Falabella cerró una de sus grandes tiendas de la calle Florida

La calle Florida pasa por su peor momento, pese a tener el costo del metro cuadrado más bajo para alquiler, tiene más locales vacíos que en el 2001. El fin de semana pasado hasta la mega tienda Falabella ubicada en Florida al 600 cerró sus puertas.

 

Si bien desde el año pasado el gigante chileno amenazaba con no renovar el contrato, finalmente cumplió su promesa. En la peatonal, sólo dejó abiertos dos locales. La compañía decidió ajustar su operación local en el microcentro.

 

Considerada el grupo de retail líder en Latinoamérica por su facturación desembarcó en el país en la década del ’90. Además de los locales de Florida, cuenta con tiendas en los shoppings Unicenter, Alto Avellaneda, DOT, Tortugas Open Mall y tiene presencia en Mendoza, Córdoba, Rosario y San Juan.

 

Ante la consulta de BAE Negocios, Falabella Argentina señaló: “Frente al vencimiento del contrato, a partir del lunes 18 de febrero unificamos las operaciones en Florida 202 y 343. Como parte de este proceso, todos los colaboradores que allí se desempeñaban, fueron reubicados”.

 

Pese a que se anunció el desembarco de la cadena brasileña Renner, que justamente viene a competirle mercado, con la apertura de tres tiendas en Argentina, la caída en las ventas obliga a los chilenos a replegarse.

 

Desde Falabella explican a BAE Negocios que “estamos potenciando nuestra presencia en el país. Así lo demuestra la inversión de más de $200 millones realizada en la remodelación y ampliación de la tienda ubicada en el Mendoza Plaza Shopping, reinaugurada el 10 de diciembre”.

 

No es la única compañía internacional que se repliega, hasta Coca Cola FEMSA presentó el procedimiento preventivo de crisis para su planta de Alcorta en Pompeya. La caída en las ventas, sumada a la alta inflación que no permite trasladar todos los aumentos a precios y las altas tarifas, explican algunas de estas decisiones.

 

Con recorrer algunas cuadras de la calle Florida se puede ver la gran cantidad de locales vacíos, no sólo la esquina de Corrientes y Florida que ocupaba Burguer King; sino hasta en la intersección con Lavalle que tiene dos de los grandes locales de las esquinas vacíos.

 

Marcelo Zuliani, gerente comercial de Colliers Internacional, planteó: “La vacancía de locales en Florida superó los dos dígitos, la peatonal pasó de ser la calle comercial más cara de Latinoamérica a la más barata. La caída en el consumo hace que haya mucha oferta de locales vacíos y muy poca demanda”.

 

A la hora de renovar contrato, cada vez son más largos los tiempos de negociación: “Muchas grandes empresas que tienen contratos en dólares están exigiendo una renegociación con una baja que ronda entre el 5 y el 15%. La baja en la facturación los perjudica y algunos ya no dan más, esperan que se reactive el turismo, pero cuesta”, explica Zulliani.

 

Caminar por la calle Florida muestra un panorama cada vez más desolador en algunas zonas que tienen hasta ocho locales vacíos por cuadra. No sólo las Pymes sufren la caída en el consumo, hasta las marcas internacionales como Fallabella se ven afectadas.