Publicado el 15/5/2017 a las 22:29

Extraoficial: presidente y vice serían representantes de la FBER ante CABB

Extraoficial: presidente y vice serían representantes de la FBER ante CABB

ESPECIAL (por Francisco Pancho Calderón).- El 28 de abril, en horas de la siesta, la Asociación Paranaense de Basquetbol oficializó mediante un Parte de Prensa, quienes serán sus representantes ante la Confederación Argentina de este deporte, para propender a mediar con la Federación de Básquet de Entre Ríos en el conflicto que pone en vilo al baloncesto de nuestra Provincia. Hoy, la FBER continúa sin dar a luz su nómina de emisarios, aunque -extraoficialmente- habrían sido designados por las Asociaciones del Interior, el presidente Ing. Carlos Álvarez y el vice, Julio Isaías Giménez.  

 

El viernes 28 del pasado mes, la Asociación Paranaense de Básquet dio a conocer que los dirigentes Julio Galuccio y Orlando “Chungo” Butta representarán a Paraná ante la Confederación Argentina de Básquetbol, para dar inicio a la mediación con la Federación Entrerriana.

El Consejo Directivo de la Asociación Paranaense de Básquet resolvió brindar su voto de confianza sobre los precitados dirigentes, para que éstos representen a Paraná en la convocatoria que realizó la CABB un día antes, priorizando -criteriosamente- escindir de esta búsqueda de conciliación a su máximo referente, el Ing. Leandro Blanc.

 

Vale recordar que el 27, también en horas de la tarde, la Confederación Argentina emitió sendas misivas a la APB y la FBER, comunicando su intervención como Tribunal Arbitral, suspendiendo la ejecución de resoluciones o sanciones dictadas en ocasión del conflicto, hasta tanto se resuelva el diferendo arbitral, determinando que ninguna de las partes podrá adoptar en el plazo fijado decisión de su Órgano Directivo o de su Asamblea, medida alguna que pueda entorpecer o alterar el proceso.

 

La CABB, estableció que las partes deberían, dentro del plazo de cinco días de notificadas, designar a dos representantes, uno titular y otro suplente, quienes de modo conjunto constituirían domicilio especial de modo electrónico para recibir las notificaciones del presente proceso y tendrán facultades de notificarse de los reglamentos y funciones que se aplicarán en dicho sumario.

 

La APB actuó con una celeridad loable y se pronunció públicamente, primero suspendiendo la Asamblea Extraordinaria convocada para ese jueves, celebrando la interposición CABB y posteriormente, designando a Galuccio y Butta como legados, poniendo de relieve que “Paraná buscará llegar a esclarecer situaciones, a acercar posiciones y a desarrollar un plan estratégico para el básquet de Entre Ríos; sin revanchismos, apoyándose en los documentos, la buena fe y el sentido común”.

 

El 28 de abril a las 14.55, vía su perfil de Facebook y cuenta de Twitter, y a través de su página web, sin constatarse allí fecha de emisión, la Federación de Basquetbol de Entre Ríos divulgó la recepción de la resolución aludida por parte de la Confederación Argentina de Básquet (CABB) sin formularse un aviso personalizado a la prensa.

 

La FBER señaló un “total acuerdo con los términos de la resolución y cumplirá con el encuadre de la misma, continuando como siempre en la senda del respeto absoluto a la estructura orgánica del básquet argentino”.

 

El 9 de mayo en las últimas horas de la tarde, la Asociación Paranaense de Basquetbol informó que la CABB anunció que la audiencia de mediación será el jueves 18 del corriente en Buenos Aires, donde se intentará que las partes por sí mismas acerquen posiciones y resuelvan sus diferencias, sin el dictado del laudo arbitral correspondiente, pero con representación y asesoramiento suficiente como para arribar a un entendimiento.

 

En caso de fracasar  dicho procedimiento conciliatorio,  las partes deberán -dentro de un plazo de 10 días  hábiles de notificadas- formular por escrito la totalidad de sus reclamos con la documentación pertinente que considere atinente a probar la razonabilidad y justicia de sus pretensiones. Del mismo,  se cursará oportunamente traslado a la otra parte para que formule en el mismo plazo sus defensas aportando para ello toda la documental que fuere pertinente.

 

Cumplido ello, se dictará el laudo arbitral en el plazo legal pertinente, con las consecuencias que ello implica.

