Netflix y Spotify también se acomodan y aumentan sus abonos entre 25% y 40%

Después de casi dos meses en que el dólar parece estar cómodo en la estrategia de administración de bandas, las dos mayores plataformas de streaming que operan en la Argentina, Netflix para el video y Spotify para la música, comenzaron a ajustar sus abonos.

 

Netflix lo hizo, como es su costumbre, a través de un comunicado oficial que, luego, le irá llegando a los clientes que tiene en el país. A partir de ahora, el plan básico que contempla sólo una pantalla subirá a $149, el stándard, que incluye dos pantallas, se ajustará hasta los $210 y el Premium, que permite incluir cuatro pantallas a la vez además de UHD, subirá hasta los $299.

 

Se trata de un aumento de casi 25% puesto que los precios anteriores del abono se ubicaban en los $110, $169. El valor del servicio de la compañía que, se estima, posee 4 millones de abonados en el país, no se actualizaba desde agosto de 2017, cuando el dólar en aquel entonces rondaba los $17. Hoy la divisa cotiza en torno a los $37.

 

El ajuste aplicado ahora está lejos aún del aumento del dólar de más de 100% que soportó esa moneda en este año y mucho más de aquellos $17 de agosto del año pasado.

 

El aumento comienza a regir desde hoy para los nuevos clientes. Quienes ingresan este jueves 15 de noviembre a la página oficial de Netflix son invitados a probar la versión gratuita por un mes y a partir del 15 de diciembre próximo a pagar los nuevos valores.

 

Para el resto de los clientes de la plataforma de video a demanda, el aumento comenzará a partir del próximo período de facturación, que es variable según el caso. Para saber cuál es esa fecha, cada usuario debe ingresar a su cuenta y chequear en el botón de Configuración cuándo comienza el nuevo tiempo de cobranza.

 

“Con el propósito de ofrecer la mejor experiencia de entretenimiento con más títulos exclusivos (…) y mejorar la experiencia global de Netflix para ayudar a los miembros a encontrar algo genial para ver aún más rápido, Netflix ajustará el costo de su suscripción mensual. El plan básico con acceso a 1 pantalla aumentará a $ 149 ARS, el plan standard con 2 pantallas a la vez y tecnología HD ahora será de $ 219 ARS y el plan premium con 4 pantallas a la vez y UHD será de $ 299. La última vez que Netflix ajustó sus precios en Argentina fue en agosto de 2017”, afirmó la compañía a través de un comunicado.

 

¿Es posible esperar más aumentos en los próximos meses? Al ser consultada al respecto por iProfesional, la compañía se limitó a decir que “cada tanto, los planes de Netflix y precios se ajustan a medida que incorporamos más títulos exclusivos, que incluyen series, películas, documentales, especiales de comedia y contenido para niños, además de presentar nuevas funciones de productos y mejorar la experiencia general de Netflix para ayudar a los miembros en Argentina a encontrar algo genial ver aún más rápido”.

 

La otra compañía que sí decidió ajustar el precio de su abono a partir de este 1° de noviembre pasado fue Spotify pero para aquellos nuevos suscriptores. El plan familiar cuesta hoy $149 contra $103,5 que venía costando hasta ahora. Aquí se advierte un aumento de más de 40 por ciento.

 

En septiembre pasado, y luego de que el dólar superara la barrera de los $40, surgieron infinidad de especulaciones sobre el costo que tomarían los servicios. Pero nada de eso ocurrió en ese momento. Ambas empresas decidieron mantener en los mismos valores sus abonos, aunque sin explicar las razones de la determinación.

 

Parte de esa especulación se generó no sólo por la trepada de la divisa norteamericana sino también porque los bancos incluyen en diversas modalidades los costos del servicio: muchos suelen informar en su home banking el costo del servicio teniendo en cuenta la cotización del día, lo que hace que ese precio se modificara diariamente, siguiendo los vaivenes del mercado. Pero, a la hora de publicar el informe final, ese valor se mantenía en pesos, tal como el contrato que uno “firma” cuando adhiere a la prestación de manera on line.

 

Hay otras razones, sin embargo, para considerar el ajuste de los precios teniendo en cuenta lo que está ocurriendo en el mercado. Movistar, que hace 20 días lanzó de manera oficial su servicio Movistar TV, ya incluye a Netflix en su paquete de internet, telefonía y televisión. Estrategia que desde hace más de dos años implementó Telecentro, cuando fue el primero en incluir al rey del streaming en su combo de servicios.

 

Flow, el servicio de Telecom/Cablevisión, también prevé incorporar a Netflix en su propuesta multiservicio. Aunque todavía sin fecha definida, todo indica que Netflix será incluida a partir del próximo año.

 

La empresa de streaming es, en el marco de la nueva competencia que se inicia en el país -y que, de no salir la llamada “ley corta de telecomunicaciones” arrancará de manera plena a partir del 1° de enero de 2019- el mejor anzuelo al que acuden las distintas operadoras de telecomunicaciones para conseguir más adherentes a sus propuestas de servicios en combo.

 

Para Netflix y Spotify formar parte de las propuestas de combos múltiples que ofrecen las operadoras les resulta conveniente. Porque pueden crecer más agresivamente de la mano de compañías conocidas que, a su vez, privilegiarán su funcionamiento en vista del valor que les otorgan sus clientes. A las compañías de telecomunicaciones les garantiza, a su vez, la posibilidad de fidelizar a sus viejos usuarios -cuando los tienen- y llevarlos hacia combos de servicios con mayor valor agregado (y nivel de facturación) y seducir a los nuevos que piensan dos veces si continuar con el servicio de televisión por suscripción, o darlo de baja.