La fabricante de muebles Fiplasto suspendió a su personal en Ramallo

Ante la crisis económica y la recesión del sector, la empresa Fiplasto tomó la decisión de suspender por una semana a más de 120 trabajadores en su planta en Ramallo. Las suspensiones, indicaron fuentes sindicales, se extenderán por 7 días y se llevarán a cabo desde el mes corriente hasta diciembre.

Según el delegado gremial adjunto, Juan Silenzo, Flipasto confirmó que va “suspenderá una semana de cada mes, hasta diciembre, por lo que abonará sólo el 80% del sueldo”. Los motivos están expresados en la caída de las ventas, los costos de producción y los aumentos de los servicios de luz y gas.

 

La semana pasada, la empresa concretó reuniones con el personal en las que explicó el alcance de las medidas y se comprometió a no realizar despidos. Reconoció que no modificará el funcionamiento del personal en las áreas de mantenimiento y sierras.

 

“En la compañía aducen que se les hace muy difícil poder cumplir con el pago de las facturas de gas y energía eléctrica, y que sumados ambos servicios el mes pasado pagaron cerca de $16 millones. Y que ante la caída de las ventas tienen un enorme stock de productos acumulados. Eso llevó a tomar esta decisión. Ahora estamos a la espera de conocer la fecha de la primera semana de suspensión”, dijo Silenzo.