Publicado el 12/6/2018 a las 00:06

Poco elegante actitud del secretario de Medios de la Comuna, deshonrando a la viceintendenta

Poco elegante actitud del secretario de Medios de la Comuna, deshonrando a la viceintendenta

El secretario de Medios de la Municipalidad de Paraná, José Escobar, tuvo un comportamiento poco acorde a la investidura que exhibe durante la accidentada última Sesión del Honorable Concejo Deliberante capitalino. Con epítetos desafortunados y ademanes histriónicos o gestos insolentes, agraviantes e intolerantes, el precitado funcionario constituyó una actitud de neta irrespetuosidad contra la viceintendenta, Josefina Etienot.

 

Fue una sesión donde abundaron las conductas incoherentes. Desde una tribuna que asumió un proceder desafiante, concejales que aprovecharon el clima beligerante para abandonar el recinto, un intendente que no supo ni quiso manejar su propia ansiedad por hablar ante los consejeros, un séquito de funcionarios con rostros que desnudaban muecas provocadoras o mordaces, y una máxima autoridad del Cuerpo a la que tal vez le faltó cintura para contrarrestar el adverso clima.

 

Claro que, todo lo expuesto, no atenúa el proceder irreverente y hasta grosero de un Escobar que, a principios de la gestión, volvió a evidenciar rasgos de despotismo execrable, hasta trasuntando un poder ilimitado y dándose el lujo de poner en tela de juicio órdenes del propio presidente comunal.

Escobar es uno de esos políticos que acapara poderío y no titubea a la hora de ostentar su influencia o voz de mando.

 

No es la primera vez que objetamos su gestión. Lo hicimos poco después de asumir Varisco. Pero no se tuvo en cuenta nuestro veredicto.

En verdad, se le concedió más autoridad. Y ese imperio que montó, rodeándose con fieles periodistas bien recompensados, tuvo su corona con la Radio Municipal erigida en la terraza del colosal edificio de las 5 Esquinas.

 

Escobar es el fruto de lo que le permitió Varisco. O mejor dicho, Escobar es un producto de la permisividad de un Varisco que le dio un rol estelar.

Entonces, no asombran sus modales, el modo -precisamente- de conducirse, faltándole el respeto a Josefina Etienot. Él es así. De hecho, fue entrevistado por colegas y no se inmutó ante los atentos cuestionamientos que se le enrostrara.

 

Para Escobar lo ocurrido es normal. Él se mueve así, y el intendente se lo permite. No hizo nada que nos sorprenda. Claro… quizás algún día se tope con alguien que lo ubique. O, por qué no, en lo que le queda de mandato Varisco se reivindique y tome las medidas apropiadas.

Una pena que en el seno del periodismo paranaense no haya una voz coincidente con nuestra visión. Así estamos… Claro…

Etiquetas: , , ,