Las cuestiones particulares de Jones estaban en Arabia Saudita

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- Travele Jones dejó Echagüe, según una comunicación oficial de la entidad, por “cuestiones particulares”. Obviamente, uno imaginó vicisitudes familiares, de salud, o por qué no, insatisfacción del jugador en su estancia en la Argentina. No… La razón fue que de Paraná se fue a Arabia Saudita donde brilla en el Al Wehda Mecca de la SBL.

 

Este es el Cuento de la Buena Pipa… No es una excepción, es algo tristemente habitual. A Echagüe le cuesta muchísimo amalgamar una labor comunicacional congruente.

Hay muy buenas intenciones, hay honestidad profesional de quienes desempeñan la tarea, pero también está claro que la “bajada de línea” de las autoridades suele generar confusiones o situaciones que opacan tanto esfuerzo por continuar compitiendo en Liga Nacional de Basquetbol.

 

Es como que informar en tiempo y forma, adecuadamente para un nivel profesional superior, se erige en una responsabilidad compleja. Y, sostenemos… Estamos convencidos que no es una falta estrictamente periodística sino una decisión, una modalidad directriz respecto a cómo nutrir a los medios que en definitiva, tienen el deber de informar al hincha, al socio, al aficionado.

 

Lo de Travele Jones es una muestra más de lo MAL que se difunde el quehacer del baloncesto rentado en el AEC. Esta interesantísima ficha que llegó en los primeros días de diciembre de 2018 y dejó una estupenda imagen, había abandonado el club de calle 25 de Mayo “por cuestiones particulares”. ¿Se acuerdan que lo hablamos el 27/1 del cte. año en http://cuestionentrerriana.com.ar/de-los-vientos-de-cambio-se-paso-a-un-temporal-en-echague/?

Dichas “cuestiones” eran estrictamente monetarias. ¡Claro! Acá ganaba un puñado de dólares, seguramente mucho menos que los extranjeros de los mejores equipos de Liga Argentina y recibió un llamado de su Agencia (Promotex) no dudando en partir hacia tierras asiáticas para cosechar más del triple de dinero.

 

Travele Andrew Jones se había convertido en un arma determinante para Echagüe que tanto sufría en la faz interna. Vino, se mostró en una competencia de prestigio, seguramente se confeccionaron positivos “highlights” (vídeos fragmentados con sus máximas performances) y la Agencia logró ubicarlo en una plaza donde los estadounidenses son excelentemente tratados en todo sentido.

 

Jones había llegado a Echagüe como recambio de Joseph Lewis, pero el “amor” por Paraná duró poco. A fines de enero pegó el portazo y en cuestión de horas, según puede verificarse en la captura de pantalla, acordó con el equipo saudita que venía mal en la tabla y necesitaba también reforzar las zonas pintadas.

 

De hecho que arribó, debutó y anotó 25 puntos, capturando 13 rebotes en el volver a la victoria de su nuevo team.

En la SBL se enfrentará con Derrick Caracter, aquel talentoso centro que jugara tan pero tan bien, aunque entrenara tan pero tan poco.

 

Conclusión… Tal vez la dirigencia de Echagüe obró con inocencia. Quizás, solo le abrió la puerta para que Jones consiga un mucho mejor contrato. Lo cierto es que, sea cual fuere la razón, se engañó, se frustró la ilusión, la esperanza de quien iba a la cancha y supuso que con este potente ala-pivote cambiaría la campaña en el 2019.

Ahora… si fue por ingenuidad, por un exceso de confianza, por sana postura priorizando lo humano, estaría muy bueno que los directivos del AEC actúen con sumo rigor y pidan la inhabilitación de este virtuoso basquetbolista que se fue por “cuestiones particulares”, seguramente explicadas con “argumentos irrefutables”, y terminó conviniendo condiciones con la precitada franquicia asiática.