No desdobla: Santa Cruz votará con la elección nacional de octubre

Finalmente, la provincia de Santa Cruz resolvió no desdoblar su calendario electoral para este año y tal lo fijado en el cronograma nacional, desarrollará sus comicios el 27 de octubre en el marco de las elecciones generales nacionales.

 

Así lo confirmó una alta fuente del Gobierno provincial, quien ratificó que la voluntad de la gobernadora Alicia Kirchner es mantener en Santa Cruz la misma fecha establecida para los comicios nacionales a fines del décimo mes del año.

 

Al igual que Catamarca, Santiago del Estero, Buenos Aires y Corrientes que ya adelantaron que no desdoblarán la elección provincial, se suma ahora Santa Cruz a la lista de los pocos distritos que han decidido mantener sus comicios de cargos provinciales junto con la elección general nacional.

 

Hasta el momento son 11 las provincias que desdoblaron la elección: Neuquén, Río Negro, Córdoba, La Pampa, San Juan, Chubut, Entre Ríos, San Luis, Santa Fé, Mendoza y Tucumán. Quedan 7 territorios provinciales que no han resuelto si mantendrán o no la elección para el mismo 27 de octubre con la general nacional: Son La Rioja, Jujuy, Misiones, Chaco, Formosa, Tierra del Fuego y Salta.

 

Santa Cruz elegirá en octubre 2 de los 5 diputados nacionales que representan el distrito en la Cámara Baja del Congreso Nacional. Terminan su gestión este año, el fallecido diputado nacional radical Héctor Alberto Roquel (la actual legisladora Nadia Ricci lo reemplazó y está completando su mandato ocupando su banca); y el líder de La Cámpora Máximo Kirchner, hijo de la ex presidenta de la Nación. Además de dichos cargos nacionales, la provincia elige Gobernador y Vice, Diputados por Distrito, Diputados por Pueblo, Intendentes y Concejales en cada una de sus 15 localidades.

 

Allegados al líder de la oposición en Santa Cruz, el radical Eduardo Costa -que ya confirmó por cuarta vez su candidatura a la gobernación- habían especulado con la posibilidad de que Santa Cruz desdoblara sus comicios. La relación del actual senador con el presidente Mauricio Macri y con varios de sus colaboradores en el Gobierno nacional no pasa por su mejor momento. La relación de quien se presentaba abiertamente como “el referente directo de Nación en la provincia” se cortó luego de la decisión de Costa de no votar en el Senado el proyecto del presupuesto nacional, lo que el propio Macri había pedido especialmente acompañar.

 

Desde entonces la relación con Costa se rompió, aunque ningún funcionario nacional lo reconoce abiertamente. La reciente visita del jefe de Estado a Santa Cruz no limó esas diferencias. En la recorrida de Macri por la obra de represas, los referentes del costismo quedaron relegados y otros ni siquiera participaron de la primera visita presidencial a territorio kirchnerista. El Jefe de Estado prefirió mostrarse con la gobernadora Alicia Kirchner, lo que no cayó muy bien entre los dirigentes de la oposición.

 

Con tono más crítico y cuestionando muchas de las decisiones del Gobierno nacional que afectan a los santacruceños, Costa intentó marcar sustanciales diferencias políticas con la Nación. Un desdoblamiento electoral lo fortalecía en sus aspiraciones de acceder a la gobernación, comandada desde hace 28 años por el kirchnerismo. La preocupación mayor es cómo hacer campaña con la figura de Macri encabezando la boleta que el electorado encontrará en el cuarto oscuro, conocidos los niveles de rechazo que la figura del Presidente genera entre los santacruceños por las medidas económicas que afectaron nuestra región.

 

En el otro extremo, desde el kirchnerismo y sectores del PJ que intentan diferenciarse, creen que a la oposición le resultará más complicado hacer campaña sin desdoblar la elección del cronograma nacional. No son pocos los que están convencidos que eso dará más chances de mantener la conducción provincial e incluso recuperar cargos de representatividad en comunas que tras los comicios del 2015 quedaron en manos de la oposición.

 

Tal vez por eso, ya no es un secreto la intención del Ejecutivo provincial de introducir en las próximas semanas un proyecto en la Legislatura Provincial que modifique el actual sistema electoral en Santa Cruz, derogando la cuestionada Ley de Lemas en algunas categorías y fijando reglas distintas para los comicios de este año. Propios y ajenos tejen especulaciones sobre los cambios que vendrían, y cada uno arma su estrategia electoral atendiendo el nuevo mapa de conveniencias que tales modificaciones traerán.

 

Lo único cierto es que Santa Cruz, según los colegas de Perfil, no se correrá del cronograma nacional, algo que en principio pareciera fortalecer al actual oficialismo, aunque tampoco eso garantiza un triunfo en las urnas. Costa lo sabe y especula con repetir el triunfo del 2015 más allá de que no haya desdoblamiento. Está convencido que es su oportunidad, su momento, lo acompañe o no el aparato nacional.