La justicia jujeña liberó al exgobernador Fellner

El exgobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, recuperó su libertad cerca las 14.15 de este sábado según lo dispuso el juez Isidoro Cruz, el mismo magistrado que había resuelto su detención el pasado miércoles en la causa por supuesto desvío de fondos para la construcción de viviendas sociales.

 

La medida está vinculada a “una actitud adoptada por los fiscales de la investigación”, que ayer se retiraron de la audiencia indagatoria y “no le permitieron ejercer el derecho de legítima defensa”, pero no modifica su situación procesal, acusado de los delitos de asociación ilícita y administración fraudulenta, según indicó a Télam el juez Cruz.

 

Luego de pasar su segunda noche detenido en la Unidad Penal 7 de Alto Comedero, de la capital jujeña, el ex mandatario fue liberado cerca de las 14.15 horas tras realizar los trámites de rigor, y fue esperado por militantes del partido justicialista que se acercaron hasta el lugar con carteles que decían “Fuerza compañero” y “La juventud está con vos”.

 

Al ser interpelado por una importante guardia de periodistas al retirarse del penal en un vehículo particular, Fellner solo agradeció la presencia de los medios, saludó a los militantes y se reservó de opinar sobre la causa “hasta el día lunes”, pero destacó que “lo trataron muy bien”.

 

Antes de la liberación, en dialogo con Télam, el juez Cruz había anticipado que la medida fue concretada de “oficio”, por “la conducta adoptada por los fiscales de la investigación durante la audiencia indagatoria”, en la que se retiraron en medio del proceso, aunque no dio mayores detalles y se prevé que los fundamentos sean difundidos recién el lunes próximo.

 

Según explicó el magistrado, “el Código prevé que el proceso de indagatoria no se puede interrumpir” y, al haberlo hecho los fiscales, “no le permitieron ejercer el derecho de legítima defensa”, por lo que se estaría violentando las garantías constitucionales.

 

En tanto, el abogado defensor, Horacio Aguilar, señaló que si bien todavía no conocen a fondo los fundamentos, aseguró que tienen que ver con la “conducta procesal” del exgobernador y con el hecho de que haya prestado declaración indagatoria, en la que presentó un descargo por escrito, sumado a distintas pruebas, y se proclamó “absolutamente inocente”.

 

“Quedó claro que no tiene nada que ver con ninguno de los delitos que se le imputa”, remarcó Aguilar sobre la indagatoria de ayer, y sumó la actitud de los fiscales, demostrando que, habiendo tenido la posibilidad de realizarle preguntas a Fellner, optaron por retirarse de lugar. Para el abogado, su interés al irse fue el de “dilatar el curso de la causa”.

 

En la misma línea, el juez Cruz ya había criticado la actitud de los fiscales, al asegurar que estaban “en su derecho de pedir nulidades, pero no de retirarse” y que debido a su actitud debió suspender otras indagatorias previstas para la jornada.

 

Los fiscales de la causa, Diego Cussel y Liliana Montiel, decidieron retirarse de la indagatoria cuando, según ellos mismos relataron ante la prensa local, el juez no dio lugar a un pedido de lectura de pruebas que constan en el expediente, al que la defensa de Fellner se negó en primera instancia, al sostener que ya las conocían.

 

Para Cruz la continuidad de la indagatoria estuvo enmarcada en el planteo de la defensa y por una cuestión de “economía procesal”, ya que hubiera llevado alrededor de cinco horas la lectura, y consideró que la postura de la fiscalía no tenía otro sentido que “dilatar el proceso”.

 

En tanto, se espera que el lunes próximo sean difundidos los argumentos del cese de detención, ante la decisión de oficio tomada hoy por el juez, mientras también está pendiente la resolución del pedido de sobreseimiento de Fellner en la causa, presentado por la defensa.

 

La orden de detención contra Fellner, y otras cinco personas, había sido librada la noche del último miércoles, por pedido de la fiscalía en la causa que investiga el desvío de unos $1.300 millones para la construcción de viviendas, que no habrían sido construidas, lo que motivó la imputación por asociación ilícita y administración fraudulenta de 23 personas.