ETACER-Fluviales-CNRT en la mira: Retroceder… ¿nunca? Rendirse… ¡Y, depende del negocio…!

La Comisión de Coordinación de Transporte Urbano y Suburbano Nº 3 Santa Fe – Paraná, integrada por funcionarios de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos y de las municipalidades de ambas capitales propusieron que la Comisión Nacional de Regulación del Transporte autorice a las empresas de colectivos Fluviales y Etacer a transportar pasajeros parados. Un retroceso burdo, grotesco que esperemos la CNRT no avale.

 

La medida, “excepcional” según se aclaró, sería para acortar las largas esperas que se producen durante las horas pico y sobre todo en la temporada de cursada de los estudiantes universitarios. La iniciativa sugiere permitir una persona parada por fila de asientos y eso incrementaría en un 25% la cantidad de pasajeros transportados por hora, según se calculó.

 

También, ponen como ejemplo que esas excepciones se autorizan en colectivos que unen las ciudades de Buenos Aires y La Plata, como así también Corrientes y Resistencia. Entre los argumentos expuestos está que un 70% del recorrido de esos colectivos interprovinciales se da en zonas urbanas.

 

La CNRT dispuso en 2013 que las empresas de colectivos que prestan el servicio interurbano entre Santa Fe y Paraná (y viceversa) no transporten pasajeros parados y que solo pueden vender la cantidad de pasajes hasta completar los asientos de los coches, de acuerdo a la normativa nacional que prohíbe pasajeros parados en micros que transiten por autovías.

 

Sin embargo, al limitar la cantidad de transporte de pasajeros por coche y no incrementar el número de unidades se producen filas que determinan esperas de hasta dos horas en las terminales. Organizaciones estudiantiles reclamaron durante todo el año pasado medidas por parte de las empresas para aliviar esa situación, aunque no obtuvieron respuestas.

 

“La idea es solicitar autorización para poder transportar un pasajero parado por cada fila de asientos lo cual descomprimiría muchísimo las colas que se dan en la Estación Terminal de la Ciudad de Paraná, en horarios pico”, pone de relieve la nota que publica El Diario y que con fecha 29 de enero fue firmada por el secretario de Transporte de la Provincia de Santa Fe, Marcelo Duquez; el secretario de Planeamiento de la Movilidad de la Municipalidad de Santa Fe, José Roura; por Juan Jaurena, de la Municipalidad de Santa Fe; por el secretario de Servicios Públicos de Paraná, Ricardo Frank y el director de Transporte de Paraná, Carlos Domínguez; y el delegado de la CNRT y director de transporte de la Provincia de Entre Ríos, Eduardo Mozetic.

 

“Continuando con el intercambio de opiniones por parte de los integrantes y colaborando con la exposición del representante de la Municipalidad de Santa Fe surge el tema de que las empresas puedan transportar pasajeros parados. Esta situación repetitiva año a año se da al inicio de las clases de las universidades en ambas ciudades, la afluencia de usuarios en los horarios de 7 a 8 de la mañana resulta mayor a la oferta del servicio que ofrecen conforme cupo de kilómetros autorizados para abastecerlos y el que surge de los diagramas de servicios propuestos por ambas empresas (Transportes Fluviales del Litoral S.A. y Etacer S.R.L.) Que dicha carga resulta puntual y por un tiempo determinado, atenuando la misma a partir de los inicios de clase a medida que transcurre el desarrollo de las clases regularizando su demanda a partir de los meses de mayo”, continúa rezando el acta.

 

Luego, reconoce el “permanente reclamo de los usuarios” que deben concurrir “en horarios previos a las salidas indicadas y comenzando a quedar un público residual en la franja horaria sin certeza de la hora de salida”.

 

En consecuencia, la Comisión Biprovincial “solo encuentra” como alternativa proponer esa autorización a la CNRT.

 

Más servicios

 

La propuesta que se detalla es “ampliar los kilómetros autorizados necesarios para abastecer correctamente la demanda, esto redundaría en mayor cantidad de servicios hora”.

