La heladera de los argentinos pasa por su peor momento y así se muestra en el consumo de carne al alcanzar un mínimo histórico en la cantidad ingerida Seguir Leyendo