Hugo Moyano marcó la cancha

Cuando le habló a sus trabajadores frente a la Secretaría de Trabajo y con el fallo del juez Luis Carzoglio en tinta fresca, Hugo Moyano mezcló euforia con duros ataques al Gobierno. En un discurso pausado, con la gimnasia de años de protestas, habló pausado ante unos 5.000 militantes de Camioneros para le intervengan el discurso con cánticos, bombos y cohetes tres tiros.

 

“Por más que los gorilas, los anti-obreros, estos HDP que nos gobiernan, el juez ha tenido la suficiente grandeza para no aflojar ante todas las presiones que recibió de todos los funcionarios fundamentalmente de los funcionarios que se encargan entre comillas de la seguridad. De la seguridad de ellos se encargan, no de la gente”, sostuvo. Y enfatizó la defensa del juez, al sostener que “se bancó las presiones del Gobierno”.

 

Lo dijo minutos después de dar la noticia que provocó la algarabía de sus seguidores: “Está confirmado que el juez Carzoglio dejó sin efecto la detención contra Pablo Moyano”. Subido a un camión ubicado sobre la avenida Callao siguió: “Pablo no tenía ningún motivo para estar preso”.

Contó también que “acabo de cortar con Pablo y me dijo que “no” importaba lo que ocurriera con él sino que “lo importante es luchar por la dignidad de los trabajadores”. En la misma sintonía de respaldar al magistrado y al finalizar este acto, el Sindicato de Camioneros difundió un mensaje de Pablo Moyano que hizo llegar desde Singapur, donde estuvo en el Congreso de la ITF (Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte): “Quiero expresar mi más enérgico repudio a las amenazas sufridas por el juez y su familia, más allá de resultar absolutamente falsas e impulsadas desde la política las denuncias que hoy motivan este absurdo pedido de detención. Me encuentro a disposición de la Justicia”.

 

En otro pasaje del discurso, Moyano atacó al Gobierno y al presidente directamente: “Es un gobierno gorila, que no tiene sensibilidad para nada. No le interesa el hombre de trabajo y dicen que son los mariscales de atacar la corrupción, pero se olvidan de la corrupción del Correo Argentino. ¿Dónde están los 700 mil millones que son de toda la sociedad y se llevó el padre del Presidente? ¿Dónde carajo están? Vienen ahora a hacerse los honestos”.

 

Luego continuó poniéndole el foco al Fondo Monetario Internacional: “Son los instrumentos del FMI, ¿a quién quiere engañar este tipo (por Macri)? Este es un gobierno payasesco. No gobiernan ellos, gobierna el FMI que ha instalado una oficina en el Banco Central. Por eso el pueblo tiene que estar unido. Acá hay uno que va a dar la vida por la gente”, disparó Moyano en la puerta de la secretaría de Trabajo.

Finalmente llamó a hacer valer el voto en 2019 para que no continúe Cambiemos en el poder.