Nacional B: ¿y los visitantes?

Todos los clubes quieren que la medida se levante. Económicamente le conviene a todos y es por ello que la nota que presentó Central es avalada por unanimidad. Después de 4 años: ¿será este el torneo del regreso?. Las dudas son enormes pues hay mucho dinero en el medio.

¿Cuándo será el día que los visitantes vuelvan a los estadios del fútbol del ascenso? ¿Será en la temporada que se aproxima?. Está difícil; pero en esta 2010/2011 de la Primera B Nacional existen varias razones económicas que llevarán a los clubes a “pelearla” un poco más y potenciar la baja de la prohibición.

Promediando el campeonato 2007/2008, por diferentes motivos de seguridad, la AFA decidió que todos los partidos de las categorías de ascenso del fútbol argentino, se jueguen sólo con público local. Dicha medida redujo la violencia pero no la erradicó.

Ya son cuatro los años que ‘esas tribunas están vacías’ y el folclore, el colorido, el marco de las tribunas se ha perdido. Los cantos de las hinchadas deben reacondicionarse, claro, porque el ‘vayas a donde vayas, esta es tu hinchada la que te alienta’, no puede ser realidad en los últimos torneos, como el ‘local o visitante, yo te vengo a ver’.

Hoy, son todos los clubes, empujados por sus dirigentes, los que quieren dejar nula esta medida y volver a tener todas las tribunas pobladas, como ocurría en viejos tiempos.

El descenso del elenco “Canalla”, la gran cantidad de equipos muy convocantes en la categoría, encendió nuevamente los deseos de varios y lo económico pasa a ser el motivo principal.

Los números lo indican, son más que claros y concisos. Hay mucha plata en juego y ninguno quiere desaprovechar esta oportunidad.

Hay consentimiento para aprobar el pedido y ponerlo en práctica en la temporada que se

Viene, aunque en la pasada temporada hubo un intento en Córdoba, donde se había aceptado que el clásico entre Belgrano e Instituto se jugara con público “Pirata” y de la “Gloria” en las tribunas, pero fue denegada.

Por su parte, Rubén Pérez, titular del Coprosede, es quien se encargó de poner paños fríos con diferentes declaraciones que vino efectuando en este último tiempo. “No vamos a avalar una medida de esa naturaleza. Nuestra posición será que, al menos en Buenos Aires, todo siga igual”, advirtió el funcionario.

Con este panorama, todo parece encaminarse al mismo destino y la popular visitante deberá seguir aguardando. Y en este sentido, Carlos Eguiazu finalizó: “Para mí va a ser muy difícil este año, habrá que esperar si se va Rubén Pérez del Coprosede y ver si la gente que viene accede a tratar de abrirla, pero no va a ser sencillo”.