Publicado el 21/4/2017 a las 12:22

Otro papelón de Echagüe… Y van…

Otro papelón de Echagüe… Y van…

San Lorenzo, sin el interno titular uruguayo Mathias Calfani, no tuvo dificultad en doblegar a un Echagüe que continúa inerte, sin reacción, extrañando demasiado a Gelvis Solano y con una nueva dirección técnica. La re-asunción de Ignacio Barsanti nada varió salvo el corte de Brandon Davis y la contratación del ex NBA, Devin Darrell Green, quien debutaría frente a Boca el próximo sábado.  

 

En el “Roberto Pando”, San Lorenzo recuperó el liderazgo -en soledad- de la Conferencia Sur, tras derrotar con paliza incluida a Echague 96-67. Fue el triunfo n° 33 para los de Julio Lamas y el 41° revés de los entrerrianos que continúan sin sumar alegrías en la ruta, restando 7 fechas para cerrar la Serie Regular.

 

El partido (la oposición férrea) no duró ni 5 minutos, ya que al cabo del primer cuarto los de Lamas estaban arriba 31-14 y lejos de bajar la intensidad se pusieron fuertes en defensa para bajar a su rival a 10 unidades en el segundo cuarto e irse al descanso 50-24. De ahí en adelante el equipo porteño fue rotando teniendo en cuenta la recta final de la 2ª y última Fase previo a Playoffs.

 

El interior Mathías Calfani no fue tenido en cuenta por precaución, ya que padece molestias musculares y se decidió no arriesgarlo.

A la visita le faltó su estrella máxima: Gelvis Solano, recuperándose de un desgarro y atravesando el proceso final de su rehabilitación.

 

La figura en el ganador fue Gabriel Deck con 25 puntos en la misma cantidad de minutos; seguido por Marcos Mata con 18 y Nicolás Aguirre con 15.

Derrick Caracter, con 21 puntos y 10 rebotes, resultó la pieza más destacada del perdedor, aunque lanzó con un pobrísimo 42 % de Campo y 4 pérdidas.

 

El que regresó fue Matías Nocedal luego de su ausencia por problemas familiares. Jugó 26 minutos, anotó 7 puntos con un paupérrimo 28 % de Cancha.

Pese a lo que hemos recomendado acerca de la rotación, de la administración de minutos, en un partido donde su adversario le sacó 33 de brecha y un margen promedio de 21, Barsanti otorgó a Baeza 31 minutos, a Ayarza 30 minutos, a Caracter 28, y a Uranga 26.

 

Lamas le dio una lección al joven técnico de Paraná, confiriendo a sus 7 jugadores principales un promedio de 25 minutos, posibilitando que en las filas del campeón sumen experiencia Leandro Cerminato, Cristian Cardo, Mteo Wajsclus y Juan Hierrezuelo.

Barsanti parece no reflexionar acerca del último lugar, del patético registro, de estar a 21 días de la clausura parcial de la competencia, y a menos de un mes de la serie de Playoffs en virtual desventaja deportiva, que lo mantendrá en Primera o mandará al TNA.

 

Echagüe padeció de una temporada repleta de lesiones, de infortunios, y se sigue arriesgando innecesariamente en vez de trabajar con miras a permanecer en la Categoría Superior.

Echagüe necesitará no menos de 9 hombres listos, impecables física y psíquicamente para esa etapa, pero no sabemos qué se sigue persiguiendo. ¿Ganar todo lo que queda y rezar porque el eventual rival de la Sur pierda lo que le falte afrontar?

 

Echagüe no tuvo la suerte consigo. No hubo magia, no hubo milagros y no está en condiciones de hazañas, de epopeyas. Sí, con el material que tiene, COMPLETOS, y orando porque Green sea el mecías, el salvador, se pueda demostrar que es ALGO mejor que el peor de la Sur.

Y chances tiene… Pero ÍNTEGRO. Arrancando esa Fase de Playout con todos preparados atléticamente, técnicamente, mentalmente, estratégicamente.

 

Así, el camino es inexorable al 2° Nivel y la vuelta a la LNB una pesadilla incomprensible, absurda.

Echagüe puede seguir siendo de Primera, pero para ello será clave dejar de lado la terquedad ridícula, la obstinación irracional, la porfía ilógica e inadmisible de quienes deben actuar con coherencia.

 

¿Los jugadores? Bien, gracias… El talento está, la virtud está, la performance física no, y la mente aparenta estar obnubilada dentro de la cancha y como en otra cosa fuera de la misma.

Es como si NADIE se diese cuenta en el bunker “Negro” que aún se puede ser de Primera y reconsiderar todo para la 2017/2018.

 

Breve crónica de un nuevo bochorno

 

En los primeros cinco minutos, Gabriel Deck fue el responsable de llevar adelante al equipo anfitrión, con goles de todos los rubros.

Derrick Caracter dominaba en las alturas y lograba empardar el trámite.

 

Se motivaron Matías Sandes y Marcos Mata, circuló mejor la bola el dueño de casa, explotó las inestabilidades defensivas forasteras y con parcial de 7-0 la brecha pasó a ser de 9.

Cuatro triples (uno de Deck, dos de Nicolás Aguirre y uno de Alex Pérez Kauffman) decretaron máxima diferencia de 19, liquidándose los 10 iniciales con un 31-14 concluyente con 13 bajo sello del “Tortuga” Deck.

