Otra resolución AdC inentendible… Echagüe y GELP no descienden

Hoy reflexionamos acerca de la sentencia que deberá purgar Temperley por una sucesión de penas incumplidas durante la presente temporada de Liga Argentina de Basquetbol, y dejamos expuesta a la AdC respecto a falta de claridad en la sanción dispuesta. Hace instantes se notificó a Echagüe y GELP que no jugarán la Serie de Playout por el Descenso, en un efecto colateral del veredicto contra el “Gasolero”. Incomprensible. Inexplicable.

 

Es obvio… nos encanta saber que Echagüe no se va de Segunda. Todo bien. Pero sería bárbaro leer un argumento consistente. Un fundamento razonable.

Fuimos el ÚNICO medio que documentó con elocuencia un análisis contundente respecto a las dudas creadas por el pronunciamiento contra los de Lomas de Zamora. Y nada se reveló… http://cuestionentrerriana.com.ar/fallo-polemico-temperley-suspendido-por-el-htd-de-la-adc/

 

Sin embargo, sorpresivamente, la Asociación de Clubes, en vez de purificar la cuestión, adoptó una nueva posición suspendiendo la Serie por la Permanencia y no declarando concretamente si quien baja de categoría es Temperley o simplemente no habrá descensos.

 

Los del Sur del conurbano bonaerense fueron desafiliados por 200 días por cuantiosos antecedentes de sanciones no cumplidas.

No hubo dilucidación de los daños colaterales producidos o hasta omitidos, como de los derechos de otros equipos de la Conferencia Sur que pudiesen haber perdido partidos -que no debieron jugarse- en contextos violentos.

 

Y de repente… Una determinación increíble. Sin revelar qué sucederá con Temperley, habida cuenta que los 200 días incluirán plazos procedimentales habituales de una temporada por abrirse y hasta el mismo inicio de la 2018/19, la AdC pareciera declarar “desierto” el descenso.

Lo que no se da es soporte legal a la resolución. No hay alegato.

 

O sea… No se explica, no se puntualiza el porqué de la medida adoptada. Digamos que es como una especie de posición dictatorial, despótica, sin descripción.

No hay un testimonio cabal que permita visualizar la razón de lo decidido. Y peor todavía, nada se sabe qué ocurrirá con Temperley, institución que tiene todo el derecho del mundo a apelar y recurrir a todas las vías posibles para revertir lo que se ha dictaminado. Precisamente, de recurrir y tener éxito en su descargo, ¿qué dirá la AdC al haber eliminado el descenso? ¿Qué sucederá con la Promoción desde el TFB? ¿Se buscará reeditar invitaciones? Una vergüenza. Otra más. Y van…

 

Concluimos… Felicitaciones a Echagüe, a Gimnasia, por no tener que sufrir con la pelea por permanecer en Segunda Categoría. Ellos nada tienen que ver con otra determinación de una Asociación que continúa sorprendiendo con sus formas de administrar las competencias que organiza y fiscaliza.

Como dijimos en la tarde de este miércoles. Todo pudo ser mucho más prolijo si se analizaban culpas compartidas.

 

Le tiraron al “Celeste” con munición gruesa y lo devastaron. Pero a la vez, reiteramos, sostenemos, no se tuvo en cuenta el marco anormal de las competencias avaladas que no debieron desarrollarse; sin embargo, con Temperley en Octavos, se lo bajó de un plumazo, se lo sancionó durísimo y en el contexto de la pena no hubo argumentación ni derecho a defensa de la entidad inculpada.

Lo pasado, pisado para la AdC, y por las dudas… anularon el descenso. Un disparate. Dislate total. Incoherencia oscilante con el papelón.