Pagar hoy un crédito UVA es un 70% más caro que el monto original

La inestabilidad cambiaria ha repercutido en todos los sectores, provocando un aumento generalizado en los precios. Quienes solicitaron créditos UVA están entre los principales perjudicados. La baja inflación, como promesa del presidente Mauricio Macri, fue uno de los motores que impulsó la demanda de este tipo de crédito hipotecario. Hoy la realidad ha cambiado de forma total, y aquello que se ofrecía como una opción inmejorable se ha vuelto una pesada carga ya que los créditos UVA sufrieron un aumento de más del 75% en su cuota, si se tiene en cuenta la fecha de su lanzamiento en abril de 2016. La información fue revelada por el Centro de Economía Política Argentina.

 

CEPA consideró para su estudio un crédito de US$ 80.000 bajo la modalidad UVA acordado en abril de 2016, de una duración de 30 años. Según se explica, la cuota pasó de $8.613 en abril de 2018 a $ 9.543 al mes de agosto 2018. Mientras que “si la comparación se efectúa respecto a la cuota inicial fijada en abril 2016, que era de $5.353, el aumento asciende a $4.191 adicionales, 78,41% más”.

 

Además, indica que “si se considera el incremento desde que se tomó el crédito en abril de 2016 hasta agosto de 2018, el monto adeudado se incrementó $835.806 (70%)”. También se informa que si se “considerando las expectativas de inflación relevadas por el BCRA en el REM, la cuota del crédito se incrementará respecto a agosto, en más de $1.400 para diciembre de 2018, llegando a $11.003, un incremento adicional de 12,7% para los cuatro meses que restan del año”.

 

Otro aspecto que también aumentó es la relación porcentual entre la cuota y el salario: “En el caso de los estatales, el peso de la cuota se incrementa de 23% a 29% en relación con el salario, mientras que en el caso de la UOM lo hace del 51% al 64% y en el promedio de las remuneraciones aumenta de 30% a 36%”.

 

La relación en torno al valor del alquiler es uno de los datos más preocupantes, ya que “el gasto mensual para el tomador del crédito representaba en un inicio un 20% más que seguir alquilando, mientras que para agosto de este año tiene que desembolsar un 67% más que lo que hubiera desembolsado en caso de seguir alquilando”.

 

Desde CEPA indican también que en los últimos meses, a causa de la volatilidad del dólar, hubo una desaceleración en la toma de este tipo de créditos.