Importante reconocimiento a dos profesionales uruguayenses por un proyecto inclusivo en Innovación Tecnológica

Este jueves 27 de septiembre comenzó a desarrollarse el XVI Congreso Internacional de Innovación Tecnológica Informática (CIITI) de la Facultad de Tecnología Informática de la Universidad Abierta Interamericana (UAI). El acontecimiento se lleva a cabo hasta el domingo en el auditorio del Palais Rouge de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

El CIITI se realiza anualmente desde 2003, con dos capítulos, uno en Buenos Aires y el otro en Rosario, con miles de asistentes entre ambas instancias. Al igual que los quince años anteriores, el XVI CIITI fue declarado de Interés Nacional por diferentes instancias del Estado Nacional, del Congreso de la Nación y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el gobierno provincial de Santa Fe, así como instituciones y empresas vinculadas con la temática.

 

En el marco de este importante encuentro, se presentaron trabajos de innovación tecnológica informática para participar de un certamen organizado por CAETI, Centro de Altos Estudios de Tecnología Informática. Del total de trabajos presentados (24) se seleccionaron nueve finalistas con derecho a exponer sus logros en el Congreso. Concluida esa instancia, se otorgaron dos menciones especiales y tres primeros premios.

 

El segundo premio fue obtenido por el proyecto “Detección de patrones para lenguaje autista”, dirigido por la doctorada Daniela López de Luise e integrado por el licenciado Pablo Pescio y el licenciado Ben Raúl Saad de la Facultad de Ciencia y Tecnología (Uader- Concepción del Uruguay) y el ingeniero Christian Saliwonczyk del CI2S Labs, CABA Argentina.

 

El proyecto tiene como objetivo principal proponer un método que permita la detección automática de patrones de comunicación de pacientes con severo estado de TEA (Transtorno Espectro Autista), mediante el procesamiento de audio y video.

 

Este trabajo fue presentado además en el TRIC VIII, Torneo Regional de Inteligencia Computacional organizado por el CIS Lab de la IEEE Argentina. El certamen se realiza en la Sociedad Científica Argentina, CABA, los días 27-28-29 de septiembre de 2018.

 

“La sensación es que vamos por el buen camino”

 

El equipo que obtuvo el reconocimiento tiene dos integrantes uruguayenses, ambos docentes en la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UADER, ambos licenciados en Sistemas Informáticos, ambos en la etapa final de una maestría en Tecnología Informativa Aplicada en Educación, que cursan en la Universidad Nacional de La Plata y en la que solo les resta la tesis.

 

Ben Saad es docente además en la especialización en Didáctica de la Computación. Pablo Pescio tiene a su cargo la cátedra Base de Datos en UADER.

 

En diálogo con los colegas de El Miércoles Digital, se refirieron brevemente al logro obtenido.

 

“La primera sensación es la gratificación, te hace sentir satisfecho el reconocimiento de tus pares después de tanto trabajo, ayuda a ver que vas por el buen camino”, dice Ben. Y agrega: “Otra reflexión tiene que ver con el hecho –que a veces consideramos inevitable– de que en las grandes capitales, donde se manejan mucho más recursos, siempre están más adelante que nosotros. Pero esto muestra que aunque estamos en condiciones desiguales respecto de ellos, las cosas se pueden hacer si les ponemos ganas y esfuerzo”.

 

Pablo, por su parte, describe el alcance del proyecto de la siguiente manera: “A las personas con  trastorno del espectro autista (TEA) de nivel 3, según la clasificación conocida como DSM-5 de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, se les dificulta comunicarse. A su vez hay estudios que muestran que responden a diferentes estímulos”, explica.

 

“Lo que buscamos es, a través de minería de datos, estudiar los sonidos y movimientos, para de ese modo generar una herramienta para clasificarlos automáticamente. Eso permite disponer de un elemento valioso, según entendemos, que ayude a los terapeutas”.

 

Así lo entendieron también los jurados del encuentro, que reconocieron este trabajo, motivo de orgullo para sus autores, pero también para toda la comunidad de Concepción del Uruguay, al saber que cuenta en sus universidades públicas con investigadores y docentes tan capaces en su especialidad como dispuestos a ponerla al servicio de los derechos y necesidades de las personas con discapacidad.