 

¿Claves? La eficiencia externa “Azulgrana” contra una primera línea dubitativa visitante, la fluida circulación de la pelota con precisos pases en el local, y la aislación ofensiva visitante sin un circuito que logre vulnerar la intensidad defensiva del monarca.

 

Echagüe no claudicó y llegaron puntos desde el banco vía Franco Barroso y Eugenio Zustovich como para reducir el margen y sembrar motivación en la apertura del 2° cuarto.

San Lorenzo apostó al juego interior de Jerome Meyinsse y a la mano caliente de Pérez Kauffman para rubricar otro parcial de 12-0 y gestar luz de 22.

 

Obviamente, Barsanti intentó torcer el cruel destino con distintas opciones, pero sus orientados no se despertaron y lucieron como con Maffei y Najnudel: desorientados, confundidos, haciendo cada uno la individual y como si los sistemas no formaran parte del Playbook.

Los de Boedo dieron cátedra acerca de cómo pasarse la “naranja”, cortinar, buscar espacios y ángulos ideales, como además en la actitud y/o dinámica defensiva a la vez que dominaron el espacio aéreo con enorme capacidad rebotera sobre un oponente que demostró solo el oficio de un Caracter sin compañía solvente.

 

En el tercer chico, San Lorenzo aplastó a su oponente y tomó ventaja de 33 puntos (63-30). Meyinsse, Súper Deck, Mata, Aguirre y Scala fueron los verdugos del team paranaense.

Poco por comentar y/o por analizar… Echagüe se apoyó en Baeza y chispazos de Barroso, Uranga o Caracter, para evitar mayor martirio y hasta acreditarse la etapa pero la media hora se clausuró con un 77-52 que no despertaba mayores expectativas de matices cambiantes.

 

El 4° período estuvo de más.  Meyinsse, Sandes, Aguirre, Deck y Pérez no tuvieron misericordia y hasta Cardo y Cerminatto se dieron el gusto de vulnerar la endeble defensa adversaria.

Ayarza recuperó la memoria, Barroso, Stucky y Zustovich volvieron a dejar todo por no perder más feo, Carácter encontró por allí alguna bola para decorar su correcta planilla y Nocedal salió de la amnesia.

 

Poco por narrar. San Lorenzo con mucha simpleza se aferró de la punta, sustentando su victoria en el movimiento del balón, en el juego con y sin pelota de sus hombres, en la defensa sagaz e híper activa, en 31 puntos de contraataque y 48 en la pintura.

Lo de Echagüe fue muy malo. Dio pena. Solo 67 puntos. Diez asistencias contra las 27 del vencedor. 36 % de Campo, 25 % en Libres, 16 pérdidas…

 

Un dato para COMPRENDER y dejar la testarudez de lado, el conflicto interior, el dilema interno que tiene Echagüe: Caracter fue “la figura” según los “eruditos” que solo ven cuántos puntos se convierte. Pero miren cómo se valora a uno y otro “5”…

Meyinsse, 12 puntos en 29 minutos, 4/6 de Dos, 4/4 en Libres, 11 rebotes, 2 recuperos, 4 tapas colocadas.

Caracter, 21 puntos en 28 minutos, 9/20 de Dos, 3/5 en Libres, 10 rebotes, 4 pérdidas, 3 tapas recibidas.

 

Valoración de Meyinsse: 26. Valoración de Caracter: 12. Y NO JUGÓ CALFANI. Punto y aparte. No hablemos más… O sí… Mantenemos firme la pregunta: ¿con esta estructura bajo los tableros se pretende pelearle al peor de la Sur? ¿Es criterioso?

Acentuamos: Echagüe PUEDE salvarse. Pero URGENTE necesita trabajo a TRIPLE TURNO para rever lo táctico, lo estratégico, el CÓMO entre TODOS, puede disimular sus deficiencias bajo los aros más allá del talento y oficio INDISCUTIBLES de Caracter o el prometedor futuro de Barroso.

 

Los tres entrenadores promovieron la ultra dependencia en Solano. Barsanti tiene el deber de generar otro método, otro procedimiento; crear otra vía. ¿Será Green el Redentor? ¿Cómo podrá cubrir el déficit interno? Y sobran las preguntas. No hay respuestas competentes. Solo expresiones de deseo y retórica barata.

Como en toda la temporada no hemos leído o escuchado una voz autocrítica. Más bien… todo lo contrario.

 

La síntesis

 

SAN LORENZO DE ALMAGRO 96 – ECHAGÜE DE PARANA 67

San Lorenzo (96): Marcos Mata 18, Nicolás Aguirre 15, Santiago Scala 2, Gabriel Deck 25, Jerome Meyinsse 12, Leandro Cerminato 2, Cristian Cardo 2, Matías Sandes 11 Mateo Wajsglus, Juan Hierrezuelo 0 y Alex Pérez Kauffman. DT: Julio Lamas.

Echagüe (67): Joaquín Baeza 14, Matías Nocedal 7, Derrick Caracter 21, Sebastián Uranga 2, Josimar Ayarza Tous 9, Eugenio Zustovich 3, Emilio Stucky 6, Franco Barroso 5, Carlos Buemo 0 y Juan Pirola 0. DT: Ignacio Barsanti.

Parciales: 31-14, 19-10, 27-28 y 19-15. Jueces: Diego Rougier y Leonardo Zalazar. Estadio: Polideportivo Roberto Pando.

Etiquetas: , ,