Si Musimundo puede… ¿Por qué yo no?

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- Ya es una postal repetitiva y un espacio narrativo redundante. Pero no vamos a parar hasta que alguien en la Municipalidad de Paraná tenga la gentil actitud de informarnos pormenorizadamente del por qué camiones que transportan electrodomésticos pueden estacionar indebidamente en el microcentro de esta Capital. Peor aún… ¿Por qué se les permite aparcar sobre el mandapeatón y luego sobre la misma vereda? Galería de fotos.-

 

Una inspectora que, extrañamente, cooperaba con empleados de Musimundo bajando artículos del camión tuvo la gentileza de admitir: “seguramente que no es la mejor ubicación pero se realiza en un horario permitido a través de un convenio con la Municipalidad y la empresa se hace cargo de cualquier rotura de la acera. Yo podría cortar el tránsito en calle Corrientes pero prefiero que haya más fluidez de este modo. Son unos minutos nada más, y los chicos del depósito de Musimundo junto al chofer me asisten controlando que el camión no afecte a los transeúntes o a otros vehículos”.

 

Ahora bien… Lo contradictorio es que nuestras fotos revelan todo lo contrario. El disgusto cotidiano de los caminantes se hace sentir sin disimulo, en especial personas de la Tercera Edad o ciudadanos que trasladan discapacitados no ocultan su fastidio reproduciéndose periódicamente en Redes Sociales con el ya tristemente célebre “Estacioná Donde Quieras”.

La precitada funcionaria también fundamentó que otros frentistas rompen de distinto modo sus veredas y no las reparan, “en cambio Musimundo se hace cargo de manera permanente de toda reparación que sea necesaria si hubiese sido producida por esta carga y descarga”.

 

Mientras, comerciantes de la zona dicen precisamente todo lo contrario y ya no saben cómo y/o a quien denunciar tanta arbitrariedad.

Lo concreto es que bastaría, alcanzaría con una comunicación precisa por parte del municipio, explicando derechos y obligaciones de la firma transportadora como de la propia empresa que tiene dos locales en pleno microcentro paranaense pero es el de Andrés Pazos y Peatonal el que más complicaciones provoca para el tráfico en horas pico.

 

Le consultamos a la inspectora si quizás no se solucionaría todo realizándose estos operativos entre 22 y 06 hs. y no vaciló en expresar: “es que se tiene en cuenta el horario de trabajo de los empleados, por eso se firmó el convenio respectivo de autorización. Todo es en el marco de la ley”, mientras colaboraba como una empleada más de la reconocida cadena, seguramente buscando agilizar la operación y así liberar la zona.

La actitud, loable, por cierto, pero… ¿es ese su deber?

La pregunta clave es, ¿qué ocurriría si se juntan más camiones de otros comercios? O … por qué no… ¿si Musimundo puede, por qué yo no?