Se siente, se siente… ¿Manes presidente? (Tinelli vice)

Francisco De Narváez está de vuelta. El “Colorado” está decidido a invertir en un armado para volver al ruedo electoral el año próximo. Su obsesión es hacerle daño a un enemigo personal: Mauricio Macri. La idea es aliarse con Facundo Manes y Marcelo Tinelli. Claro que, de los tres, el que incrementa día a día una óptima imagen es el reconocido neurólogo, a quien últimamente se lo ve recorriendo todos los canales de mayor impacto y mide muy bien.

 

En febrero, De Narváez reunió a un grupo de personas en una cena. Fue después del recital de Rod Stewart en GEBA. Allí entre platos gourmet y buenos vinos blanqueó su interés por armar una alternativa política que le haga frente a Cambiemos.

 

En rigor, más que un armador político, el “Colorado” se alza como un financista de un armado. Así lo dejó en claro en la cena donde los nombres de los comensales mostraban lo variopinto de la convocatoria.

De Narváez dejó en claro su objetivo: hacerle daño a Macri. Es que ambos son enemigos desde hace muchos años.

 

El odio entre ambos es radical, siempre compitieron por política, negocios y fama. Quienes participaron de cerca en la campaña de 2009 (en la que Macri, De Narváez y Felipe Solá derrotaron a Néstor Kirchner) recuerdan la tensión cada vez que estaban juntos.

 

En los últimos meses, De Narváez pasa sus días entre Argentina y Estados Unidos. Es que en tierras norteamericanas se estaría tratando de un problema de salud. Sin embargo, el “Colorado” está decidido a volver a la escena electoral y piensa en armar algo transversal en la provincia de Buenos Aires y buscar un emergente a nivel nacional.

 

Se sabe que lo quiere a Marcelo Tinelli, esa es la figura máxima que puede encarnar un proyecto presidencial. Es claro que el conductor de Show Match no tiene competencia en niveles de conocimiento y puede mostrar su gestión en San Lorenzo, si se quiere un camino similar al que hizo Macri en Boca Juniors.

 

Quien está jugando de lleno en el -todavía incipiente- armado es Facundo Manes. El neurólogo se fue muy mal del espacio de Cambiemos tras el cierre de listas del año pasado. Por esos días, Manes tenía cerrada su candidatura a diputado nacional a través de un acercamiento a María Eugenia Vidal.

Sin embargo, los problemas asomaron en las horas previas al cierre cuando desde el PRO quisieron cobrarle al radicalismo por ese escaño. Desde la UCR no reconocieron al neurólogo como propio y su lugar en la lista de deshizo.

 

Esta semana Manes pasó por Crónica TV y dejó muy claro su posición respecto del gobierno. “Necesitamos tener un propósito de país. Hoy no sabemos cuál es el objetivo a mediano plazo. ¿El propósito de este país cuál es? ¿Bajar la inflación? Yo quiero vivir en un país que tenga otro propósito”, dijo y trazó un panorama social que ni La Cámpora se animaría.

 

“De 10 chicos, cuatro tienen malnutrición. La mitad de los chicos viven en la pobreza. De 100 chicos que entran a la primaria, la mitad abandona cuando llega a la secundaria y de los que se reciben solo la mitad comprende un texto. Nosotros tenemos un país que no sabe leer, que no come bien”, afirmó.

 

Ahora bien, De Narváez sabe que Tinelli es un “peso pesado” por su popularidad. Por eso las dudas respecto al esquema. ¿Tinelli presidente y Manes vice, o viceversa? ¿Y De Narváez? El “Colo” irá de lleno por la gobernación invirtiendo fuertemente.

Manes hoy tendría el aval de la clase Media-Media Baja y hasta de sectores más carenciados o vulnerables por su sencillez.

 

Asimismo, ​ el neurólogo clínico y neurocientífico creador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO), presidente de la Fundación INECO, ex rector de la Universidad Favaloro​ y director del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro está muy bien visto entre los empresarios y clase “poderosa” del país, especialmente por su formación universitaria en Cambridge.

 

Sus orígenes en Quilmes y crecimiento en un pueblo llamado Arroyo Dulce, donde su padre era médico rural y la posterior mudanza a la ciudad de Salto ubicada en el norte de la provincia de Buenos Aires, lo acercan sensiblemente a los vecinos bonaerenses.

 

A pesar de tener su primera experiencia en una Unidad Básica Peronista, Manes reconoció tener un “corazoncito radical”, sin embargo, su posible involucramiento generó cruces dentro del radicalismo.

 

Si hay que analizar más exhaustivamente su perfil político, en 1985, a los dieciséis años ganó la conducción del centro de estudiantes de la Escuela Normal José de San Martín, de Salto, en la Provincia de Buenos Aires; mientras que, en 2002, junto al ex militante de la UCeDe Marcelo Bomrad, participó de la formación del partido político “1810”, con el objetivo de “refundar el país”.

 

En julio del 2016 se sumó al gabinete de la gobernadora del PRO María Eugenia Vidal, en calidad de asesor. A fines de junio del 2017, el gobierno de Mauricio Macri le ofreció el segundo lugar en la lista de diputados de la Provincia de Buenos Aires, pero éste rechazó el ofrecimiento.

 

El hipotético proyecto de De Narváez no es utópico y de darse sería la más acérrima alternativa opositora teniendo en cuenta el desprestigio que logró sembrar Macri respecto al Peronismo, Pejotismo, Kirchnerismo, amén de las intenciones siempre expectantes de Massa y su sector.