Publicado el 5/12/2017 a las 10:50

Otra mala para Cresta Roja: nuevos dueños anunciaron inevitable default

Cresta Roja no repunta. Una de avícolas que supo ser de las más importantes del país cae en picada día tras día, semana a semana, desde que un consorcio tripartito se hizo cargo de la empresa a fines de 2016. A los desmanejos financieros con cheques rebotados por casi $ 400 millones, los conflictos gremiales con tres sindicatos y las extrañas sociedades que integraron los nuevos accionistas, se suma ahora el anuncio de un inevitable default de uno de los dueños.

 

Cresta Roja está bajo dominio de Proteinsa S.A., un holding fundado por las empresas Ovoprot Internacional S.A., Tanacorsa S.A. y La Suerte Agro S.A. (Grupo Lacau) que en octubre de 2016 ofertó u$s 121 millones para salvarla, luego que la Justicia decretó la quiebra de Rasic Hnos.

 

Para convencer a la jueza Valeria Pérez Casado, que dirige el proceso de quiebra “con continuidad” en el juzgado comercial N° 18, este grupo ostentó un misterioso respaldo financiero del banco brasileño BTG Pactua. En la compulsa, Proteinsa desbarrancó la oferta de u$s 110 millones de Avícola del Plata, otro grupo que quiso quedarse con Cresta Roja conformado por Granja Tres Arroyos, Adecoagro y Grupo Lartirigoyen. Pero desde que los nuevos dueños y administradores se hicieron cargo de la fábrica la crisis no cesó.

 

En los últimos días trascendió que Ovoprot está a punto de declararse en cesación de pagos. A través de una carta firmada por Sebastián Perea Amadeo, presidente de la empresa, se alertó a la Bolsa de Comercio que no podrán hacer frente esta semana al pago de los intereses de títulos emitidos por unos $ 50 millones.

 

“Por la presente les informamos que a Sociedad (Ovoport) se ha visto impedida de realizar la transferencia de los fondos necesarios para realizar el pago de la quinta cuota de intereses correspondientes a la serie IV de las Obligaciones Negociables PYME, cuyo vencimiento operaba el día de la fecha, debido a situaciones excepcionales y extraordinarias informadas anteriormente”, sostuvo Perea Amadeo el 24 de noviembre pasado.

 

La principal productora de huevos de la Argentina agregó que está abocada a “un plan de acción para subsanar dichos inconvenientes a la mayor brevedad posible” y trató de calmar a su inversores: “La Sociedad ratifica al público inversor, que la ha acompañado a lo largo de estos años, su compromiso de honrar sus obligaciones en tiempo y forma, por lo que confía que esta situación constituya un incidente aislado a lo largo del tiempo”.

 

En el directorio de Ovoprot aparecieron Sebastián Ernesto Perea Amadeo, Juan Antonio Perea Amadeo, Santiago Ginés Perea Amadeo, Juan Francisco Loncán y Mateo De Durañona y Vedia. Pero también figura como director titular y vicepresidente el austríaco Maximilian Hörmanseder, el socio extranjero de los Perea Amadeo y CEO de Ovoprot Egg Products Austria. La empresa tiene fábricas y oficinas de venta en Pilar, Sauce Viejo (Santa Fe), Bolivia, República Checa, Egipto, Grecia, Bosnia, Serbia, Rumania, Portugal, España, Hungría, Croacia y por supuesto, Austria.

 

 

En el país los productos de Ovoprot proveen a firmas productoras de alimentos como Unilever, Arcor, Bimbo, AGD, Kraft, Nestlé y Molinos Río de la Plata. Pero también se exportan a Europa, Rusia, Japón, Medio Oriente y el resto de América latina. La mitad de los huevos que consumen los argentinos salieron de las granjas de Perea Amadeo y Hörmanseder. Curiosamente, algunos propietarios de Ovoprot figurarían como directivos de Tanarcosa, la otra dueña de Cresta Roja.

 

Un incendio afectó en julio pasado la planta de incubación de Proteinsa en San Miguel del Monte. El daño justificaría la cesación de pagos. “La gravedad del siniestro está dada porque en el corto plazo podría implicar una alteración de la cadena de producción de Proteinsa y la unidad productiva (afectada), la cual -eventualmente- podría comprometer el giro ordinario de los negocios de Proteinsa”, reveló Ovoprot en ese entonces a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

 

Ovoprot tiene el 45% de Proteinsa

 

La firma de la familia Amadeo Perea -parientes del diputado nacional de Cambiemos, Eduardo Amadeo- son garantes de las deudas Cresta Roja, pero al mismo, es una de la que más cheques rebotados tiene. Tanarcosa tiene lo propio. Según consta en los registros oficiales del Banco Central, Ovoprot Internacional S.A. acumula 1.372 cheques rebotados por $ 132.968.635, de los cuales solo canceló 396 por unos $ 31 millones.

 

Para peor, se conoció que los Lacau ya no serían parte del holding a cargo de Cresta Roja y que tras el default de Ovoprot, ya no habría quien ponga los huevos para sacar adelante a la empresa.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,