Publicado el 17/2/2017 a las 00:05

Mirá que hablaron de la Década K… Más restricciones a los acreditados en la Rosada

Mirá que hablaron de la Década K… Más restricciones a los acreditados en la Rosada

En momentos en que arrecian las críticas por las fallas en la comunicación como, por ejemplo, en el caso del Correo Argentino o más aún en la modificación al cálculo del haber jubilatorio que significó una baja de en la jubilación, parece ser que la solución que encontró el gobierno fue vetar el acceso de los acreditados a los funcionarios. ¡Y tanto se criticó al kirchnerismo!!!

 

En vez de aclarar cuantas veces sea necesario o entregar la información para esclarecer las dudas, el gobierno de Cambiemos peor que en la época kirchnerista, comenzó a poner vallas para impedir que los periodistas acreditados y el personal en general tenga acceso a las autoridades.

 

La disposición apareció luego que un grupo de trabajadores de prensa se acercará hasta el Salón Martín Fierro para intentar hablar con el secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, para consultarlo por la modificación del cálculo de la movilidad jubilatoria.

 

Ante las explicaciones de los asistentes del funcionario, quienes adujeron que el pedido para conversar con él debían cursarse a través de la Secretaría de Comunicación Pública, los periodistas acreditados en la Casa Rosada se retiraron del lugar.

 

Cabe señalar que donde se encuentra el jefe de Gabinete y el presidente son las únicas áreas de acceso restringido pero siempre, e incluso durante la época de Cristina de Kirchner, el resto de los salones no contaban con personal de seguridad en las puertas.

 

Sin embargo, a partir de hoy, el acceso a lo que eran los salones Martín Fierro, Mujeres del Bicentenario cuentan con personal de seguridad que demanda nombre y apellido para ingresar para hablar con los secretarios de los funcionarios.

 

En esta área se encuentran las oficinas del vocero presidencial, Iván Pavlosvky, el jefe de asesores, José Torello, y los ministros coordinadores Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

 

De esta, manera se va concretando la intención oficial de aislar a los periodistas acreditados que suelen, en la búsqueda de información, que es su función suelen solicitar a los secretarios pedidos de audiencia. Si bien por ahora parece suspendido sigue latente la intención de mudar la histórica sala de periodistas al segundo piso lejos del acceso de los funcionarios.

 

El área de prensa ha instalado un sistema donde si bien los funcionarios atienden a periodistas prefieren tener un control sobre este vínculo. Justamente el acreditado es como una mosca molesta.

Etiquetas: