Publicado el 13/9/2017 a las 10:45

Murió Rubén Noble: adiós maestro

El eximio camarógrafo Rubén Noble falleció este miércoles en la Clínica Modelo de esta Capital, como consecuencia de un infarto. Su muerte genera honda consternación en diversos ámbitos de la comunidad entrerriana y hasta santafesina. “El Flaco” estaba internado en el precitado nosocomio desde comienzos de septiembre, debiendo ser intervenido quirúrgicamente por un delicado estado de salud a nivel respiratorio. Sus restos serán velados en la sala de Sentir, Villaguay 147, y serán trasladados al cementerio Parque de La Paz a las 9 de mañana jueves.

 

Tristísima noticia para el periodismo, para el arte, la cultura, la política. El deceso de Rubén Noble deja un vacío insondable. Es extinguió la vivaz llama de un MAESTRO, sí, con mayúsculas.

“El Flaco” se caracterizó por su nobleza, su predisposición para dar una mano a quien lo necesitara, y por dar cátedras magistrales en el uso de una cámara a lo largo de cinco décadas.

 

Un consuelo, para mitigar tanta congoja es que el Instituto Audiovisual de Entre Ríos (IAER), organismo dependiente de la Secretaría de Cultura de la Provincia, inauguró hace pocos días su nueva sede denominada El Galpón, ubicada en el predio de la Vieja Usina. En la oportunidad se presentaron las oficinas administrativas, las salas de edición y posproducción audiovisual, la cabina de grabación de audio, un espacio de exposición de arte y el Salón Estudio que -precisamente- lleva el nombre de Rubén Alfredo Noble.

Además se descubrió una placa en reconocimiento a la trayectoria profesional de casi 50 años de este fotógrafo y camarógrafo de la capital provincial. Un gratísimo homenaje, en vida.

 

Noble fue concejal de Paraná por el Partido justicialista en 1999/2003, mantenía su inquietud por seguir cumplimentando coberturas especiales como reportero gráfico independiente y conducía tres programas de radio en FM San Agustín: Almorzando con tangos, Música y noticias y La música que usted quiere escuchar.

 

Partiendo de que cada camarógrafo tiene un estilo propio, una manera particular de aplicar su técnica, “El Flaco” supo diferenciarse de los demás, exhibiendo una versatilidad peculiar para poder adaptarse a un mercado cambiante en temas y tecnologías.

Noble tuvo la sagacidad para adecuarse a las modernas técnicas y los nuevos soportes audiovisuales que potencian la producción y reproducción de la imagen y el sonido y por tanto, la comunicación humana.

Así se destacó por su capacidad de organización, de esfuerzo, de observación, de flexibilidad, de sensibilidad, de autocontrol y simplificó su desempeño con un excelso sentido crítico y ético, esgrimiendo una sana habilidad para las relaciones interpersonales lo cual deriva en una distintiva empatía.

 

Hoy, nos atribula la desolación, el desconsuelo, y le decimos adiós a un hombre que supo hacer de su vida personal tan buena imagen como las que hacía con las cámaras.

Etiquetas: , ,