Finocchiario pactó, pero amenazó a los docentes: “no hay más lugar para paros”

Cuatro de los seis sindicatos que representa a los docentes universitarios aceptaron hoy la oferta salarial del Gobierno de entre el 24 y 26%, con cláusula de revisión, y de ese modo comienza a solucionarse en parte el conflicto que mantenía paralizadas las clases desde hace más de un mes.

 

Sin embargo, sorprendieron las agresivas declaraciones del ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, durante una conferencia de prensa que ofreció para realizar el anuncio.

“No hay más lugar para paros”, sentenció el funcionario, al tiempo que advirtió que serán descontados a los trabajadores los días que hicieron huelga.

 

La negociación estaba trabada desde marzo, ya que el gobierno insistía con ofrecer un 15% de aumento, lo cual resulta irrisorio ante los pronósticos que colocan la inflación anual en torno al 40%.

Ahora, este acuerdo alcanzado otorga un incremento de entre el 24% y el 26% a pagarse con el sueldo de octubre, al tiempo que contempla revisiones en diciembre y a principios del próximo año.

 

Los sindicatos que aceptaron la propuesta oficial fueron Conadu, UDA, FAGDUT y FEDUN. En tanto, Conadu Histórica lo rechazó, y Ctera, que no participó de la reunión en el ministerio, aún no dio su respuesta.

De todos modos, las organizaciones que firmaron el acuerdo aclararon que mantienen en pie el paro del jueves próximo, en adhesión a la huelga que convocó Ctera en reclamo de mayor presupuesto para Educación.