Publicado el 13/4/2017 a las 11:56

Pascual Passarella analiza el conflicto APB – FBER y admite estar listo para volver

Pascual Passarella analiza el conflicto APB – FBER y admite estar listo para volver

Fue arduo, complejo, pero finalmente aceptó el uno contra uno. No es de esos dirigentes que se fascinan y/o se sienten atraídos por micrófonos, grabadores o cámaras. Su perfil es ultra bajo, campechano, sencillo. Digamos que es hasta esquivo de flashes y reportajes. Si bien defiende con espontaneidad, tenacidad y noble pasión sus posiciones, asume, generalmente, un enfoque distante a lo controversial o a lo confrontativo. Prefiere, en el debate, el consenso, la anuencia. Pascual Passarella dialogó, en exclusiva, con Cuestión Entrerriana. Se ubica en las antípodas del pensamiento que esgrime Leandro Blanc, actual presidente de la Asociación Paranaense de Basquetbol y anuncia sin pelos en la lengua que está listo para la “Operación Retorno”.

 

Cumplió. Finalmente cumplió. Y hasta nos tapó la boca pues fueron innumerables las llamadas a su teléfono para que se atreva a elevar su voz, a dar su perspectiva, sobre la Gestión Blanc al frente de una Asociación que supo dirigir, dejar en orden y con pleno superávit.

Luego de incontables amagues, Pascual Passarella  accedió a la charla “on the récord”. Y no titubeó ante cada pregunta. Se mostró prudente, mesurado, reflexivo, sin perder convicción.

 

Reafirmó su discrepancia con el proceder de “Cacho” Blanc al frente de la APB, instó a los dirigentes a reflexionar y obrar en consecuencia, exhortó a que Blanc renuncie en la próxima Asamblea, como avaló que resurgió su aspiración a volver a dirigir los destinos asociativos.

Una nota imperdible. De esas que vale la pena leer con suma atención.

 

-¿Cómo vivís el conflicto entre el básquet de Paraná y la FBER?

-¡La verdad que muy preocupado! Por lo que leo y escucho, no vislumbro que haya posibilidad alguna en que las partes se sienten a dialogar para encontrar una solución al problema, sobre todo desde la dirigencia de nuestra Asociación. Deseo recapaciten a tiempo.

 

-El día que delegaste el mando en manos de Leandro Blanc, ¿imaginaste esta realidad o presente?

-Nunca imaginé que el presidente Blanc llevara a la APB a este conflicto con nuestro ente madre. Todo tiene su límite. Insisto que hubiera sido muy positivo en su momento un diálogo entre las partes, pensando fundamentalmente en los actores principales de este hermoso deporte: los jugadores.

 

-¿Durante tu gestión alguien propuso declarar “persona no grata” a un par directivo de otro club o Asociación?

-Nunca se llegó ni siquiera a pensar o a imaginar una situación similar.

 

-¿Qué reflexión te merece lo ocurrido con la declaración contra el Dr. Arnoldo Abasto?

-Me extrañó mucho que los clubes aceptaran, según manifestaciones vertidas desde la APB, “en forma unánime”, cuestión que después se supo que no fue  así. Creo que al ser el presidente de la APBF, que nuclea casi en su mayoría a la mismas instituciones de la rama masculina, era un tema que deberían haberlo tratarlo los presidentes de los clubes. Me parece que hubo una falta de respeto mayúscula. Los clubes tendrían que haber escuchado la otra campana.

 

-¿Te imaginás una Asociación Paranaense separada de la FBER?

-Si alguien pensara en esta situación, es porque estaría lejos de ser “dirigente de básquet”, al no conocer la reglamentación vigente. Si existiese algún dirigente con este pensamiento, que se dedique a organizar un torneo interbarrial o comercial.

 

-Fuiste presidente de la APB; ¿pensaste alguna vez en recurrir a esta separación?

-Jamás se me ocurrió pensar en esta situación. Creo que mi pensamiento al respecto te lo dejé expresado en la respuesta precedente.

