Policías que honran a la Fuerza

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- No se observan a menudo las postales que registró la cámara (o el celu) de Somos la Ciudad. Fue un hecho que al menos a nosotros, con nuestra particular Línea Editorial, ocasionó se piante un lagrimón. Debería ser común, habitual, pero sinceramente no se ve seguido en la Peatonal. Un agente de la Policía de Entre Ríos trasladando, cuesta arriba, a un sexagenario, quizás minusválido. Lindo gesto.

 

Y seremos francos, ultra honestos. Antes de redactar estas breves líneas pensamos: “¿y si perjudicamos al uniformado por haber abandonado su puesto…?”.

 

Por ello, le consultamos a otro uniformado si podría ocasionarle algún daño al protagonista de la emotiva escena con el reproducir esas notas gráficas y nos tranquilizó diciendo: “no hay problemas, es muy común que crucemos ciegos o ayudemos a personas de la Tercera Edad, no solo vigilamos o estamos listos para poner orden en situaciones diversas de alteración. Es nuestro deber ayudar a quien lo necesite”.

 

Le dimos la mano, lo felicitamos, e hicimos extensivo el saludo al agente que promovió nuestra reflexión, y nos fuimos pensando que no todo está mal en esta paradójica sociedad paranaense, como nos dio satisfacción sentirnos protegidos, sabiendo que hay MUY BUENOS POLICÍAS más allá de cómo ha crecido la marginalidad y la inseguridad.