SIAM echó 20 trabajadores en Avellaneda y en los últimos tres meses ya desvinculó a 165 en total

Este lunes por la mañana los empleados no pudieron ingresar a la planta de SIAM porque el personal de seguridad les acercó el telegrama de despido. Los empleados, mientras esperan respuestas del Ministerio de Trabajo, adelantaron que tomarán “las medidas que sean necesarias”.

 

Otra vez Avellaneda se encuentra en el foco de atención tras conocerse que SIAM echó a 20 trabajadores sin ningún tipo de justificativo. Por ese motivo, los y las empleadas se encuentran en la puerta de la empresa a la espera de una respuesta por parte del Ministerio de Trabajo. En los últimos tres meses, la firma desvinculó a un total de 165 operarios. Los despedidos de Gaelle, histórica fábrica de calzados de la misma localidad, se acercaron para brindar su apoyo.

 

La marca que es controlada por la empresa del grupo NewSan lleva adelante hace meses un proceso de achique de su planta y este lunes se vio otro capítulo más. Durante la mañana, una veintena de trabajadores fueron anoticiados en la puerta de la metalúrgica que ya no eran bienvenidos.

 

“Llegamos a las 5.30 y no podíamos entrar. Los chicos de seguridad nos dieron una copia del telegrama”, contó Alejandra en diálogo con los colegas de InfoCielo. Por ese motivo, ahora esperan una respuesta por parte del Ministerio de Trabajo en el cual la OUM realiza gestiones para buscar una solución.

 

Luego, relató que “nunca recibimos el telegrama en nuestros domicilios y la empresa dice que supuestamente lo enviaron el viernes”. Entonces, aseguró “no hay ninguna justificación. No dicen nada, no alegan crisis económica ni mala conducta”.

La trabajadora despedida dio a conocer que la empresa viene de un proceso en el cual en “tres meses desvinculó a 165 trabajadores”. A su vez, explicó que en julio “cerró el turno tarde con 60 contratados”, que en agosto ofreció “85 retiros voluntarios”, y que ahora despidió a 20 empleados.

 

En este marco, manifestó que recibieron la vista y el apoyo de “los trabajadores de Gaelle, del tren Roca y vecinos de la zona”. Ante la consulta de cómo piensan encarar la situación para defender sus puestos laborales, respondió: “Tomaremos las medidas que sean necesarias”.