 

-Conocés a muchos dirigentes de clubes, entre ellos a varios presidentes, ¿coincidís en que puede haber un cortocircuito entre lo que piensan y ejecutan delegados y/o responsables de subcomisiones y máximos directivos de las entidades?

-No sé si llamarlo “cortocicuito”o intereses de partes. Un ejemplo de esto fue en la elección que me gano el actual presidente Blanc, en la cual integrantes de subcomisiones de varios clubes apostaban a la continuidad de nuestra gestión y los presidentes decidieron lo contrario, en muchos de los casos -supuestamente- presionados por el poder político de turno de ese momento.

 

-¿Estarán empapados todos los presidentes de las instituciones acerca de la coyuntura que afecta al básquet de Paraná?

-Creo que muchos de ellos no han tomado la dimensión de la gravedad del caso. Sería muy bueno que los presidentes mantuvieran en forma directa una reunión con el Ing. Álvarez antes de que tomen una definición errónea que podría llegar a perjudicar en un futuro inmediato a nuestro básquet.

 

-Te fuiste de la APB y Luis González fue uno de los impulsores del Pro Basquet. El “Chuzo” acaba de renunciar a su responsabilidad en la APB. ¿Qué análisis hacés de ello?

-En este punto prefiero no emitir opinión al respecto ya que desconozco los motivos por los cuales renunció el “Chuzo”.

 

-Durante tu gestión, las actas se publicaban semanalmente y se daban a conocer los números de los clubes en cuanto a sus compromisos ante la Asociación. Hoy la APB no ejerce esa modalidad transparente. ¿Cuál es tu visión al respecto?

-Creo que en toda Organización seria se debe dar a conocer aquellos actos que sean de interés general para la sociedad. No veo justificativo alguno en no dar a conocer las actas de reuniones semanales como lo hacíamos en nuestra gestión. Algún fundamento deberán tener para no hacerlo. ‘No solamente es parecer sino ser…’.

 

-¿Coincidís en que las deudas de los clubes profundizan la dependencia en -hipotéticamente- consentir todo lo que propone Blanc?

-Desconozco en profundidad si hay clubes que mantienen deudas con la APB. Así lo señalan versiones diversas o ciertos comentarios en Redes Sociales, pero, honestamente, no me consta. Solo puedo referirme a rumores. Si así fuere y esto sería motivo para mantener cautiva la decisión de los clubes, estaríamos frente a un “abuso de poder”, pero los primeros que  tendrían que presentar su queja, son aquellos clubes que están al día con la APB, ya que están teniendo un trato desigual.

 

-Te enfrentaste -en el buen sentido de la palabra- años atrás al Ing. Álvarez y tuviste apoyo de otras asociaciones del Interior; ¿puede el básquet de Paraná volver a tener esa credibilidad y adhesión?

-En la oportunidad que lo enfrente al ‘Flaco’ fue porque queríamos una renovación dirigencial. En esta incursión me acompañó la Asociación de Concepción del Uruguay. Por la moción de la continuidad de Carlos, votaron Santa Elena, Gualeguaychú, Villaguay y Colón. Concordia se abstuvo. Terminó la votación 4 a 2 a favor del ‘Flaco’ y por mayoría continuó al frente de la FBER.

Ojala Paraná pueda tener en el futuro la Presidencia de la FBER nuevamente. Pero para esto es importante trabajar con humildad frente a tus pares y saber que sos uno más de ellos y no una Asociación superior. Nuestro voto vale igual al de las otras Asociaciones hermanas por más que tengamos más clubes afiliados. Ese es mi pensamiento y creo no estar lejano al camino que tenemos que seguir. Sé que al próximo presidente de la APB le va a costar mucho cicatrizar las heridas con la FBER y las demás Asociaciones, pero al final se va a lograr, seguramente.

 

-¿Coincidís en la idea que se debe apoyar a los clubes que quieran jugar Liguilla, pero a la vez organizar el básquet de Paraná competencias interprovinciales más atractivas como una Copa Mesopotamia, otra Del Litoral y otra Región Centro?

