Flybondi: El Palomar ya se “cobró” una jueza que renunció por “violencia moral”

Una “tormenta perfecta” está azotando sobre el hiper promocionado aeropuerto de El Palomar.  Ocurre que, a poco de conocida la intención oficial de convocar a audiencia pública para llevar a cabo nuevas obras y actividades aeronáuticas, la jueza a cargo de investigar el impacto ambiental y la seguridad operativa de la estación aérea acaba de excusarse de la causa que define los destinos de esa terminal.

 

La decisión de Martina Forns de dar un paso al costado cayó como un balde de agua fría tanto en el Ministerio de Transporte, que foguea la consolidación de El Palomar como aeropuerto comercial, como en las oficinas de Flybondi, la “low cost” que al día de hoy aparece como la usuaria exclusiva y única beneficiada por la activación de la terminal.

 

Por estos días, Gobierno y compañía aguardaban por el regreso de Forns de sus vacaciones para oficializar la habilitación de nuevas rutas para Flybondi, justamente desde el aeropuerto que ahora está en el centro de la polémica.

 

Hasta el momento, el permiso vigente sólo habilita tres vuelos diarios en El Palomar, por lo que la decisión comercial de la firma de ampliar su oferta motivó que algunos servicios deban ser prestados desde el Aeroparque porteño.

 

El apartamiento de la magistrada bloquea la intención de ambos actores y obliga a esperar por una nueva designación que, en un plazo a definir, se pronuncie sobre un eventual incremento en el tráfico desde y hacia esa terminal aérea.

 

La salida de Forns ya se hace sentir en la estrategia comercial de Flybondi: casi a la par de conocida la decisión de la jueza, y ante la consulta de iProfesional, desde la firma reconocieron que las prometidas rutas hacia Corrientes y Jujuy, originalmente programadas para inicios de marzo, quedarán demoradas al menos hasta abril.

 

Al mismo tiempo, las fuentes consultadas reconocieron que incluso los vuelos desde la terminal porteña ya no son viables.

Desde Flybondi indicaron que la demora en la habilitación de nuevos servicios desde El Palomar motivará que, sólo en lo que queda del mes, unos 72 vuelos asentados en la hoja comercial de la firma sufrirán demoras o directamente cancelaciones.

 

El problema es que la compañía daba por hecho que iba a lograr ampliar las frecuencias desde la terminal de El Palomar a principios de marzo. Y, a partir de esa perspectiva, se lanzó a vender tickets que en más de un caso deberá devolver.

 

“Los pasajeros afectados ya fueron avisados sobre las modificaciones y se les ofreció una solución individualizada: la posibilidad de optar por cambiar sus aéreos sin costo extra, abrir el pasaje sin fecha determinada, o solicitar la devolución total del mismo”, indicaron a iProfesional desde la aérea.

 

Los motivos de la renuncia

 

La salida de la magistrada fue comunicada a través de un escrito que el Ministerio de Transporte acercó a este medio y en el que Forns informa su decisión de excusarse por motivos de “violencia moral”.

 

La jueza expuso como argumento lo dicho recientemente por el abogado Lucas Marisi, representante legal de una organización vecinal que se opone al funcionamiento aerocomercial de El Palomar por razones de seguridad y contaminación ambiental.

 

“Refuerza el criterio expuesto, que he tomado conocimiento que el letrado Dr. Lucas Marisi me ha acusado directamente y públicamente del delito de prevaricato en el canal Crónica TV”, expuso Forns.

 

Detalle de su pronunciamiento

 

Si bien la decisión de Forns todavía se encuentra a consideración de la Justicia, lo cierto es que todo se encamina hacia la búsqueda de un nuevo magistrado capaz de afrontar los cambios que ya se le cuestionan a El Palomar.

 

“No aguantó la presión y lo ocurrido con Marisi no es más que una excusa ante los duros cuestionamientos que venía acumulando su desempeño. Después de todo, habilitó las obras que se llevaron a cabo en el aeropuerto incluso cuando la misma Justicia impedía los vuelos. Terminó avalando un proceso que primero amagó prohibir. Los vecinos nunca aflojaron en el reclamo”, comentó a iProfesional un experto en el mercado aercomercial, en estricto off the record.

