Encuentro en Pilar: desafíos para una Pastoral de las Comunicaciones

Más de 85 delegados diocesanos de comunicación y oficinas de prensa, provenientes de unas 40 diócesis del país, participaron del II Seminario de Formación para Delegados diocesanos de Comunicación Social, que con el lema “Ser comunicadores para la comunión” se realizó en la casa de retiros El Cenáculo – La Montonera, de Pilar.

Monseñor Agustín Radrizzani SDB, arzobispo de Mercedes-Luján y presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, reflexionó sobre los desafíos y compromisos de la Pastoral de las Comunicaciones en la Iglesia en Argentina hoy. El prelado insistió en la importancia de “caminar juntos, fomentando una mesa común, y haciendo y siendo la casa común”.

El encuentro se inició el viernes con las palabras de bienvenida del presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, monseñor Agustín Radrizzani SDB, arzobispo de Mercedes-Luján, luego de lo cual, los participantes de las ocho regiones pastorales del país realizaron, con la coordinación del secretario ejecutivo de la comisión, presbítero Jorge Oesterheld, un intercambio pastoral y compartieron sus expectativas para el Encuentro.

Tras un breve intermedio, se dio la bienvenida al nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, invitado para compartir el espacio de la tarde con los comunicadores.

El presbítero Oscar Santiago Rigoni, de la diócesis de Concordia y delegado de la Región Pastoral del Litoral, hizo una presentación del camino recorrido durante los últimos años por la Comisión Episcopal y el equipo de delegados regionales.

Luego, Cyntia Romero, delegada de la Región Pastoral del Nordeste Argentino (NEA), y Jimena Ciuró, delegada de la Región Platense, presentaron una síntesis del relevamiento de los actuales medios de comunicación de la Iglesia en la Argentina.

Terminadas estas presentaciones, el nuncio apostólico dirigió unas palabras a los delegados presentes, en las que destacó “lo importante que es comunicar la Buena Noticia, no solo ad intra, sino también hacia afuera de la Iglesia”, y afirmó que “un comunicador católico no es solo un discípulo-misionero, sino un promotor de la comunión en el interior de la misma Iglesia, llamado a ser constructor de Iglesia, de comunión.”

Al término de las palabras del Nuncio, los delegados diocesanos presentaron al representante pontificio sus inquietudes en el campo de las comunicaciones sociales.

La jornada concluyó con la Eucaristía, presidida por monseñor Radrizzani y concelebrada por los demás miembros de la Comisión Episcopal de Comunicación Social: monseñor Ramón Dus, arzobispo de Resistencia; monseñor Alfonso Delgado, arzobispo de San Juan de Cuyo, y monseñor Eduardo García, obispo auxiliar de Buenos Aires, y una decena de sacerdotes.

Cómo generar una cultura del encuentro

El sábado por la mañana se reflexionó sobre el contenido de la Pastoral de la Comunicación y sobre los desafíos que nos plantea la elección del Papa Francisco. Sobre este tema, se proyectó un video-mensaje, grabado por la doctora Susana Nuin, secretaria ejecutiva del Departamento de Comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), quien motivó a los delegados a “generar una cultura del encuentro, dialogando con todos, y haciendo de la Iglesia una casa para todos.”

En un segundo momento, el presbítero Jorge Oesterheld, secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal de Comunicación, compartió con los delegados diocesanos el camino realizado por la Comisión durante los últimos 5 años, destacando que “hemos aprendido una forma de trabajar, retomando el camino que se venía haciendo”.

Por la tarde, Carlos Correa y Daniel Cabaña, miembros del comité RIIAL (Red Informática de la Iglesia en América Latina) expusieron sobre la pastoral de las comunicaciones y la utilización de las nuevas tecnologías. En su presentación, destacaron la importancia del uso de las nuevas tecnologías al servicio de la evangelización y de la Misión Continental.

Luego de la pausa, el presbítero Oesterheld y Virginia Bonard, de Prensa de la Vicaría de Pastoral del arzobispado de Buenos Aires, realizaron un trabajo de taller sobre el trabajo de las Oficinas de Prensa Diocesanas, con la participación de todos los delegados diocesanos.

La jornada concluyó con la Eucaristía, presidida por monseñor Ramón Dus, arzobispo de Resistencia y miembro de la Comisión Episcopal de Comunicación Social.

Compromisos para cada región

Durante el domingo, luego de la oración inicial, los delegados trabajaron por Regiones Pastorales, estableciendo nuevos desafíos y compromisos para cada región.

Daniel Cabaña, director del Centro RIIAL Guadalupe, tomando lo dialogado con los delegados regionales, y respondiendo a los nuevos desafíos que se presentan en cada región, propuso pensar un nuevo espacio virtual, para un nuevo tiempo de Misión. Retomando un aporte de la doctora Susana Nuin, secretaria ejecutiva del Departamento de Comunicación del CELAM, Cabaña proponía: “tanto en lo presencial como en lo virtual, ¿nos animamos a construir y habitar la casa común?”

En tanto, monseñor Radrizzani reflexionó sobre los desafíos y compromisos de la Pastoral de las Comunicaciones en la Iglesia en la Argentina hoy.

El prelado insistió en la importancia de “caminar juntos, fomentando una mesa común, y haciendo y siendo la casa común”.

El Seminario finalizó con la celebración de la Eucaristía, presidida por monseñor Alfonso Delgado, arzobispo de San Juan de Cuyo y miembro de la Comisión Episcopal de Comunicación Social.