Notable déficit en calidad: patéticos trabajos de mantenimiento de calles

La Municipalidad de Paraná sigue promocionando los trabajos de reparación de la trama vial urbana. De lo que no se habla es de la precariedad en la tarea (el bacheo continúa siendo visiblemente inestable con malas terminaciones), ejecutada en horarios inapropiados y la casi nula prevención en cuanto a señalamiento de obras en desarrollo.

 

Lo lamentable es constatar que no ha cambiado nada respecto a la postura de la anterior gestión en cuanto a la falta evidente de verificación de las labores concretadas en horarios desaconsejables por las molestias que se ocasiona en un, de por sí caótico tránsito, y una alarmante carencia de adecuado señalamiento, advirtiendo convenientemente zona de cortes y en especial sector abordado para evitar que los transeúntes se hallen abruptamente con interrupciones del flujo vehicular.

 

Mucho ruido y pocas nueces daría la sensación que es el dogma de esta gestión para algunos funcionarios que deberían rendir cuentas de modo más responsable al intendente Sergio Varisco, el cual, obviamente, no puede estar en todas.

 

Francamente, no sabemos si quienes asesoran al intendente son aliados o enemigos. Lo sucedido en las últimas horas en calle Gualeguaychú casi San Martín, fue patético.

No somos eruditos en la materia, pero basta repasar los reportes gráficos para constatar cómo se trabajó en tan trascendente arteria.

 

O alguien está haciendo químicamente las cosas mal, o el material es pésimo, o el trabajo de bacheo es patético.

No hay dudas que ALGO EXTRAÑO ocurre y no se puede culpar de ello drásticamente a Varisco. Acá hay un responsable o IRRESPONSABLE que no está cumpliendo con su gestión de manera eficaz.

 

La ÚNICA duda es si hay INCAPACIDAD o ILEGALIDAD. Hablando con amigos ingenieros nos dicen que es inevitable conjeturar acerca de una conducta ilícita de quienes llevan adelante las obras por el material que utilizan y por el método utilizado.

Sin embargo, también es inocultable la conducta CÓMPLICE de la Municipalidad de Paraná que debería tener personal competente, idóneo, que supervise esas labores.

 

Los hechos están a la vista. Un peritaje neutral arrojaría SIMPLES conclusiones. Pero, por algo, se evade la responsabilidad de CLARIFICAR estas cuestiones.