Pese a una tasa de interés exorbitante, el dólar igual rebotó y subió a $39,44 en bancos

El dólar volvió a subir y recuperó algunas posiciones, después de tres ruedas seguidas en las que descendió un acumulado de 8,6%, en un marco signado por el plan oficial de retiro de pesos de la “calle” por medio de otorgar un incentivo de altas tasas de interés, las cuales ya se ubican cerca del 73% anual.

 

A través de las Letras Líquidas (Leliq) del Banco Central a 7 días, el Gobierno está captando los billetes nacionales en manos de los bancos para que los mismos no vayan a dolarizarse, y así calmar la tendencia alcista del tipo de cambio en un contexto en el escasea la oferta genuina de divisas.

En este nuevo escenario, a lo largo de la semana la tasa de interés ofrecida para seducir a las entidades y vender estos papeles fue cada vez mayor, debido a que el lunes pasado se ofreció 67,2% y fue incrementándose hasta alcanzar este jueves los 72,8%. Es decir, creció 5,6 puntos porcentuales en cuatro días.

 

En la subasta de la última jornada se adjudicaron Leliq a 7 días por $97.709 millones, a una tasa promedio de corte de 72,8%, que llegó en algún caso a adjudicarse un máximo de 74%.

De esta manera, en los cuatro días de la semana, el Banco Central ya colocó un total $331.000 millones en estos papeles. El propio BCRA afirmó que “continuará realizando diariamente subastas de Leliq a 7 días para cumplir con la regla de crecimiento nulo del promedio mensual de la base monetaria que entró en vigencia el primero de octubre”.

 

Todo en un marco signado por el debut en la semana de la banda de flotación del tipo de cambio, en la que se podrá mover entre $34 y $44 sin intervención oficial.

El precio del billete mayorista cerró este jueves con un alza de 61 centavos (1,7) a $38,30, un nivel estable si se compara los valores alcanzados en las últimas semanas, sobre todo si se tiene en cuenta que el viernes pasado tocó un máximo histórico $41,25.

 

En resumen, con máximos en $38,75 y mínimos en $37,85 por unidad, dieron cuenta del extenso recorrido exhibido por la cotización del dólar en el segmento mayorista.

El precio del billete estadounidense subió este jueves como consecuencia de una mayor demanda, de hecho, el volumen total negociado subió cerca de 16% en la rueda para totalizar u$s459,2 millones.

 

Este aumento en la cantidad operada se debió a que muchos operadores e importadores estuvieron analizando durante los primeros días de la semana el comportamiento del precio de la divisa, sobre todo despues de las medidas tomadas por el Banco Central para intentar calmar a la City. Por ello, luego de bajar cerca de 9% en tres días, algunos consideraron que era el momento de comprar.

Por su parte, en el segmento minorista, el promedio de las cotizaciones entre las entidades de la City, según la encuesta que realiza el Banco Central, subió 71 centavos hasta los $39,44.

 

En el caso del Banco Nación, el valor al público ascendió 60 centavos hasta los $37,40 para la compra y $39,20 para la venta.

El precio máximo encontrado en las ventanillas llegó a cerrar en $39,90 en el Patagonia, seguido por los $39,60 en ICBC y HSBC.

 

En cuanto al blue, en el mercado marginal se lo vendió con una baja de 50 centavos por menor demanda y mayor oferta en este segmento, por lo que se negoció a $38, lo que representa que quedó $1,44 por debajo (-3,7%) del promedio oficial minorista.

Este incremento se reflejó en las posiciones a futuros que se negociaron a diciembre de este año que se operaron en el Rofex, debido a que avanzaron 2,5% hasta los $43,75.

 

En el mercado a plazo se operaron u$s805 millones, de los cuales más del 50% se pactó a octubre y noviembre a $39,95 y $42, con tasas del 58,2% y 61,9% anual.

La avance del dólar también fue atribuído desde la City al efecto que genera sobre los emergentes la suba de la tasa de los bonos del Tesoro a 10 años en los Estados Unidos, que ayer subió más de 3%, porcentaje en el que no se ubicaba desde hace siete años.

 

“Hoy es más de afuera que otra cosa. Los sueldos han sido destrozados, estimo que entre la suba del dólar más la inflación este mes el balance cambiario del BCRA debería dar caída fuerte de los dólares comprados por la gente”, explicó el analista financiero Christian Buteler.

En cuanto a las repercusiones del aumento sostenido de la tasa de interés y las respuestas del Gobierno para lograr estabilizar la economía, el economista Juan Carlos de Pablo analizó: “No es lo mismo tener una tasa estrafalaria un fin de semana que varios meses”.

 

En la misma sintonía, el economista Gusta Ber dijo: “Estas tasas de interés tan altas no son sostenible en el mediano plazo. Es una medicina muy dura con efectos colaterales como la profundización de la recesión”.