Publicado el 16/5/2011 a las 16:45

Ciclista reaccionó a tiempo

Ciclista reaccionó a tiempo

Ciclista sigue bien arriba e invicto al cabo de seis fechas del Apertura “Víctor Gastaldo”. El team de Mariano Passadore sigue volteando rivales pero ésta vez costó porque Talleres a punto estuvo de dar la nota, cayendo en el cierre por un 45 a 42. Recreativo se reivindicó dejando preocupado a Olimpia al ganarle por 70 a 59. Sionista es el otro imbatible tras vencer a Patronato por 75 a 48 a su favor. Todo empezó con el triunfo de Rowing sobre Quique en el “Gayá” por 56 a 54.


Qué frustración sumó Talleres!!!… Se alzó con el primer capítulo por 25 a 20 en el “Baglietto” y llegó a tomar 10 de margen, pero el local hizo de las suyas y a la guapeza del “Rojo” le opuso ese temperamento que le valió el título en aquella inolvidable serie final ante Olimpia de la edición 2010, donde ganó (sin pegar arteramente) “a las piñas”, con un corazón admirable y un sello pleno de temperamento.

De la mano de Ale Petenatti, el CAT aprovechó la ineficacia de un CCP incómodo por la defensa que tiraron los orientados por Cristian Gómez. Solo JP Vazzoler zafó del aplazo en una producción ofensiva horrible de los anfitriones. El 7-11 nos exime de profundo análisis. Lo cierto es que ambos metieron ganas, pero técnicamente todo fue paupérrimo.

Ya en el 2° mejoró algo Ciclista, merced a Carlitos Petrilli desde afuera y J. Sordi Bogado adentro. Pero no bastó para torcer el rumbo de los ahora liderados por F. Pacífico. El 13-14 en positivo para los visitantes consolidó la hegemonía “Roja”.

Ya en el tercer período, se quedó Talleres a la par que su rival se paró más consistente en la defensa de su canasto. Petrilli volvió a destacarse en el “Verde” aunque ahora con la complicidad de “Cai” Armando.

Maxi Monjes resultó lo más influyente en el team de Irigoyen y Feliciano que en ésta etapa ingresó en una pendiente de mayor a menor, resignando el capítulo por 12-9.

Finalmente, Oscar Armando se cargó el equipo al hombro y con 7 unidades casi consecutivas (2 triples) sentenció la historia con un 13-8 en el cual ya no hubo jugadores claramente incidentes para los de la Vecinal Sáenz Peña.

Recreativo le dio una lección a Olimpia

Ésta vez, los pibes no pudieron con la experiencia, con el oficio. El juvenil plantel de Olimpia parece que no logra reaccionar a la nueva decepción “Azulgrana” en Liga Provincial. Es como que algo muy íntimo se quebró, sumándose la despedida de Nicolás Agasse quien decidió dar un salto extremadamente ambicioso dejando su entidad natal y pasando a un Sionista donde habrá que ver si logra mantener el crecimiento con protagonismo.

Recreativo no perdonó los picos notables de irregularidad en el conjunto de La Rioja 153. El 17 a 14 del primer tiempo reflejó cierta paridad dentro de un trámite plagado de imprecisiones y con alternativas cambiantes ya que empezó mejor el forastero y terminó mejor el anfitrión.

De la mano de Ale Bahler en ataque y con una defensa tan inteligente como dinámica arriesgada por Ernesto Michel, para negar tan cómodos “Uno contra Uno”, Recreativo pasó a controlar las acciones tomando 10 de margen en el pase al recreo largo mediante un 25-18 que alarmó a los de Darío Albornoz.

En el 3° recapituló el “Azulgrana” al recuperar su fuego defensivo, pero cuando más consistente se ponía el andamiaje del CAO, irrumpió la figura de Román Princic para evitar que lo de Olimpia sea más peligroso.

Ya en el último chico se incrementó el rigor de ambas defensas hasta que Recreativo empezó a frecuentar la zona contraria con penetraciones y descargas, como astuto juego hacia el sector interno.

Los actuales subcampeones carecieron de equilibrio y no supieron armonizar intensidad con talento y vivacidad, para caer en las redes propuestas sagazmente por los locales que se impusieron de modo inobjetable.