-A los clubes se les debe dar la libertad y hasta apoyarlos logísticamente para jugar las ligüillas provinciales. No oponerse o peor todavía estigmatizarlos. Siempre fue así, es más, en mi gestión y a solicitud de los clubes, se logró aumentar de 4 a 6 el número de participantes de la APB. Esto fue posible a la buena voluntad de las demás Asociaciones, con las cuales teníamos una muy buena relación. En esta negociación mucho tuvo que ver Noldy Abasto.

Y, lógicamente, sería muy bueno que los clubes también participen de otras competencias, como es el Dos Orillas por ejemplo. Recuerdo además que con la Asociación Cordobesa habíamos logrado dar inicio a un intercambio deportivo en el cual el Club Olimpia viajó a Córdoba con la categoría U17. Solo hay que, en vea de confrontar con la FBER, exponer ideas propias y llevarlas a cabo sin causar efecto nocivo a nivel Federativo.

 

-La APB denuncia que hay tres asociaciones -no en regla- (o flojas de papeles…) respecto a la Dirección de Inspección de Personas Jurídicas. ¿No creés que debería existir una férrea intervención del Gobierno para clarificar la cuestión mediante ese Organismo o la Secretaría de Deportes?

-Estoy de acuerdo en que el Gobierno tendría que intervenir en estos casos a través de sus Órganos de control. Pero primeramente cualquier Asociación tendría que ejercer sus derechos ante la FBER en el momento de las Asambleas y solicitar que aquella que no tenga sus papeles en orden, no tenga voz ni voto y determinar las penalidades que le corresponda según el estatuto. Es más, la FBER tiene que ser el primer órgano de control de sus afiliadas. Como dice el refrán, ‘los trapitos sucios se lavan en casa..’ No es bueno mantener el ejercicio de caer constantemente a la Justicia ante cualquier situación, porque es como estar desconociendo el ordenamiento Institucional.

 

-¿Álvarez impuso arbitrariamente su presidencia? ¿Ha sido un tirano? ¿Un opresor? ¿No será que se ELIGIÓ su continuidad? ¿Se VOTÓ su prosecución? ¿Se premió a su gestión?

-Por voto mayoritario las Asociaciones decidieron en la última Asamblea y en forma democrática, la continuidad del ‘Flaco’ como presidente de la FEBER, brindándole un voto de confianza a su gestión.

 

-¿Concordás -no obstante- en que tal vez sería positivo ir pensando en un progresivo recambio dirigencial y/o una “re-oxigenación” tanto en la APB como en la FBER?

-En mi humilde opinión, creo que quizás en un futuro se tendría que ir pensando en un recambio dirigencial, tanto en la APB como en la FBER, pero eso solamente las afiliadas, evaluarán y decidirán qué es lo mejor para ambas entidades.

 

-¿Creés que el objetivo de Álvarez es destruir las asociaciones y lo va logrando como lo denuncian públicamente desde la APB? O, adjuntamente, ¿hay un supuesto plan de hostigamiento y desprestigio público en detrimento de la Asociación Paranaense por parte de la FBER?

-Esto no lo siento así. Sí, pienso que los únicos responsables que están destruyendo y desprestigiando públicamente  a la APB, son sus propios dirigentes.

 

-¿Creés que la Federación es un mamarracho y el único que le puede poner límites es Paraná como señalan desde la APB?

-Quisiera conocer cuáles han sido los límites que le puso el presidente Blanc a la FBER, la cual para mí no es un mamarracho. ‘Hay que saber respetar para que te respeten’.

 

-Se van a cumplir, en septiembre, cinco años de “Mandato Blanc” y la APB continúa SIN VOZ NI VOTO suficiente para lograr convencer y cristalizar la metamorfosis en el básquet provincial. ¿Qué hizo mal Blanc y sus colaboradores estrechos?

-Creo desde el principio, erróneamente han tenido una política de confrontación permanente con la FEBER. Desconozco cuál fue la finalidad de esta política, pero si observo que perjudicó sensiblemente a nuestros Clubes.

