San Martín y Paraguay: una esquina que precisa mayor control

Las fotos lo expresan todo. Uno de los dos tuvo la culpa, obvio. Y hasta quizás los dos; lo cierto es que en la intersección de San Martín y Paraguay, a solo una cuadra de la Peatonal Mayor de Paraná, suelen registrarse esta clase de percances automovilísticos, por ahora sin víctimas.

 

La cercanía de un nosocomio de reconocido prestigio y otros consultorios de salud, el Complejo Educativo “La Pecera”, una parada de colectivos, un comercio donde no solo se puede apostar al azar sino también pagar servicios, un SUM (salón privado de usos múltiples) y una sinagoga, representan, amén del intenso flujo que transita por Paraguay-Carbó de Oeste a Este, motivos suficientes para que a menudo se quebrante o infrinja las normas en especial de estacionamiento.

 

De este modo, sin control alguno de las áreas competentes de la Municipalidad de Paraná, se susciten distintas coyunturas, siendo la más normal, ver a micros doblar de oeste a sur (hacia mano derecha) subiéndose a la vereda peligrosa y dañinamente, casi rozando el tradicional local de mimbrería.

 

El último percance fue este choque que se aprecia en fotos exclusivas de nuestra inquieta cámara. Las causas, se tratan de establecer pero lo indudable es que esa esquina precisa de mayor control para que NADIE cometa infracciones y de este modo se prevenga esta clase de accidentes.

 

Primordial: remarcar varios metros de la esquina para que se estacione por San Martín llegando a Paraguay, en pos que los buses puedan doblar sin dificultades; señalizar convenientemente la parada de colectivos en esa intersección; aplicar cartelería para que no se estacione en esa área; verificar pericia de manejo de conductores de micros; hacer respetar la mano del transporte de pasajeros en esta clase de sectores de la Capital.