Publicado el 1/10/2017 a las 17:35

La Provincia acordó con Nación la promoción de técnicas de construcción de viviendas con madera

La Provincia acordó con Nación la promoción de técnicas de construcción de viviendas con madera

Luego de la reunión de la Mesa Forestal, la provincia de Entre Ríos suscribió con Nación un acuerdo para desarrollar técnicas y sistemas de construcción de viviendas con madera e incorporar valor agregado a los productos y subproductos que se empleen en estos sistemas constructivos.

 

El subsecretario de Industria de la provincia, Mario Acuña, participó en representación de la provincia de Entre Ríos y junto con autoridades del sector foresto industrial de todo el país, de la firma del acuerdo para la promoción de la construcción con madera.

 

Este acuerdo fue uno de los temas tratado la semana pasada en reunión del presidente Mauricio Macri junto a los gobernadores de las provincias forestales e industriales del sector, entre ellos el gobernador Gustavo Bordet, donde quedó el compromiso de llevar adelante la firma.

 

El acuerdo de Cooperación para la Promoción de técnicas de Construcción de Viviendas con Madera, compromete a las partes a generar un marco de colaboración para desarrollar técnicas y sistemas de construcción de viviendas con madera y de incorporar valor agregado a los productos y subproductos que se empleen en estos sistemas constructivos. Asimismo, busca fomentar la utilización sostenible del recurso forestal proveniente de bosques implantados para la construcción de viviendas, mediante la realización de actividades de difusión, educativas y de capacitación.

 

La iniciativa contempla que este sistema sea incorporado en el futuro también para escuelas y otros proyectos urbanos por parte de los entes ejecutores. En este sentido, se sostiene que la foresto-industria es una cadena de valor que tiene un efecto multiplicador desde la semilla, la plantación, resina y todos sus derivados, manejo forestal, rollos para madera aserrable, aprovechamiento de desperdicios como chip y viruta para generación de energía renovable, maderas y molduras con destino a la construcción y muebles, entre otros usos.

 

La concreción de este acuerdo pone en línea las políticas públicas de Nación y provincia dado que en Entre Ríos se viene trabajando desde hace tiempo en el uso de la madera para la construcción de viviendas, contemplada inclusive mediante la Ley 10.279 que establece que el 10 por ciento de las viviendas sociales construidas por la provincia deben realizarse en madera.

1506890296jpg

Líneas de trabajo

 

La participación de la provincia en los distintos niveles de acciones y de intercambio con el gobierno nacional, principalmente con el Ministerio de Agroindustria y Producción, se manifiesta en el trabajo, básicamente, sobre tres líneas.

 

En primer lugar, potenciar la industrialización de la madera, enfocada en los procesos de segunda y tercera transformación (recordamos que Entre Ríos es la principal productoras de paneles), buscando generar mayor valor agregado, incluyendo el desarrollo de la industria del mueble. El otro segmento, queda contemplado en el marco de este acuerdo, mediante el impulso al desarrollo de vivienda de madera; y un tercer elemento que es la utilización de residuos industriales para fabricación de energía a través de lo que comúnmente se conoce como energía de biomasa.

 

La ley provincial 10.279 también prevé un aspecto que coincidentemente contempla el acuerdo firmado, que es la necesidad de unificar criterios normativos para que los mismos sean aplicados en todos los distritos nacionales y provinciales y fundamentalmente, en los municipales, porque son ellos los que tienen en su función el contralor y habilitación de los diferentes tipos de construcciones. Luego de que Nación remita a la provincia el nuevo reglamento Cirsoc 601 que unifica los criterios para el cálculo estructural de la vivienda de madera, se invitará a los municipios que se adhieran al mismo con la finalidad de unificar precisamente los criterios normativos.

 

Por otro lado hay también un fuerte impulso para dotar al sistema de herramientas de créditos, y es por ello que en el acto de firma participaron la mayoría de las entidades bancarias del sector público las que promoverán políticas de financiamiento al sector.