Sionista despacito, despacito…


Si bien José Lenardón demostró en el primer cuarto que preparado adecuadamente es un jugador de Liga B (como mínimo), y con su performance llegó a inquietar a Sionista colocándose al frente del scorer, en el resto de la contienda hubo un claro dominador y ese fue el Centro Juventud que cuando controló al “Gordo” y a Matías Lenardón marcó la diferencia necesaria frente a un contrincante al que le faltó Julián Jarupkin.

Claro que cimentar la hegemonía costó más de lo imaginado pues éste Sionista Modelo 2011 tiene momentos de honda intrascendencia, como si perdiese motivación, incentivo por sacar parciales aplastantes y eso lo aprovecha el rival de turno para evitar palizas y terminar abajo honrosamente.

Pasó contra Recreativo, y ahora vuelve a pasar ante Patronato. Es obvio que no está bueno tampoco ganar todo por paliza, pero por instancias el relax es tan profundo que sorprende lo bárbaro o lo malo que puede jugar de un rato al

otro.

Lucas Goldenberg marcó la senda en los primeros 10 junto a Julio Sandrini y Germán González, ellos fueron los que opacaron todo lo bueno opuesto por los Lenardón.

De un 17-22 (jugó el “Santo” de local en el estadio del Centro) se pasó a un 13-14 en el cual a González se le sumó Lisandro Rasio, secándose por completo la gestión de los Lenardón.

Al recreo largo pasaron 30-36 y daba la impresión que Sionista subestimaba a los “Rojinegros” o, peor aún, que no sabía cómo enfriar el juego vigoroso de los orientados por Hernán Álvarez.

Por eso es que tras los vestuarios seguro que hubo algún mensaje fuerte de Maxi Seigorman. Lo concreto es que en 10 minutos liquidó el pleito con una soberbia tarea de Rasio más Cristian Godoy, siendo casi inútil las buenas intenciones de José Lenardón y de J. González.

El cuarto período estuvo de más cambiando a lo sumo que brilló Ale Trevesse por “la visita” y recobró más protagonismo el “Gordo” Lenardón aunque no bastó para torcer el adverso destino ante un oponente que en parte extrañó a Martín Dobry y Pablo Pérez.

La que se devoró el “Decano”

Sin Juan Campos, Rowing se retiró del “Gayá” con una mezcla de sensaciones. Feliz por el triunfo, pero tenso por lo que costó superar a un Quique en formación.

En media hora, los de Marcelo Solanas tomaron suficiente margen como para no sufrir y hasta terminar ganando por diferencia con sabor a paliza.. Sin embargo, en los 10 finales, el “Albiceleste” se cayó a pedazos y los de Musante jugaron el mejor capítulo de la temporada.

M. Acevedo, R. Mazzola, F. Rodríguez y J. Moyano plasmaron papeles de enorme relieve para ahogar a los “Rojiblancos” de Alsina 653 que tuvieron en P. Benítez y Cristian Brehm a los máximos valores. El 11-20 empezó a marcar la tendencia.

Ya en el 2°, Mazzola siguió incidiendo bajo los tableros pero a la par empezó a gravitar Pablo Veiga en el anfitrión. Aún así, se impusieron los forasteros por 9-15, pasando a los vestuarios 20-35, brecha considerable sin dudas.

Quique tiró síntomas que se vendría una defensa durísima y por algo Rowing bajó en el 3° su promedio de gol. B. Daporta sacó las papas del fuego como para ganar por 9 a 13 ante un rival que tuvo goleo repartido.

Para lo último quedó una producción tremenda de Veiga fuera de los 6,75, junto a sólidas labores de Brehm y Benítez. El 25-8 con que terminó ésta etapa remarca lo bien que jugó Quique y el bajón espantoso del PRC. Y el 34-21 no logró reducir aún más la distancia. Se quedó triste Quique, pero aprendió a que con garra, con entrega, con fervor, sin la necesidad de incurrir en excesos harto elocuentes, puede modificar la historia que hoy los tiene en la retaguardia del certamen.

Etiquetas: , , ,