Liga A: telón final para Cantero

El base de Atenas y del seleccionado nacional, Juan Pablo Cantero, padece una distensión en el músculo isquiotibial y, aunque no es una lesión seria, no podrá jugar lo que queda de la serie final de la Liga. La gravedad del caso fue verificada por el médico de la Asociación de Clubes, Diego Grippo, quien determinó que su recuperación demandará no más de dos semanas.

Grippo confirmó que se constató mediante una ecografía que se trata de una distensión de entre 0,5 y 0,6 milímetros en la región del músculo isquiotibial. En diálogo con LNB.com.ar, el Dr. Grippo detalló que “esta lesión demandará una recuperación estimada de entre 10 y 15 días como máximo”.

“No es una lesión grave para el jugador, para su carrera o para su futuro, pero pasa a ser importante por la instancia que está disputando Atenas, ya que lo obliga a no poder jugar”, aseguró Grippo.

En estas condiciones, queda sin efecto la posibilidad de realizar un recambio ya que para que esto sea viable debe tomarse en consideración que la importancia de la lesión debe demandar “treinta (30) días o más para la reincorporación del jugador a la actividad deportiva”, según indica el reglamento en el Artículo 1º del Procedimiento para Recambio de Jugadores por lesión o enfermedad.

Por su parte, Cantero se mostró frustrado por la aparición de otra lesión y no le encontró explicación a esta situación que lo marginó de la final de la Liga. “Es cuestión de mala fortuna en el sentido de que es la misma lesión dos veces. Puede ser por fatiga, de casualidad o por pisar mal. Nunca me había pasado en mi carrera y me pasa justo en mi primera final en la que venía bastante bien”, afirmó.

En declaraciones a LNB.com.ar, el base entrerriano narró el momento en el que sintió una molestia que le impidió continuar en la cancha. “En el último ataque del tercer, cuarto faltaban 20 segundos, pasé la pelota, apoyé y sentí el pinchazo, un  tirón en los isquiotibiales. Volví a defender la última y no podía ni pisar”, contó.

En referencia a la derrota ante Peñarol en el cuarto juego, el conductor de Atenas reconoció  que “no supimos ganarlo ante el cambio de actitud que tuvieron ellos en el segundo tiempo. Tiramos tiros apresurados, empezamos a perder rebotes defensivos y ellos ganaron en confianza”.

Y agregó: “Nos convertimos en un equipo previsible que perdió mucho terreno sin meter lanzamientos desde afuera. El último cuarto, aún yendo en ventaja, ellos presionaron y perdimos pelotas, no anotamos y eso nos hizo desesperar un montón”.

No obstante, Cantero se mostró optimista y aclaró que mantienen las esperanzas de seguir con vida en la serie que Peñarol gana 3-1.  “Falta mucho, podemos revertir la serie. Seguimos creyendo que se puede y trataremos de dar vuelta el tema anímico. Si hacemos las cosas bien tenemos posibilidades de ganar”, sentenció.