Publicado el 16/8/2010 a las 22:19

Fiesta de Disfraces: más haber que debe

Fiesta de Disfraces: más haber que debe

Actualización: Para seguir las novedades de la Fiesta de Disfraces 2011 sigan este link.

Pasó otra edición, la 12ª, y una vez más Paraná se conmovió con la Fiesta de Disfraces más importante de Argentina. Los organizadores sacaron otro “aprobado”, con “bueno”, pero hubo detalles que siguen sin mejorar y unos aspectos que empeoraron aunque bien vale no enarbolar una bandera de crítica acérrima pues consideramos que por alguna razón algo extraña-, de treinta mil asistentes previstos entre los adquirentes de las entradas correspondientes, se contabilizaron aproximadamente diez y veinte mil más, según responsables del Operativo de Seguridad. Al final de la nota, la galería de fotos. Si querés mandá la tuya a hola@cuestionentrerriana.com.ar.

Hete aquí lo que rotulamos como “extraño”. Si supuestamente se vendieron “entre veinticinco mil y treinta mil tickets”, tal cual lo informado desde la organización un día antes, ¿¿¿por qué se apreció una cifra superior, que para algunos medios y hasta para miembros del Operativo de Seguridad, llegó a superar los cincuenta mil???…

De más está decir, suena a obvio, que los organizadores se han caracterizado por montar -más que correctamente un espectáculo- durante una década algo que les ha cerrado casi con exactitud en cuanto a cálculo de concurrentes.

Reiteramos… Un día antes, desde la Organización, al solicitárseles vía celular unas entradas para comprar por parte de un reconocido basquetbolista de Liga para tres turistas cordobeses, se nos dijo que solo restaba “el balance de algunas entradas puestas a la venta fuera de la ciudad y que hasta ese momento se había incrementado de veinte a veinticinco mil boletos puestos a la venta en nuestra región”.

Pero de pasar tan abruptamente a casi cincuenta mil asistentes es una diferencia demasiado grande, más aún, en pocas horas.

Lo cierto es que la venta normal arrancó a $ 30, luego pasó a $ 40, después a $ 60, posteriormente a $ 80 y finalmente a $ 100, en tanto que hubo algunos muy buenos negociantes que la pusieron en el mercado “negro” hasta a $ 200.

Pero eso es común. Ley de oferta y demanda. Sin embargo es “normal” hablando de un número PREVISIBLE.

Pasar de pronto a una masa de compradores, que mute de modo tan exagerado, MÍNIMAMENTE SORPRENDE pues todo Operativo de Seguridad o detalles organizativos CAEN ESTREPITOSAMENTE con semejante multitud que a priori no se esperaba.

Así entonces, de movida se apreciaron innumerables dificultades para acceder al Predio. Hubo asistentes que en un momento debieron ingresar por la entrada que se había planteado para los VIP o Classics, a raíz de haberse desbordado el sector preestablecido.

También -en esa instancia- pudo constatarse que no hubo cacheo ni verificación de accesorios de disfraz, como no se puso mucho acento en la comprobación de autenticidad de los tickets, seguramente -INSISTIMOS- por como se rebasó todo, lo que se agravó con un incidente en el cual una jovencita sufrió un golpe severo por una barrera que literalmente la aplastó, felizmente sin consecuencias y hasta pudo disfrutar de la velada según supimos a través de Twitter.

En cuanto al reordenamiento vehicular, hubo muchas quejas de variado tono por tener que caminar tanto por los cortes establecidos y otro tipo de reclamos se vinculó a que solo las entradas VIP o Classics tuvieron derecho a estacionar en zona lindante y el resto debió dejar muy lejos sus vehículos sin la misma seguridad que en la primer área citada.

No faltaron inquietudes inherentes a que instituciones benéficas pudieron montar playones extraordinarios para la ocasión.

Adentro

Una de las demandas más sentidas fue la ubicación y dinámica de las barras.

Sobraron recriminaciones en cuanto a la funcionalidad de los baños, y fue algo que despertó como idea que se podría contratar a Personal de Limpieza el cual acceda a los mismos por turnos para así brindar un reacondicionamiento más continuo y de éste modo se otorguen medidas básicas de higiene y salubridad.

No fueron pocos los varones que se vieron orinar fuera de los mismos no porque estuviesen ocupados sino pues era harto imposible aguantar los hedores de dichas unidades sanitarias.

Vale decir que faltó señalización o cartelería más visible o por qué no, Promotoras Guías para dilucidar ubicaciones de carpas y otras zonas.

El Samba funcionó hasta las 4 y no como el Barco Pirata del año pasado que siguió hasta el cierre. Tal vez hubo algún desperfecto técnico que dejó a varios abajo.

