La conducción de ATE se reunió con la presidenta del CGE y reclamó pases a planta

La conducción de la Asociación Trabajadores del Estado de Entre Ríos fue recibida por la nueva presidenta del Consejo General de Educación, Marta Landó quien estuvo acompañada por vocales y otros funcionarios del organismo. En nombre de ATE estuvieron su secretario general, Oscar Muntes y los secretarios Graciela Truffe; Daniel Ramos; Víctor Sartori y el vocal Atilio Martínez.

El objeto de la audiencia “fue manifestarle a la presidente del CGE algunas preocupaciones y problemáticas que desde ATE hemos venido planteando con la conducción anterior y aún esperan una resolución. Así, el primer tema que se trato fue el pase a planta permanente y la declaración de estabilidad laboral para todo personal que depende del CGE en situación de precarización”, explicaron mediante un parte de prensa.

 

Luego se le pidió a la presidenta por el edificio del taller industrial Antequeda y por el de la Departamental de Escuelas de Paraná. “En el caso del primero su obra esta inconclusa y detenida y su finalización es imperiosa para que los trabajadores cuenten con un espacio laboral en condiciones y para que produzcan el mobiliario para las escuelas, el que es reconocido por su calidad, prestaciones y durabilidad. En relación al edificio de la departamental, hoy funciona en un espacio que no es apropiado. Sobre los dos puntos la presidenta señaló que son dos prioridades que tiene en agenda y que ha mantenido reuniones con los organismos que corresponden con el fin agilizar esas gestiones y resolver dichas necesidades”, detallaron desde el sindicato.

 

Más adelante el gremio expuso la preocupación de los trabajadores por el tema de las horas extras para el año 2018, en ese sentido indicaron “desde el sindicato pedimos que se asegure que se mantendrá el paquete de horas que venía percibiendo cada trabajador/a, este pedido lo hacemos basados en el hecho que estas horas extraordinarias los compañeros las vienen percibiendo desde un periodo que excede los quince años, con lo cual componen sus ingresos regulares durante el año, reducirlas es afectar directamente su salario”.

 

Otra de las cuestiones que ATE planteo fue que “es necesario distinguir la carrera docente de la que realiza el auxiliar de la educación, planteando esto habida cuenta el número importante de docentes que hoy cumplen tareas administrativas, lo que para nuestro sindicato se debe rever y que cada escalafón se apegue a sus tareas”, especificaron.

 

Prosiguiendo con el temario, se le solicitó a la presidenta que se regularice la planta de cada repartición dependiente del CGE atento a los agentes con afectación y/o adscripción en distinta condición desde hace muchos años, “puntualmente entendemos que debe efectivizarse a los afectados en su lugar actual y a su vez efectivizar a los suplentes que vienen reemplazándolos”, exhortaron.

 

También se discutió la situación de quiénes están en tareas livianas y la necesidad que sean cubiertos esos lugares para no recargar de trabajo a sus compañeros, problemática que se liga a la falta de cargos en las escuelas de obrero y maestranza.

 

Como hecho significativo y para finalizar la reunión se acordó la conformación de una mesa de gestión que vaya tratando cada una de estas problemáticas y otras que se irán sumando de manera ágil y sostenida en el tiempo, para tal fin la presidenta del CGE designará a sus representantes y el sindicato los suyos.