Frigerio se baja de la lucha gubernamental en Entre Ríos

La unidad del peronismo en Entre Ríos marcó dos inflexiones para el Gobierno de Mauricio Macri. Por un lado, Cambiemos no podrá aprovechar la disputa del PJ en esa provincia y deberá ordenar a sus tres contendientes radicales ante un escenario de polarización. Por el otro, clausuró la posible precandidatura a gobernador del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que era promovido por un sector del PRO para pelearle la provincia al actual mandatario, Gustavo Bordet, que buscará la reelección acordando con todas las fuerzas Justicialistas.

 

“Salvo que se lo pida expresamente el presidente, la posibilidad de que compita en Entre Ríos es virtualmente nula”, explicó un funcionario cercano al titular de la cartera política, que tiene domicilio en la localidad ribereña de Villa Paranacito.

 

Frigerio ha sido protagonista de distintas especulaciones sobre su futuro político a partir del año próximo. Pero el desenlace de la trama entrerriana fortalece dos opciones: una candidatura para presidir el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que es conducido desde 2005 por el colombiano Luis Alberto Moreno, o continuar al frente del ministerio político en 2020 para acompañar un eventual segundo mandato de gobierno macrista.

 

La oficina washingtoniana de la presidencia del BID podría quedar vacante el año próximo por la dimisión de su actual titular. En ese caso, Frigerio se vería tironeado nuevamente por esa posibilidad, algo que pondría en duda su continuidad en el Poder Ejecutivo.