Los tripulantes del ARA San Juan fueron recordados en la fiesta de los Pescadores

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, dirigió una oración especial por los tripulantes del ARA San Juan y sus familiares en la celebración de la fiesta de San Salvador. El obispo pidió que “se mejoren las condiciones de trabajo”, para que no se repitan situaciones como los naufragios de las embarcaciones El Repunte, San Antonino y Niño Dios.

 

La comunidad pesquera se congregó el 28 de enero en la parroquia Sagrada Familia, de la zona portuaria, para celebrar la fiesta de San Salvador con una misa. Por la tarde, los fieles se dirigieron hasta la Banquina de los Pescadores, donde se realizó la tradicional procesión náutica con la imagen de Jesús, el Salvador, y se rezó para que se mejoren las condiciones de trabajo, para que no se repitan situaciones como las de El Repunte, el San Antonino y el Niño Dios.

 

Llegada la procesión a la banquina del puerto, el obispo marplatense, monseñor Gabriel Mestre, bendijo las aguas, se arrojaron ofrendas florales en memoria de los fallecidos en el mar, se ubicó la imagen del Salvador en una lancha pesquera y se inició la emotiva procesión náutica. Este año, la peregrinación se dirigió hasta la Base Naval, donde el obispo pidió por los 44 tripulantes, sus familiares, amigos y todos los que aún siguen buscando.

FIESTA-DE-LOS-PESCADORES-2

“Este año la procesión nos permite llegar hasta este lugar donde te pedimos que acompañes a los 44 tripulantes del ARA San Juan, familiares, amigos y a todos los que todavía los siguen buscando”, rezó monseñor Mestre, y agregó: “Te pedimos que les des a todos el don de una fe equilibrada entre la esperanza y la realidad, para tener un corazón bien fortalecido por tu presencia y aceptar tu santa voluntad. Creemos en los milagros pero también somos profundamente realistas. Encomendamos esta situación dolorosa y de incertidumbre a tu santa presencia, Señor”.

 

Al regresar a la banquina, se bendijeron las herramientas de trabajo y los frutos del mar. Tras agradecer la participación de los fieles y de los organizadores de la fiesta, el obispo pidió que “se reactive la tarea de nuestro puerto para la ciudad y toda la zona”, y que “el Señor bendiga a los hermanos de la comunidad turística que nos han acompañado en este día”, concluyó.