 

Mientras que desde la FBER hubo notable Silenzio Stampa, la Asociación Paranaense de Básquetbol destacó que -oportunamente- hizo pública la decisión del nombramiento de Julio Galuccio y Orlando Butta como representantes, titular y suplente respectivamente, ante la CABB y se puso de relieve que la APB sumó más dirigentes y asesores técnicos para elaborar la estrategia para defender la postura de los clubes de Paraná y la región; reunir la documentación que se crea conveniente, llevando a la Confederación “una postura conciliadora, sensata, para que sea una verdadera oportunidad de resolución del conflicto con FBER”.

 

Hoy, siendo las 21.55 hs. del 15 de mayo, a tan solo tres días de la concreción de tan trascendente cónclave, la Federación de Basquetbol de Entre Ríos no ha participado, ni siquiera a través de redes sociales o su web quienes la representarán.

Sin embargo, EXTRAOFICIALMENTE, podemos adelantar que dicha responsabilidad recayó por la petición de todas las Asociaciones del Interior, en el presidente Álvarez y su vice, Giménez (máximo dirigente del baloncesto villaguayense y uno de los más leales apóstoles).

 

Una decisión que sorprende pues, sabiendo que en los últimos tiempos la conflagración se había profundizado teniendo por actores centrales a los presidentes de APB y FBER en un ir y venir de declaraciones e intercambios epistolares, Paraná tuvo el gesto sagaz y prudente de aislar a Blanc de tan particular proceso, exteriorizando una notoria y saludable tendencia a remediar diferencias no sin promover la defensa de sus derechos inalienables, a través de otros actores.

Las Asociaciones del Interior ratifican la concentración del poder de definiciones en un presidente que, justamente durante todo su ejercicio ha desarrollado su labor con imperioso respaldo de sus afiliadas, salvo de la Capitalina.

 

¿Es incorrecto? ¡Para nada! Álvarez fue nominado. No se auto-designó. Al menos, eso nos indicaron fuentes confiables desde la Entre Ríos profunda.

Sin embargo, en el terreno subjetivo, consideramos que no fue una jugada perspicaz, lúcida, sagaz.

 

Álvarez pudo DESconcentrar tanta atribución. Tuvo en sus manos la chance de confiar, encomendar en otro dirigente la responsabilidad de propender a pacificar tanta beligerancia, tanta hostilidad infructuosa y salir del centro de la escena con una actitud indulgente.

No… Aceptó el ser ungido y se mantiene incólume en el primer plano de lo que debería ser una búsqueda de avenencia a partir de la intervención de otros protagonistas no “contaminados” por las disputas retóricas o discursivas que directa o indirectamente confluyeron en semejante ruptura.

 

Aclaramos… NO cuestionamos a Álvarez. Él solo consintió al deber que se le confiriera. Son las Asociaciones del Interior las que descansaron en su sapiencia, en su capacidad, quizás reconociendo que no hay otra personalidad de su estirpe para amparar y/o patrocinar sus legitimidades.

Y da para la reflexión. Casi dos décadas de gestión de Álvarez, interrumpida por su labor en la Secretaría de Deportes de la Provincia, o por diferentes licencias. Pero una vasta trayectoria, rica por cierto, para un dirigente que hoy, luego de tantos años al frente de la FBER, pareciera continuar siendo considerado como un “talismán” irremplazable.

¿O tal vez, no es “pareciera” sino que NO HABRÍA potenciales sucesores para un líder de las características de Álvarez? Complejo de discernir y/o hasta de interpretar cabalmente. Son muchos años que pudieron servir de formación, de aprendizaje junto a un referente directriz de notable peso hasta internacional.

 

El mismo Álvarez ha sido categórico: “Este no es un problema entre la Federación y una de sus afiliadas. Es un problema entre la actual directiva de una de las afiliadas (APB) y todo el resto del basquetbol entrerriano que ha sido ya expresado en reiteradas declaraciones de repudio a su accionar de todas las otras Asociaciones”.

Ahora bien… TODO el resto del baloncesto provincial lo sindica junto a uno de sus históricos más fieles acompañantes (Giménez), para que oficien de “representantes”. ¿No es una contradicción? ¿No era EL MOMENTO para que concurran a Buenos Aires emisarios de otras Asociaciones o personalidades del básquet del Interior que no hayan estado involucrados en tan ríspida contienda? ¿No existen otros heraldos o diplomáticos facultados para ese cometido?

 

¿Toda una señal quizás…?

Etiquetas: , , , ,