Lo anunciamos: Echagüe pidió a la AdC inhabilitar a Raúl Pelorosso

El Atlético Echagüe Club hizo llegar a la Asociación de Clubes el pedido de inhabilitación de cualquier actividad profesional al jugador Raúl Pelorroso. Además se notificó al mismo quien tendrá que abonar una multa económica por los daños ocasionados en el mes de diciembre cuando, unilateralmente, el jugador decidiera no cumplir lo pactado con la institución paranaense.

 

Así lo confirmó, mediante un parte de prensa, la entidad de la Capital entrerriana, revalidando que cualquier club que quiera contar con los servicios profesionales del jugador tendrá que tener el visto bueno de Boca Juniors (dueño de los derechos federativos), y de Echagüe que tenía contrato con el profesional.

 

Obviamente que la AdC, hasta hoy en silencio formal, deberá analizar el exhorto librado por el AEC y adoptar las medidas consecuentes.

 

Si nos atenemos a la incomunicación oficiosa de parte del ente fundamental del básquet profesional, de hecho hasta hoy ni siquiera reprodujo el parte de Echagüe en su web, vemos compleja la aceptación, al menos dando razón a la directiva de Paraná puesto que el COT vencía el 31/12 y por lo tanto los de La Ribera desde el 01/01/2018 debían confirmar o no lo que hayan convenido Echagüe y Pelorosso, en tanto, dichas partes solo habían celebrado un acuerdo verbal para esa continuidad, extendiendo hasta fin de temporada el convenio.

 

Mientras, Pelorosso tampoco salió a la palestra a dar la más nimia, la más primaria explicación, como dando razón al fastidio, a la bronca, a la indignación por calle 25 de Mayo.

Ni siquiera su representante tuvo la sagacidad de emitir un parte clarificando la cuestión, lo cual indudablemente crea una imagen desfavorable del profesional al cual asesora y eso a la corta o a la larga trae sus consecuencias.

 

Por último, Temperley el otro actor de la “novela”, igualmente prefirió guardar silencio equivocadamente, como hasta ignorando que el jugador hubiera vuelto a la entidad “Celeste”. Habrá que ver cuál es la actitud normativa a asumir por la AdC.

Primariamente, tenemos la sensación que Boca será el árbitro central más allá de cualquier preceptiva de la Asociación.

Los “Xeneizes”, propietarios de los derechos federativos, pueden tener la voz cardinal para que la Asociación de Clubes resuelva en consecuencia.

 

Lo cierto es que la desprolijidad ha sido mayúscula y una entidad clave como la Asociación Argentina de Jugadores optó por el mutismo incomprensible, luego de estar compenetrada en elevar su preocupación y malestar por el fixture armado en la Liga Nacional y especialmente en la Liga Argentina, haciendo énfasis en los meses que se vienen, con altas temperaturas y con estadios que no están preparados (en su gran mayoría) para competir con tanto calor.

Foto: Face Oficial Fotos Básquet Echagüe – N.M.-