 

-¿No creés que ha sido una pérdida de tiempo IRREPARABLE de la cual elocuentemente la APB no se hace cargo, con cero autocrítica?

-Por supuesto que la situación de confrontación ha sido una pérdida de tiempo sobre todo para las Instituciones, que en vez de estar pensando en cómo mejorar nuestra competencia interna, se continúa confrontando con la FBER. Me pregunto, si tanto se queja Blanc en los medios ante la FBER y ahora también dice que la CABB no le da respuesta a sus inquietudes, ¿será que todos están equivocados? ¿Creerá que el único que tienen la razón es él? ¿Alguna vez podremos escuchar una autocrítica de este Señor? ¡Difícil!.

Pero lo que más me preocupa es el silencio de los clubes. ¡Por favor! les suplico que piensen en sus jugadores, en el trabajo diario y silencioso que realizan y que parece que a Blanc poco le interesa, porque únicamente está empecinado en su lucha personal contra Álvarez. Por favor: ¡Levanten su voz! ¡Háganse oír! Sepan que ellos no son dueños de la APB, que los únicos dueños son las Instituciones a las que Uds. representan. No se dejen atropellar por los delegados de esas pocas Instituciones que siguen apoyando a la actual dirigencia de la APB, que da la impresión que algún favor le deben.

 

-¿Qué evaluación hacés al saber que el básquet de Paraná tiene suspendida su afiliación por noventa días?

-Me parece extremadamente grave esta situación. En los años de vida de la APB, jamás se llegó a este extremo. Pero bueno, Blanc lo hizo posible. De lo que he seguido en sus declaraciones, él responsabiliza de esta situación a Noldy Abasto, pero tengo entendido que gracias a la moción presentada por Noldy, hoy los clubes nucleados en la APB continúan desarrollando sus torneos en forma normal. Creo que pensando en el futuro de los clubes, sería de suma importancia que el presidente Blanc presente su renuncia “indeclinable” a su cargo, en la Asamblea Extraordinaria fijada para el próximo día 25 del corriente mes.

 

-¿No debería proceder la CABB a esgrimir una posición respecto a esta problemática?

-Pienso que la CABB debería debería tomar posición ante la gravedad de los hechos. Brindar aunque más no sea, su opinión en los medios. Creo que ya es hora de que la CABB intervenga, por lo menos para saber a quién lo responsabiliza de esta coyuntura, si bien me imagino cuál es su postura, obviamente.

 

-¿Qué sentís cuando te percatás que robaron a la APB más de cien mil pesos, no hubo responsables y nunca más se habló del tema pese a que desde la Asociación prometieron judicializar el tema rigurosamente? Tras ese robo, un íntimo empleado pero a la vez colaborador de tu gestión, fue despedido de la APB… ¿no creés que fue un acto de neta injusticia?

-Lo del robo fué todo muy extraño. Hasta donde sé, todo quedo en manos de la Justicia y no tengo conocimiento en el avance de la causa al día de hoy. Con Daniel actuaron en forma muy injusta. Hubo parte del periodismo que lo ensució demasiado, prácticamente algunos de ellos actuaron como jueces y ante la sociedad lo hicieron ver como el culpable de ese lamentable hecho.

Por parte de los responsables de la Asociación, es como si quisieron desquitarse con él, por haber sido el empleado que en mi gestión sumé a la Asociación. Me dio la impresión que fue una buena excusa para sacárselo de encima, seguramente les molestaba su presencia por nuestra relación de amistad.

 

-¿Coincidís en que el único estamento que progresó ORGANIZATIVAMENTE fue el de los árbitros?

Estoy de acuerdo, pero no me llama la atención porque estos muchachos siempre tuvieron objetivos claros y siempre han progresado en forma organizada. Fijate que tienen su sede propia, están continuamente organizando cursos anuales para sacar nuevos árbitros, etc. La de los jueces es una organización a imitar.

