Susevich denunció “una campaña sucia”

El dirigente radical Enrique Susevich salió al cruce de la denuncia por el desvío de fondos de la campaña proselitista de 2015 en la que se desempeñó como responsable económico y financiero del frente Cambiemos.

 

Susevich, que actualmente es titular de la delegación local de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), sostuvo que “de ninguna manera” hubo un desvío de fondos, aseguró que “está toda la documentación presentada y todos los gastos rendidos como corresponde” y atribuyó la denuncia “a una campaña sucia” contra Cambiemos.

 

El funcionario nacional y dirigente radical quedó en la mira a raíz de que el Tribunal de Cuentas remitiera al Ministerio Público Fiscal un informe en el que se mencionan inconsistencias en la rendición que hizo el partido sobre el uso que se le dio a dos subsidios del Estado provincial que debían ser utilizados para la confección e impresión de boletas. Este miércoles, los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo iniciaron una investigación por la presunta comisión del delito de peculado.

 

“Hice todo como correspondía y les aseguro que no hubo ningún desvío de fondos”, afirmó Susevich en un comunicado de prensa.

 

También dio cuenta de las notas que presentó al presidente del Tribunal de Cuentas, Federico Tomas, y a la fiscal Lucrecia Zuttión respondiendo a los requerimientos del organismo de control respecto de la rendición de cuentas de la campaña electoral. “Todas las facturas fueron abonadas mediante cheques conforme al resumen de la cuenta única bancaria abierta a nombre del frente electoral, donde fueron depositados los fondos públicos rendidos conforme los conceptos manifestados”, explicó.

 

Susevich, reproducen los colegas de Página Judicial- dijo haber adjuntado planillas con el destino del subsidio por 1.027.687,04 pesos que el Poder Ejecutivo provincial le otorgó a Cambiemos en agosto de 2015 y del aporte no reintegrable de 615.312,90 pesos que le asignó en octubre de ese mismo año, ambos para la confección de las boletas partidarias para competir en las elecciones.

 

“No somos todos lo mismo. Nosotros actuamos con total transparencia y tengo toda la documentación para demostrarlo. Esto es claramente una campaña sucia que algunos sectores, que evidentemente están nerviosos, montan a poco más de un mes de las elecciones primarias”, concluyó.