La política argentina de luto por el trágico deceso de José Manuel de la Sota

El tres veces gobernador de Córdoba y uno de los fundadores del Peronismo Renovador José Manuel de la Sota murió en un accidente en la ruta 36, kilómetro 782, que une Río Cuarto con la capital cordobesa hacia donde se dirigía. La muerte produjo una conmoción en todo el ambiente político y social no solo de Córdoba sino de todo el país.

 

Una paradoja del destino es que el accidente fue en la autovía cuya mayor parte se construyó durante el último mandato de De la Sota. El siniestro se produjo tres kilómetros antes de localidad de Altos Fierro -donde en 2015 se inauguró el intercambiador de la ruta 36 para evitar accidentes.

El Volvo terminó incrustado debajo de un camión Mercedes Benz con acoplado que transportaba cereales.

 

El cordobés, de 68 años, estaba preparando su retorno al escenario nacional con la intención de ser candidato a presidente; venía manteniendo reuniones con referentes de diferentes sectores y preparaba su debut televisivo el 5 de octubre en el canal Crónica.

El Gobierno de Córdoba decretó cinco días de duelo, confirmándose que los restos del ex mandatario cordobés serán velados este domingo en la Casa de Gobierno.

 

El velatorio del histórico dirigente justicialista se llevará a cabo en el Centro Cívico del Bicentenario de Córdoba, a partir de las 9 hasta las 11 del lunes, donde se espera el arribo de decenas de figuras de la política provincial y nacional, que este sábado expresaron su dolor a través de las redes sociales al enterarse del trágico deceso.

El funeral de Estado de De la Sota será abierto a todo el público y sus restos mortales serán depositados en el Panteón familiar.