Estaría bueno que la organización disponga de micros, combis o camionetas -de ser necesario por la magnitud de los trajes- para que los asistentes puedan trasladarse ida y vuelta con horarios predeterminados desde, por ejemplo, Plaza de Mayo hasta el Predio y viceversa.

A propósito, vimos el bus inglés El Paranaense, aunque no hallamos info clara respecto a qué hacía en la zona de salida.

Aplausómetro

Decir que casi no hubo peleas, salvo simulacros o algún que otro empujón y amenazas, habla de una eficaz seguridad en un aspecto que a veces mete miedo en la noche paranaense. Aplausos…No… Ovación…

Excelente el Bar Sentidos de Paty y Mc Cain. De muy buen gusto.

Buenos precios en las bebidas y promociones copadas.

Excelente la música en la carpa de electrónica y bastante buena en la que los DJ’s evocaron los 80/90.

Nos contaron (no lo vimos…) que en la zona VIP o Classic todo estuvo PERFECTO. Vale la pena consignar que pagamos nuestra entrada al no contar con la acreditación pertinente y por ello no accedimos a esos sectores privilegiados.

La salida fue mucho más ordenada que la entrada.

Los más y los menos

En la ocasión hubo como una merma de calidad en los disfraces. Quizás influyeron los costos aunque nos quedó la sensación que faltaron ideas, lo cual en cierta forma pudo tener vinculación con que es obvio después de tantas fiestas no abunde la originalidad. Hubo excepciones, claro, y las reconocemos con esta selección de los mejores (a nuestro juicio, según lo que pudimos ver) individuales y grupales:

Individual

1) Sapo Pepe

2) Sombrereros locos (Alicia en el País de las Maravillas) -de lo más reiterados-

3) Facebook

4) Tetra Brick de Vino Toro

5) Hombre destripado

6) Hombre 8 bit

7) Estatua de la Libertad

8) Mono Espacial

9) Diana Arroz.

Grupal

1) Los marcianitos de Toy Story

2) Camión de Bomberos

3) Ovni

4) Una especie de ángeles o extraterrestres con luces en los ojos y en los trajes tipo plateados (estaban en la pista electrónica) junto a otros vestidos de negro también con mangueras de luces tipo neón

5) Avatar (hubo varios, individuales y grupales, pero casi todos estuvieron muy buenos).

También cabe destacar un grupo de chicas esquimales, las Barbie, los Cirujanos y los arlequines. Cada uno de ellos muy bien lograda la “puesta en escena”. De idéntica forma impactaron  el grupo de Zapatillas y el Caballo de Troya.

 

Los más vistos

También estuvieron los “infaltables”, en casos varios reiterados -aunque algunos realmente bonitos- como fueron: Scream (muchos), Presos, Ricky Fort (muchísimos), Guasones de Batman, Superhéroes (de todo tipo), Bufones, Willy Wonka, Mario Bros, Marineritas, Conejitas, Pitufos, Diablitos y Diablitas, Árabes, Mano Santas, Payasos, Monjas, Curas, Monjes, Papa Noel, Vaqueros, Vaqueras, Soldados, Dráculas, Vampiresas, Gatúbelas, Indiecitas, Angelitas, Tigresas, accidentados, médicos, enfermeras, etc.

Muy buenos algunos mascarones.

Reflexión final

Está claro que la Fiesta de Disfraces es un sello distintivo de la ciudad y no es poca cosa que haya sido declarada de Interés Provincial.

La capital entrerriana nuevamente se vio sacudida por éste mega-acontecimiento que nos deja muy bien parados a nivel nacional y hasta internacional.

Nos encantaría que siga creciendo y para ello hay que rescatar lo bueno y lo malo. De nada sirven los elogios fáciles como tampoco son buenas las críticas ácidas.

Lo aquí descripto tiene muchísimo de objetividad y algo de subjetividad pero con la mejor onda. Felicitamos a los organizadores y esperamos darle mayor calidad a nuestra cobertura para el próximo año. Recordamos que ésta fue nuestra 1ª Fiesta pues Cuestión Entrerriana nació tímidamente allá por septiembre del año pasado.

Ojalá que en la 13ª edición gocemos de tan magnífica Fiesta, por qué no montada sobre un VERDADERO “Disfrazódromo”, imitando el “Corsódromo” gualeguaychuense. Y viene a colación la idea por haber presenciado como se enchufó la gente en las tribunas, aditivo que le dio más espectacularidad a la velada.

A continuación, algunas fotos de Cuestión Entrerriana y otras enviadas por lectores:

Etiquetas: , , , , , ,