 

-¿No es contradictorio el conflicto que envuelve a la APB y la FBER, y que la mayoría de los árbitros entrerrianos sean de Paraná?

-Creo que no, porque esto siempre fue así. Dentro de nuestro colegio de árbitros siempre existió un gran número de árbitros federativos. En este aspecto, tanto la APB y la FBER no tendrían por qué involucrar a los mismos en el conflicto.

 

-Ahora… Los clubes ya no saben cómo SOBREVIVIR económicamente; mientras los árbitros perciben emolumentos más que dignos. ¿No es hora de SINCERARSE y pagar lo que se puede?

-Pero no es culpa solamente de los árbitros el arancel que se fija. Siempre la APB y con autorización del Consejo Directivo negoció los aranceles anuales con los árbitros; se ponían en consideración del Consejo y se aceptaban o se continuaba negociando hasta llegar a un acuerdo general.

Creo que también los clubes tendrían que rever la situación económica con la Mesa Directiva de la APB por los aranceles que hoy están abonando en todo concepto (afiliación, ticket Asociativo/Federativo por jugador, Pases, etc.) y ver cuáles son los egresos fijos y estimados anuales que ésta tiene, para saber si se está en concordancia con los montos que se les está cobrando mensualmente.

 

-Te fuiste y la APB se trasladó a la Escuela Hogar y después al Club Recreativo… ¿No llegó la hora de pensar en la sede propia por más pequeña que sea? ¿Con la plata que dejaste no se podía empezar a proyectarlo al menos?

-Ese fue un sueño que no pudimos realizar ninguno de los que ejercimos la Presidencia de la APB. Con respecto al superávit que dejé en la Asociación, ya fue decisión de la actual dirigencia como usar ese dinero. Hubiera sido lindo encarar algo con respecto al sueño de la casa propia, pero el diablo metió la cola al tomar la determinación de trasladar la APB a la Escuela Hogar y se sufrió un robo. Ese superávit que dejé se esfumó rápidamente, y a la fecha ¡No hay culpables!

 

-Cuando citás la palabra robo, ¿sugerís que fue algo más…?

-Inevitable suponer que algo raro, confuso, hubo. Cuestión Entrerriana realizó un seguimiento estrecho del tema. Vos sabés que la propia fuerza policial dejó entrever que algo extraño pasó sin ir más lejos comprobando las características en la rotura de la cerradura. Claro que ingresamos en el terreno de la conjetura y sin pruebas es fácil despertar cualquier clase de sospecha. Prefiero no seguir hablando de esto pues me duele mucho pero a la vez expresarse sobre una hipótesis no ayuda a esclarecer el hecho. Debió existir una investigación profunda impulsada por la APB, pero no me enteré de nada más. Es como si el tema quedó encerrado entre cuatro paredes pese a que nombraron un abogado para seguir hasta las últimas consecuencias como por allí se dijo.

 

La última… Analizás lo que hoy vive y/o sufre el básquet capitalino… Formulás tu autocrítica de aciertos y errores en tu gestión… ¿No te ha picado el ‘bichito’ de volver?

-Lo pienso a diario desde que se profundizó esta coyuntura. Ya lo venía meditando, estudiando a consciencia, repasando virtudes y defectos del ejercicio que acepté conducir en su momento con tantos amigos que me ha dado el básquet. Durante estos casi cinco años respeté la voluntad mayoritaria de los clubes y me llamé a silencio, pese a que muchas veces, lo sabés, me dieron ganas de salir a la palestra. Pero sí… ésta triste circunstancia que involucra a nuestra Asociación me fuerza a salir por primera vez a dar mi opinión al respecto. Creo que ha llegado el momento de volver. En la próxima Asamblea me voy a presentar y los clubes tomarán la decisión si quieren que nuevamente conduzca los destinos de la APB. La experiencia que me dieron los 4 años de la anterior gestión, me permite potenciar aciertos y desterrar errores. Estoy listo para regresar. Ojalá que las instituciones me acompañen.

Etiquetas: , , , ,