañas que insólitamente no se transformaron a tiempo, con una exacerbada cuota de porfía, de terquedad.

 

Sovine y Shepard son una nueva incógnita. Y lo de Sovine, quien daba la sensación de ser el más completo, termina desembarcando en la Argentina a 11 días del debut ante Unión. Un despropósito, al menos sin haberse explicado el por qué dilatar tanto su viaje.

 

Hoy, el “Negro” vuelve a enfrentarse con Santa Paula de Gálvez, pero en suelo santafesino. Otro ensayo con un equipo del Federal (3ª Categoría) con el cual perdió en el “Butta”, soportando una cátedra de Lisandro Ruiz Moreno, quien debe estar frotándose las manos para otra lección en cuanto a la Ley del Ex.

Así estamos otra vez con Echagüe. Basta escuchar programas de radio, leer páginas colegas, repasar diarios, mirar informativos de TV para constatar el casi nulo interés que genera Echagüe y podemos asegurar que en Paraná se ve con mejores ojos lo que están haciendo Ciclista y Estudiantes en la Liga Argentina de Clubes CABB, que esta futura temporada de Liga Argentina.

 

Y no es descabellado suponer, imaginar, que en las próximas noches de Liga Provincial de Primera haya más gente en el “Baglietto” disfrutando de ver al CCP, que en el “Butta”, no solo la loable Familia “Verde” sino con compañía de todo el básquet asociativo por la mera novedad de ver a los de calle Santiago del Estero proyectándose al ámbito Federativo con una sana codicia.

La gente seguidora del AEC se cansó de tantos desengaños y está dolida por blandir como bandera altiva las más de tres décadas de Liga para que no se visibilice ni siquiera UNA promoción de valores de la Cantera PROPIA. O peor todavía… que tantos años de profesionalismo no hayan servido al menos para robustecer las Inferiores y que el club de calle 25 de Mayo explote de pibes soñando con llegar a la Primera Nacional.

 

Créase o no… Es solo una cuestión de actitud… Sí. Tristemente, ha ganado la soberbia, la arrogancia, la altanería. El lisa y llanamente no saber reconocer errores, equivocaciones, omisiones, carencias para propender a saludables mutaciones a tiempo.

Una pena, pues SACRIFICIO HUBO, HAY y SEGURO QUE HABRÁ. Eso nadie lo niega. Lástima que se sigue sin recurrir a ideas renovadoras, a innovar, a cambiar y eso involucra cambio de nombres como de tendencias.

 

Lo mejor que tiene Echagüe es el hincha. Ese hincha incondicional, leal, ese que SIEMPRE está. El que nunca se borra. Por ese hincha los dirigentes deben decidirse a profundizar metamorfosis, por ese hincha, los directivos deben aceptar que es irrevocable apelar a reformas.

Puntos de partida vitales: acérrima autocrítica y apelar a una honda conversión en cuanto a metodología difusora.

Foto: Gentileza Face Oficial AEC.