Gremios aeronáuticos anunciarían un paro de 48 horas

Se oponen al ingreso de pilotos extranjeros. Desde la ANAC defendieron la reglamentación que flexibilizó los requisitos para comandar vuelos comerciales y aseguran que “no está comprometido el trabajo de los argentinos”. No habría vuelos jueves y viernes.

 

Gremios aeronáuticos anunciarían este martes un paro de 48 horas para el próximo jueves y viernes en rechazo a una resolución de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que habilitó el ingreso de pilotos extranjeros para comandar vuelos comerciales en Argentina.

 

Así, este mediodía –a las 11– en el aeroparque Jorge Newbery, la cúpula de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) darán los detalles de las medidas a adoptar.

 

El gobierno nacional a través del Ministerio de Transporte y la ANAC modificó la “RAAC 61” permitiendo el ingreso y la validación automática de licencias pertenecientes a pilotos extranjeros. Los gremios denuncian que es reválida se hace “sin exámenes en Argentina que acrediten pericia y los máximos estándares de seguridad”.

 

“Con esta medida el Gobierno no solo prioriza el trabajo extranjero en el país en detrimento del trabajo argentino de calidad, sino que ataca directamente a los sindicatos del sector y a la aviación civil y general argentina, degradándola y precarizándola”, aseguraron desde APLA y UALA en un comunicado.

 

La resolución 895/2018 de la ANAC –publicada el 22 de noviembre en el Boletín Oficial– modifica el texto de las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil. Hasta hace unos días, a los pilotos se les imponía la obligación de rendir un examen teórico y otro de vuelo para que se acepte dentro del país la licencia que obtuvo en el extranjero. Ahora el organismo regulador se atribuyó poderes excepcionales y agilizó ese trámite. Antes demoraba 40 días y hoy solo 7.

 

El titular de la ANAC, Tomás Insausti, defendió la reglamentación que flexibilizó los requisitos para comandar vuelos comerciales y aseguran que “no está comprometido el trabajo de los argentinos”.

 

“En Argentina históricamente se exige la reválida y va a ser así siempre, a pesar que el viernes pasado en Lima la Organización de Aviación Civil Internacional firmó un acuerdo para la validación automática de las licencias, que ya suscribieron 7 países, y nosotros no lo hicimos”, explicó el ejecutivo.

 

Es un permiso puntual por 3 a 6 meses para formar a otros pilotos, y su experiencia y formación deben estar probadas.

 

Según los registros de la ANAC, la cantidad de pilotos instructores extranjeros es apenas el 1.5% del total. “Lo que hicimos fue modificar el procedimiento interno de revalidación porque no era bueno el que tenía el ANAC. Hay pilotos extranjeros que fueron revalidados, tal como permite la ley, pero eso no pone en riesgo el trabajo de nuestros pilotos. Algunos líderes gremiales quisieron meter este tema en el reclamo gremial”, sostuvo en declaraciones a radio La Red.

 

Insausti explicó que los instructores son extranjeros por el modelo de avión. “Del mismo modo que en un colegio o universidad enriquece tener instructores de distintos países, cuando tenes un instructor que tiene una habilitación especial de Boeing o de Airbus, que no solo tiene experiencia en Argentina, que tiene 10 mil horas de vuelo, está bueno que por un tiempo el piloto argentino sea instruido por alguien con esa experiencia”, señaló.

 

El funcionario destacó que en el país hay una industria que crece y de ninguna manera se promueve a los extranjeros. “La política aerocomercial promueve el empleo de pilotos argentinos como nunca se hizo en la historia”, subrayó.

 

Asimismo, Insausti ratificó que gran parte de esta medida es por los pilotos argentinos y no a favor de los extranjeros. “Hay muchos pilotos argentinos que se fueron del país y terminaron de hacer sus horas de vuelo y licencias en el exterior. Muchas veces revalidamos licencias extranjeras de pilotos argentinos para que vuelvan a trabajar al país”, enfatizó.

 

Desde el gobierno nacional aseguran que “no es una medida para dejar a los argentinos sin trabajo y contratar extranjeros, lo que es un planteo disparatado de los gremios locales instrumentado como herramienta de presión política y extorsión, con los pasajeros de rehén, como suelen hacerlo cada vez que se reúnen en asamblea”.

 

Cabe recordar que el gremio de APLA representa a los pilotos de Aerolíneas Argentinas, LATAM ARG, Andes, Avian Líneas Aéreas, y UALA a los pilotos de Austral (no alcanza a los pilotos de Norwegian y Flybondi), y de avanzar el paro de 48 horas, serían cientos de miles los pasajeros afectados.