 

De este modo, quedó establecida la posibilidad que la vivienda de madera sea incluida en los diferentes planes de financiación para el sector privado mediante créditos hipotecarios, contribuyendo con ello al desarrollo del mercado.

 

Fomentar la fabricación

 

Al respecto, el subsecretario de Industria, Mario Acuña, expresó que “el sector forestal tiene capacidades suficientes en cantidad y calidad para proveer de materia prima industrializada al sector de viviendas de madera, y ahora debemos fomentar y apoyar a las empresas que se dediquen a la fabricación de las mismas”.

 

Al ser consultado sobre las estrategias que utilizará la provincia para formar y consolidar esta nueva línea industrial en las empresas, Acuña explicó que “hoy podemos tomar las experiencia de la provincia de Misiones donde se viene trabajando hace ya varios años en la construcción de cerca de tres mil viviendas por año mediante un sistema asociativo las cámaras del sector se han nucleado y participan activamente en el mercado. Es un modelo que puede replicarse en nuestra provincia. Pero también está la iniciativa privada de empresas que ya vienen fabricando viviendas en localidades como Federación, Concordia, San José y en consecuencia también debemos generar herramientas que permiten su crecimiento para poder abastecer la demanda futura y a su vez contribuyan a la generación de mano de obra”.

 

En cuanto a los nuevos conceptos que implica el uso de este material, el subsecretario de Industria enumeró: “La madera es un material renovable, reciclable y capta dióxido de carbono, lo que permite la mitigación del calentamiento global, y a su vez, debido a su capacidad aislante, tiene un bajo consumo energético por vivienda para su confort, lo cual que implica ahorro para el usuario y la sociedad, en un contexto energético deficitario. Además, la construcción con madera reduce los tiempos de ejecución de las obras, minimizando costos financieros”.

 

“Algunos otros de los beneficios que trae –destacó- es que la madera cuenta con una gran resistencia estructural en relación a su peso, posee una resistencia ante el fuego que se ajusta adecuadamente a los cálculos de las normas, es durable, estética y cálida; el sistema constructivo empleado es práctico y limpio y la capacitación necesaria del personal es accesible”.

 

Participaron del acto de rúbrica del acuerdo los ministros de Agroindustria, de Producción, del Interior y de Medio Ambiente, Ricardo Buryaile, Francisco Cabrera, Rogelio Frigerio y Sergio Bergman, respectivamente.

 

Por el sector empresario, participaron la Federación Argentina de la Industria Maderera y afines (Faima); la Cámara Argentina de Aserraderos de Madera (Cadamda); la Asociación Maderera, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap), los Industriales Madereros y Forestales de Entre Ríos y Sur de Corrientes (Imfer); la Cámara de Empresarios Madereros y Afines (CEMA), entre otros.

 

Datos del Sector Forestal

 

Según el informe de la Cadena de Valor del Sector Forestal, Papel y Muebles del Ministerio de Hacienda, publicado en octubre de 2016, el empleo registrado del sector foresto industrial en el tercer trimestre del año 2015 fue de más de 95.800 puestos de trabajo y conformó en el año 2014 un punto porcentual y medio del total del país.

 

La Argentina cuenta con 1,2 millones de hectáreas de plantaciones forestales conformadas principalmente por pinos, eucaliptos y salicáceas (sauce y álamo) de las cuales Entre Ríos aporta 140 mil hectáreas en total; la extracción de rollizos provenientes de bosques implantados en el año 2013 fue de más de 11,5 millones de toneladas; el consumo aparente de madera aserrada en el año 2014 fue de más de 3.400.000 toneladas; el 90 por ciento de la producción de la cadena forestal se destina al mercado interno y el restante 10 por ciento a las exportaciones; y el 64 por ciento de la producción forestal es utilizada como insumo por otras cadenas, siendo la más importante la cadena de la construcción con un 12 por ciento.

Etiquetas: , ,