 

“Ahora se sabía que su regreso implicaba la habilitación de nuevas rutas para Flybondi desde El Palomar. Toda la industria lo daba por hecho más allá de la oposición en la zona del aeropuerto. El rendimiento de la compañía con sus aviones, con repetidos incidentes en sus vuelos, sumado a una terminal a la que le falta mucho para operar como un lugar seguro, terminaron pesando en su voluntad de seguir al frente de la causa. Eligió una salida más o menos elegante y tranquila”, añadió.

 

La mira en Flybondi

Toda esta flamante indefinición en torno a la identidad del magistrado que debe fijar el futuro inmediato de El Palomar incide directamente en los planes de Flybondi, la aerolínea que tiene a su entera disposición las instalaciones ya operativas de la terminal.

 

La salida de Forns, además de haber congelado los planes de la compañía de activar los vuelos a Corrientes y Jujuy, y complicó las prestaciones a Tucumán, Mendoza, Neuquén y Córdoba.

 

“En el último tiempo, y para mantener los vuelos programados, se trabajó con dos bases aéreas en simultáneo. Pero esa solución ya no es viable”, indicaron desde la firma, reconociendo que derivar pasajeros hacia Aeroparque casi de forma permanente no es negocio.

 

Precisamente esta conducta de la compañía, sumado a la sucesión de incidentes protagonizados por la aérea desde su inicio de operaciones en la Argentina, motivó una consulta ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) respecto de cómo viene siendo el desempeño de Flybondi en términos operativos y el cumplimiento de las normativas vigentes.

 

En ese sentido, desde el organismo reconocieron ante iProfesional que se discuten sanciones contra la aerolínea por violar pautas comerciales.

 

“Las multas que están en proceso de aplicación refieren a esos temas”, reconoció una fuente de ANAC. Otra voz consultada por este medio aseguró que, en concreto, Flybondi habría violado la banda tarifaria con algunas de sus promociones.

 

Al margen de esto, en la ANAC relativizan los periódicos problemas técnicos que vienen sufriendo las aeronaves de Flybondi e, incluso, dan por sentado que los incidentes son algo normal para las empresas que recién inician operaciones.

 

“El desembarco de la primera low cost es muy positivo para la Argentina. Cualquier compañía aérea nueva en un país tiene sus contratiempos hasta que se adapta al lugar. Flybondi opera de acuerdo a los estándares de seguridad requeridos. Y la ANAC como órgano de control verifica su actuación”, expusieron desde el organismo.

 

Audiencia que se viene    

 

Mientras esto se define, el Ministerio de Transporte formalizó la convocatoria para el próximo 28 de marzo a una audiencia para considerar proyectos de obras en El Palomar. En la vereda de enfrente, una ONG pide que se suspenda la actividad y advierte sobre posibles inundaciones.

 

Desde que Flybondi comenzó a utilizar la terminal, tanto la compañía como la estación aérea quedaron en el centro de la polémica a raíz de distintos imprevistos que se registraron. Ahora, tras un amparo judicial elevado por una ONG para que clausuren la ex base aérea, el Gobierno llamó a una audiencia.

 

La misma se realizará el 28 de marzo a partir de las 9 en la Biblioteca Popular Juan Manuel Giuffra, ubicada en la calle Capitán Joaquín Madariaga Nº 574 de Morón, en la provincia de Buenos Aires.

 

La resolución 186/2018, publicada hace pocos días en el Boletín Oficial, indica que el encuentro será presidido por el ministro Guillermo Dietrich, quien podrá ser asistido o sustituido por el Administrador Nacional de Aviación Civil, Tomás Insausti.

 

A partir del 12 de marzo de 2018 se habilitará el Registro de Participantes donde los interesados deberán inscribirse acompañando un informe que refleje el contenido de su exposición, como así también la documentación relativa a su objeto, en la Dirección de Mesa de Entradas, Notificaciones y Despacho del Ministerio de Transporte.

 

Vale recordar que la saliente magistrada Martina Forns, del Juzgado Federal en lo Civil y Comercial y Contencioso Administrativo de San Martín, habilitó el pasado 1º de febrero la operación de El Palomar con un máximo de tres aterrizajes y tres despegues diarios. El 9 de ese mismo mes el aeropuerto debutó con algunas complicaciones.

 

En los últimos días surgió un nuevo amparo contra la actividad del aeropuerto: quieren que la Nación lo cierre para que la Provincia realice estudios de impacto ambiental.

 

En Transporte informaron que hasta ahora se realizaron obras de mantenimiento en la pista y en julio comenzará la modernización de los hangares para convertirlos en un espacio que recibirá hasta un millón de pasajeros al año.