Publicado el 12/3/2018 a las 18:30

Rolandelli dice “basta”: pega el portazo contra los violentos

Rolandelli dice “basta”: pega el portazo contra los violentos

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- Por más que se intente disimular, la crisis en Patronato es inocultable. Nelson Rolandelli acaba de admitir que abandonará  su cargo de vicepresidente a raíz del gravísimo episodio soportado a fines de la pasada semana en su domicilio. Coincidentemente, las pericias realizadas determinaron que el arma utilizada para atentar contra el dimitente directivo “Rojinegro” es la misma que se usó posteriormente en el crimen del Thompson, ambos hechos acaecidos en la madrugada del viernes.

 

La noticia provocó profunda consternación no solo en los pasillos futbolísticos, sino en toda la sociedad paranaense. La vivienda de Nelson Rolandelli, dirigente del Club Patronato, fue baleada en la madrugada de este viernes http://cuestionentrerriana.com.ar/balearon-la-casa-del-vicepresidente-de-patronato/

 

La mayoría de los medios periodísticos apuntaron directamente a la “Barra Fuerte” de la entidad “Santa”, aludiendo a que el execrable amedrentamiento se perpetró a raíz de las consecuencias judiciales por el repudiable suceso registrado el año pasado en el “Grella” (agresión a niños y tutores del Club Deportivo Strobel).

 

Uno de los efectos colaterales, amén de lo estrictamente jurídico, fue la quita de entradas “de protocolo” a los “Barras”, pero a la vez, se modificó la ubicación de la “hinchada fuerte” y la “Tribuna Grella” pasó a ser un sector común de la afición “General”, otorgando mayor comodidad a los aficionados y restringiendo espacio a los “fanáticos” que además estarán severamente controlados según la promesa policíaca.

 

Estas medidas, y otras decisiones internas, amén de las sentencias tribunalicias, provocaron elocuente inquina en el seno del grupo violento que  ya venía dando señales de una incipiente agresividad a través de diferentes actitudes.

 

Lo concurrente es el tema “droga”. Y vaya combinación, en una misma noche, el presunto autor de un crimen en el Thompson, enmarcado en un hipotético “ajuste de cuentas”, habría sido también el responsable de la abominable intimidación sufrida por Rolandelli.

 

Muy peculiar… la Policía de Entre Ríos allanó una vivienda del barrio Municipal y detuvo a uno de los sospechosos: Pablo Daniel Olivera, conocido como “Pela”.

Su tío es Gustavo Barrientos, el tristemente célebre “Petaco”, preso por un doble homicidio en Ezeiza.

 

El padre es Roberto “Freddy” Olivera, preso por intento de homicidio, quien estuvo prófugo desde mayo del año pasado y lo recapturaron en enero.

Dicen que “Freddy” y su cuñado Barrientos, coincidentemente, lideran/ban la “Barra Fuerte” de Patronato.

 

O sea… “Barras-Droga-Crimen” y en el medio, dirigencia atemorizada, amenazada y/ hasta escarmentada. Un coctel explosivo.

Rolandelli da un paso al costado seguramente atribulado, angustiado pero al mismo tiempo indignado por tener que sufrir tanta inseguridad.

 

Y no está mal que proceda así. En especial por su Familia. Apoyamos su decisión. Nos ponemos en su lugar e interpretamos cabalmente su sufrimiento.

No nos cabe la menor duda que en lo más profundo de su intimidad, desea ponerle el hombro al club, pero entiende que el ciclo está cumplido. Y es lógico.

 

Lo que es más… Estamos absolutamente seguros que llegarán más renuncias. Vivir así no es vida. Se ofrendan horas y horas por ajustar cada detalle referente a lo que implica competir en el más alto nivel  futbolístico argentino.

En este controvertido país hay muchos dirigentes de AFA que se han enriquecido con el fútbol y hasta hubo uno que llegó a la presidencia de la República u otros se han encumbrado política o sindicalmente.

 

Pero la mayoría, incluyo a los tesoneros directivos de Patronato pusieron (y ponen…) plata de sus bolsillos para lograr insertarse en el círculo privilegiado donde mantenerse cuesta cada vez más.

Pregunto: ¿y si hoy renunciara masivamente la mesa directriz del “Patrón” esgrimiendo una justísima razón como es sentirse inseguros? ¿Qué haría el Gobierno de Entre Ríos? ¿Qué haría la Municipalidad de Paraná? ¿Qué haría la Policía de Entre Ríos? ¿Qué haría la Justicia entrerriana? ¿Qué haría la AFA?

 

No es descabellado que en algunas horas haya una adhesión masiva a la declinación de Rolandelli. Sería un INTELIGENTE replanteo. Pero a la vez, una muestra de sensible autocrítica.

 

El sábado fuimos categóricos en nuestro posicionamiento http://cuestionentrerriana.com.ar/microclima-enrarecido-en-patronato-inutil-encender-la-mecha/ Hoy se lamenta el poder tóxico, la influencia nociva de quienes se apropiaron de la vida pacífica de un club histórico que supo tener hinchas fervorosos, hinchadas apasionadas, pero no tan exacerbado conflicto de intereses por cuestiones extra (o anti) deportivas.

 

Y un día, los sanos dirigentes que dedicaron sus vidas al engrandecimiento de esta entidad, deberán reconocer que por inexperiencia, por ingenuidad, por candidez, o hasta por malos asesoramientos no pusieron desde el vamos los límites más estrictos a personajes nefastos que han mancillado la integridad de un club que supo ser paradigma a lo largo y ancho de la Provincia.

Etiquetas: , ,