 

También, “autorizar la modificación de las características de la prestación ya que la determinación de asignación de media distancia por autopista en un corredor que en el 70% de su recorrido existen servicios urbanos de transporte de pasajeros en colectivos con unidades de esta característica, que a su vez la autovía hoy tiene la circulación y normas de urbana por lo que debería existir la posibilidad de transportar usuarios parados con la limitación de un pasajero por línea de asientos, con lo cual limita la cantidad de pasajeros a transportar”.

 

Según la comisión, esa medida permitiría que en las horas pico la capacidad de los colectivos se ampliaría un 25%, alrededor de 200 pasajeros por hora y mitigaría en parte la congestión que se produce en la temporada de mayor demanda.

 

“Esta solución permitiría ampliar las ofertas de hora pico en un 25% o 200 pax/hora lo cual mitigaría gran parte de la congestión, aceptando que este tipo de excepciones que producen un acto puntual de demanda sobre una oferta que resulta según las estadísticas adecuada a la demanda, la incorporación de un refuerzo especial dentro de las consideraciones técnicas y económicas para sostener el sistema de movilidad de ambas ciudades sin perder los objetivos de sustentabilidad. Este formato de excepción se puede observar en servicios similares como La Plata – Buenos Aires o Corrientes – Resistencia”, resalta la nota.

 

Finalmente, se solicitó al delegado de la CNRT la coordinación de una reunión con el director de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Pablo Castano, a fin de plantear la problemática presente.

 

Reflexión

 

Si esa es la “ÚNICA” alternativa nos encantaría analizar, evaluar si los integrantes de la precitada Comisión Biprovincial tienen la imprescindible capacidad para estudiar, para evaluar esta delicada problemática que en verdad solo tiene una vía de solución y sobre la cual hemos revelado nuestra posición en reiteradas Editoriales: exigir a las empresas que pongan más coches y se respeten las rutinas.

 

En ya innumerables espacios de este humilde Diario Digital hemos puesto de ejemplo el enlace vial entre Córdoba y Carlos Paz (37 Km.), donde hay no menos de cuatro empresas que cumplen el recorrido periódico, pasando micros cada 10 minutos aunque con un costo que oscila entre los $ 85 y los $ 95.

De más está decir, que NO ESTÁ PERMITIDO que viajen pasajeros parados, y las unidades son impecables.

 

Por consiguiente, reafirmamos un concepto: estudiantes, docentes, trabajadores quieren unir Paraná-Santa Fe con mayores y mejores frecuencias. Es un clamor al unísono. Ahora bien, ¿están dispuestos a subir el costo del boleto para que las empresas se queden sin excusas y de una buena vez por todas ofrezcan un servicio perfecto?

 

De lo contrario otra postura: ¿y si se abre el mercado para que otras empresas desembarquen como competencia?

Sería espléndido que quienes firmaron el acta para RETROCEDER nos contesten.  Como sería fantástico que desde la CNRT actúen de manera coherente e impidan semejante absurdo.

 

El espacio está a entera disposición para exponer posiciones. Lo único que pedimos es sensatez porque venimos en las últimas horas asombrándonos con el tenor que han tomado diferentes foros donde el estudiantado en general apoya la medida de volver a viajar parados con tal de no hacer eternas colas y perder micros, pero a la vez se refuerza la pretensión de no seguir sufriendo aumentos en el pasaje interurbano.

 

Difícil entonces hallar remedio si los empresarios tampoco pueden invertir convenientemente y sus números de manera inequívoca terminan “en rojo”.

Un tema complejo, de profundo, exhaustivo estudio, y no de decisiones mediocres o simplistas como el haber siquiera meditado regresar a la vieja época de viajar incómodos y de manera insegura.

 

Los pasajeros tienen TODO el derecho a EXIGIR, pero también deben saber que el empresario afronta innumerables costos por mantener dicho servicio.

¿Y si un día los dueños de ETACER y Fluviales dicen “hasta acá llegamos”? ¿Van a ser los malos de la película? ¿Por qué no probar con aceptar un sinceramiento de las tarifas y a partir de ello, si fuese necesario, exhortar al empresariado a (por fin…) reinvertir convenientemente?

 

De hecho, no podemos obviarlo, son cada vez más los estudiantes de Paraná que optaron por alquilar en la vecina orilla departamentos o pensiones. Si ello se recrudeciera, no es descabellado pensar que ETACER y Fluviales al perder el grueso de pasajeros se vean obligadas a abandonar el mercado.